Praga (Parte 3) Plaza de Wensceslao y Muro de Lennon

Muchas veces me encontré con fotografías en sitios de internet que me llevaban a soñar con un lugar hasta que llegaba el día de visitarlo y lo único que esas imágenes sobre editadas y tomadas en situaciones excepcionales (sin gente, sin turistas, colores de cielo irreales) lograban era generar un enorme decepción al comprobar que eso no existía. Esa fue una de las razones por las que empecé el blog, quería mostrar estos lugares como son. Al menos como son en el 90% del tiempo. El lugar que corresponde a la fotografía es exactamente como aparece en todas las fotografías que vi. Es tan hermoso que me llevó hasta las lagrimas.

Pero visitaremos esto más adelante.

Hoy nuestro recorrido inicia en el portico de entrada al Castillo. Desde aquí vamos en dirección contraria a este para encontrar el Loreto.

Vemos a las torres de la Iglesia de San Vito alejarse.

Y llegamos así a Loreto. Esta edificación es de mucha importancia ya que peregrinos de toda Republica Checa vienen diariamente a este lugar. Construido a final de 1600 es una reproducción del edificio donde se cree fue La Anunciación de la Virgen María. El lugar original se encuentra en Italia pero este es uno de los sitios religiosos más importante de la zona. Con un monasterio y una exhibición permanente de tesoros religiosos, el más destacado es el Diamond Monstrance que también se conoce como El Sol de Praga, es un ostensorio, elemento utilizado para exponer el sacramento de la eucaristía. Este está compuesto por 6.222 diamantes y fue un regalo de la condesa Ludmila of Kolowrat.

Al salir de aquí vamos al Monasterio de Strahov. Ir a este lugar fue una decisión tomada luego de leer muchos blogs y opiniones. Sucede que en Praga tenemos dos bibliotecas muy promocionadas, una se encuentra en el Clementium donde también se puede hacer una cena romántica y actividades similares y la otra (en realidad las otras dos, porque son 2 las que hay en este lugar) es en el Monasterio de Strahov. Tantas opiniones coincidían en que el Clemintium es mas promocionado pero que las del monasterios eran más lindas y además podían tomarse fotografías. (previo abono de un arancel obviamente). Por ello decidimos ir al Monasterio. Cuando volvamos a Praga visitaremos el Clementium y podremos dar la opinión comparativa que corresponde.

Esta es la entrada a la parte de la exhibición en el Monasterio de Strahov. Este antiquísimo monasterio cuenta con dos salas o bibliotecas llamadas la Sala Teológica Barroca y la Sala Filosófica Clasicista. Quiero describirlas antes para que luego puedan apreciarlas sin interrupciones. Ambas son INCREIBLEMENTE BELLAS. Los libros son reales y entre ellos hay manuscritos que datan de la Edad Media. La fotografía con flash esta prohibida y también la utilización de trípodes. Sin duda es una de los lugares más espectaculares que visité en mi vida, hermoso y tan perfecto que nos aleja de la realidad. Es de destacar también la poca cantidad de personas que lo visitan así que podemos disfrutar de este lugar sin empujones ni bullicio.

Las dos salas se encuentran unidas por una especie de exhibición zoológica de animales e insectos disecados.

Al salir de aquí nos volvemos a dirigir a la zona del Puente de San Carlos y pueden ver como es en realidad el flujo de personas en un horario más accesible. Llegamos alrededor de las 8am y pudieron ver la cantidad de personas que había pero esta foto se tomo a las 2 de la tarde y pueden ver la diferencia.

Camino al Museo de Franz Kafka nos enocntramos con «La Calle más Fina del Mundo». Es tan fina que necesitamos de un semáforo pues dos personas no pueden recorrerlo al mismo tiempo.

La calle nos lleva al patio de un restaurant. No hay mucho para hacer mas que subir y bajar las escaleras pero es sin lugar a dudas, la calle más angosta del mundo.

Frente al Museo de Franks Kafka una de las esculturas más polémicas que podemos encontrar. Esta escultura móvil, pues si se fijan la zona del gluteo es móvil. Se dice que los movimientos de los hombres que orinan corresponde a mensajes de texto enviados a un numero especial para esto, pero no encontré el numero expuesto en ningún lugar. Si se fijan, el lugar donde orinan no es una fuente común, sino la el mapa de Republica Checa. Este es nuestro primer encuentro con una obra de David Cerny, un controversial escultor cuyas obras se pueden encontrar principalmente en Praga pero también con instalaciones y exposiciones alrededor del mundo.

Desde dentro del museo podemos ver los distintos barcos que hacen tour turísticos y también una preciosa vista del puente de San Carlos y la cúpula de la Iglesia de San Francisco la cual olvide mencionar, fue inspirada en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Dentro del museo las fotografías no están permitidas pero me permito aclarar que no lo recomiendo salvo para amantes y apasionados de las obras o la vida de este maravillo escritor que es Franz Kafka. Ah y gran parte del museo se encuentra en alemán ya que Kafka escribía en alemán buscando alcanzar el culto público berlinés y alejarse de «provincialismo de Praga» como él decía.

No acostumbro subir vídeos pero adjunto el link de nuestro canal en youtube donde pueden ver el video de las «estatuas» móviles. Me avisan en los comentarios si les parece bien o mal.

Salimos, pasamos por debajo del Puente de San Carlos y nos dirigimos a uno de los últimos puntos turísticos de esta zona, el Muro de John Lennon.

Este lugar no se salva de los «candados del amor», en muchos lugares totalmente inesperado se pueden ver estos candados.

Y a pasitos ya podemos ver el Muro de John Lennon. Lo primero que pensé cuando me enteré que una de las atracciones era eee muro fue: Qué hace un muro de John Lennon en Praga? Pues bien, la historia cuenta que en en tiempos comunistas las ideas pacifistas de John Lennon en la decada de los 80 eran admiradas y el era un héroe. Cuando fue asesinado todos sus admiradores buscaron exteriorizar su frustración y tristeza pintando grafitos en este muro, que corresponde al edificio de la Orden de Malta. Cuando se pintaba el muro automáticamente los graffitis volvían aparecer. Así, se convirtió en un lugar de culto y peregrinación así como un monumento a la libertad de expresión y el anhelo de la paz. Podemos ver todo tipo de mensajes pintados y escritos en papel.

Recientemente un grupo, se cree que neonazi, pinto por completo la pared de blanco y puso la frase Wall is Over (terminó el muro). War is over (la guerra terminó) era la frase que representa el movimiento pacifista de John Lennon.

Frente al muro un restaurant temático de los Beatles y una pared que nos muestras cuanto puede subir el agua del río Moldava en durante las crecidas.

Volvemos al centro de la ciudad y nos vamos a la llamada Atracción Más Sobrevaluada del Mundo, el Reloj Astronómico de Praga.

Llegamos minutos antes de que empiece a sonar. Cada hora, miles de turistas esperan ansiosos, muchos con más de 20 minutos de antelación para ubicarse privilegiadamente, el show del reloj astronómico de Praga. El espectáculo dura pocos minutos y no quiero arruinar la sorpresa pero les puedo asegurar que quedarán decepcionados. Inclusive se puede escuchar un decepcionado awww al concluir. Otros no pueden creerlo y se mantienen en su lugar esperando el «plato fuerte» que nunca llega.

Se lo compara a menudo con el reloj ubicado en Marienplatz en Munich, y habiendo visto ambos puede decir que el de Marienplatz es más prolongado y entretenido.

A pesar de esto, no tenemos que olvidar que es un reloj medieval y he ahí su importancia. Como pueden notar el reloj no marca la hora, sino todo lo demás. Fue construido en 1490 y su función era la de marcar las órbitas del sol y la luna. El reloj fue dañado y vuelto a recomponer en infinidad de veces. Los 12 apóstoles desfilan en las ventanas superiores y uno puede subir la torre y disfrutar de observar a los turistas que expectantes esperan todo este despliegue de movimiento medieval.

Hay muchas funciones en este maravillo y artesanal reloj pero la verdad que todo es demasiado complicado y pueden encontrar esa información en muchos lugares en caso de que estén interesados.

No se si sabían pero el origen de la cerveza del tipo Pilsener es Republica Checa. Entre los recorridos turísticos que se ofrecen se puede encontrar varias visitas a distintas cervecerías pero no podemos olvidar probar algo típico para alimentar la panza. Nos decidimos por una deliciosa sopa gulash hidratada con cerveza. La comida es de precio accesible y se encuentran hermosos y pintorescos restaurantes donde podemos descansar un poco la mente y los pies.

Ya al oscurecer nos encontramos con una de las obras más interesantes que se pueden encontrar en Praga y una que por su ubicación pasa desapercibida para muchos. Otra obra de David Cerny, es Sigmund Freud y con eso nos quiere cuestionar el hecho de aferrarnos a la vida y vivirla o simplemente soltarnos y caer. Una interesante expresión de arte una de mis favoritas.

Cuando cae la noche la escultura cambia de espíritu y se convierte en algo más oscuro y lúgubre.

Al salir el sol salimos y vamos a la Plaza de Wenceslao, plaza a la que llegamos por detrás recorriendo hermosos jardines y viendo hermosas calles. Esta visita es especial para mí y enseguida les cuento porque.

Llegamos a la Plaza de Wenceslao que en realidad es más como una calle. La estatua de Wenceslao se encuentra al inicio de esta calle y detrás, donde estamos parados, el Museo Nacional de Praga. Un monstruoso edificio con una exposición permanente excepcional y el edificio en sí hace parte de la exposición.

No debo olvidar que esta plaza es de especial importancia ya que fue aquí donde se inició lo que se llama La Revolución de Terciopelo que fue la que llevó a la caída del comunismo. Fue aquí donde manifestantes demostraron abiertamente su oposición a los abusos de la policía y bueno, el resto es historia.

La Plaza de Wenceslao esta minada de todo tipo de tiendas y restaurantes, la misma concluye en la zona peatonal que nos lleva al gran centro y porque no, de vuelta al Reloj Astronómico.

Antes de llegar al punto más especial de toda mi visita, quiero explicar lo que sucedió hace más de 10 años. Cuando yo tenia alrededor de 15 años conocía muy poca gente que había ido a Europa, era un destino no solo lejano sino también muy costoso y por ello soñaba siempre con visitar Paris y Londres. Desde mi pequeña ciudad en Paraguay consideraba como inexistente Europa del este. Amaba las obras de arte pero en sudamerica las esculturas son en su mayoría de la época de la independencia o un poco más y corresponden a héroes montados en caballo o personajes por el estilo.

Un día hablando con unos amigos en un foro, en esa época no existían las redes sociales como las conocemos ahora, una persona que vivía en Praga compartió la foto de un jinete montado en un caballo invertido. Mencionó que estaba viviendo en Praga y que había visitado un shopping y se encontró con esto.

Nada quedo grabado en mi mente como aquel momento. Automáticamente un mundo entero apareció ante mis ojos, un mundo donde las esculturas no convencionales existían, donde el arte era tan valorado que se pagaba a alguien para que haga algo que podía no gustar a todos. Algo tan grande que podía generar todo tipo de cuestionamiento y debates. Apreció ante mis ojos la existencia de un mundo donde lo no convencional era valorado y exhibido. Y este mundo era poco promocionado. No era en el momento el destino turístico que es hoy. Pero se volvió para mi un símbolo de todo lo que siempre admire pero que nunca pude disfrutar, expresar, explicar y todo lo que el amor al arte conlleva. No quiero aburrirles pero puedo decirles que este caballo es un hito en mi vida y que espero que pueda ser uno en la vida de muchos. Me mostró que no estaba sola en el mundo. Me mostró que hay mas gente como yo.

La obra se encuentra dentro del Paseo Lucerna. Una especie de shopping, con cine y tiendas de todo tipo. Al fondo del pasillo podemos divisar ya la inmensa estatua de la que les hable. Es San Wenceslao, sobre un caballo muerto. A que no adivinan obra de quien es. Sí, el Sr. Cerny volvió a hacer de las suyas y aquí este le costó el lugar a ser expuesto. En principio debía ir a la oficina de correos pero el director temiendo todo tipo de mala prensa decidió rechazarlos y es hoy uno de los monumentos más visitados en la Plaza de Wenceslao.

Volvemos a la estación de metro, una de las más lindas del mundo según algunos listados, y nos dirigimos a la ultima parte de nuestro recorrido por Praga.

Les esperamos la semana que viene!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust