Darmstadt en el Verano

Se acuerdan de Darmstadt? Una de las primeras ciudades que recorrimos en el blog. Pueden recorrerla de nuevo aquí Darmstadt Parte 1Parte 2 y Parte 3

Lo que hoy les quiero mostrar es algunos pedacitos de Darmstadt que faltaron recorrer en esas tres partes, pero además, quiero mostrarles como cambia la «cara» de una ciudad dependiendo de la luz solar. Alemania es un país muy oscuro en invierno y nublado en otoño. Muchas ciudades que uno recorrer pueden parecer tristes u obscuras pero esto se debe mucho a la época del año. Si uno viene a Europa de vacaciones, especialmente al norte, en verano los paisajes pueden ser mas brillantes pero también es mayor la cantidad de gente que esta aprovechando el sol. Hay mas personas, hay mas horas de sol pero el invierno también tiene su encanto. Aquí vemos un poco la diferencias, pero para verlas de verdad tienen que visitar las primeras tres partes de Darmstadt.

Las fotos que vemos aquí fueron tomadas en distintos días durante el verano de 2014.

Se acuerdan el Mathildenhöhe? Bueno, esto es entrando por otro camino.

Que diferencia verdad? Las flores, el verde de los arboles e inclusive el azul del cielo hacen un encuadre distinto al lugar. Si quieren verlo aun mas diferente pueden visitar este sitio cuando TODO es de color rojo. Mathildenhöhe Rot

Esta fotos son de distintos días, como cambia todo eh? No solo el sol sino también las nubes hacen lo suyo.

Abajo vemos uno de los azulejos representativos del Jugendstil.

Para completar este paralelismo, unas fotos del mismo lugar pero al atardecer donde la luz dorada pinta todo de amarillo.

Este es el reflejo de la Torre de Matrimonio en las paredes de vidrio de la Faculta de Diseño. Se imaginan una universidad pegada a un lugar como este? Que privilegio!

La foto de arriba y abajo son casa de los antiguos artistas que vivieron en este lugar, hoy son utilizadas como parte de las iniciativas o institutos de arte. Como habíamos mencionado se puede observar la peculiaridad del diseño.

Con este atardecer nos vamos a otro espacio querido de la ciudad. Este es muy especial pues solo es verdaderamente interesante en primavera. Se llama Rosenhöhe y es un rosedal rodeado de parques con distintos edificios, esculturas y muchísima historia.

Ademas de 200 especies de rosas y mas de 10.000 ejemplares aquí también encontramos el mausoleo de la familia real, la familia del Gran Duque Ernest Ludwig, una casa de té que actualmente se encuentra en restauración y un bosque con especies exóticas como son las sequoias.

La entrada nos anuncia con un cartel que estamos en la dirección correcta pero la verdad es que todavía queda mucho por caminar hasta llegar a las rosas.

Los leones que nos reciben son obra del artista Albin Müller y fueron ordenados por el Gran Duque Ernest Ludwig en 1927 para el aniversario 10 de la Colonia de Artistas. Estos habían sido utilizados en la 4ta exposición de la Colonia de Artistas pero luego fueron almacenados.

Fue en 1810 que la esposa del Gran Duque, la Gran Duquesa Wilhelmine, planeo el Rosenhöhe en este predio que era de un antiguo viñedo y se encontraba a lado de la casa que ella usualmente habitaba. Dijo el Gran Duque «será un jardín de rosas como nunca hubo en Alemania». Efectivamente combinado con los arboles y demás plantas se convirtió en una de las extracciones europeas de su tiempo.

Este jardín forma un conjunto de tres elementos junto con la Torre del Matrimonio y la Colonia de Artistas.

Encontramos esta preciosa escultura en honor Karl Krolow, uno de los poetas mas importantes de Alemania que residió en Darmstadt hasta su muerte. Éste formó parte de la segunda generación de Colonia de Artistas las cuales fueron casas construidas dentro de este parque (para comprender el concepto deben volver a la parte 1, 2 y 3 de Darmstadt). La iniciativa fue del Principe Ludwig, el más joven de los hijos del Gran Duque Ernest Ludwig.

Uno de los muchos sequoias del parque.

En el parque encontramos dos Mausoleos, uno es el Antiguo Mausoleo que se encuentra protegido por rejas y otro es el Nuevo Mausoleo que es el que vemos en la foto de abajo. En el Antiguo Mausoleo descansan los restos mortales de la Princesa Elisabeth (1821-1826) y mas adelante se hizo espacio para su familia. En el Nuevo Mausoleo se encuentran los restos mortales de los padres del Gran Duque Ernest Ludwig.

Esta es la tumba de la Princesa Elisabeth, el angel es obra de Ludwig Habich.

El porton de abajo nos anuncia la llegada al rosedal. Caminamos un poco más y podemos disfrutar del espectáculo que se aprecia de julio a noviembre.

El rosedal esta en una altura y en la parte trasera encontramos un mirador con esta obra de arte de 1999 llamada El Dosel, de Cornelia Müller.

Como pueden notar hay varios sitios donde sentarse, leer un libro y descansar. Continuamos el recorrido, salimos y nos encontramos con arboles de color negro y la Casa de Té que se encontraba al momento en restauración.

De aquí salimos y vamos a otro sitio. El teatro, la Iglesia (mi preferida) y otros lugares y esculturas que falto mencionar en las partes anteriores.

Aqui llegamos a un punto que habíamos visto. El Darmstatium. Nos paramos y de frente esta es la fachada, pero si giramos 180 grados vemos el edificio amarillo que es el Edificio de la Historia que está a lado del Museo de Hesse.

Quería mencionar esto porque ahora entramos y vemos como el contraste de lo antiguo con lo moderno se acompaña en esta obra. El antiguo muro de la ciudad se integra en la modernidad de Darmstatium. El edificio que representa la investigación y desarrollo y el muro que nos recuerda que Darmstadt fue una ciudad más que importante en su tiempo.

Entramos y el muro continua con una exposición gratuita acompañada de fotos y datos explicativos.

Al costado del Darmstadtium inicia un caminero que nos lleva directamente al Mathildenhöhe. Aquí encontramos con esto en el piso, si quieren saber que significa den click en Colonia.

Una de mis obras preferidas.

Camino al Mathildenhöhe nos encontramos con por lo menos 10 esculturas. Siendo el camino que nos lleva a la Colonia de Artistas no es de extrañar.

Aqui saltamos a el Prinz-Georgs-Garten.

Nos paramos en los escalones y miramos hacia al jardín, es la foto de abajo lo que vemos.

Dentro, una libreria de la que se puede tomar libros para leerlos mientras nos deleitamos con la belleza del jardín.

Antes de terminar vamos a subir a la Torre de Luisenplatz. La cual esta abierta solo un par de veces en el año. Desde aquí tenemos una preciosa vista de la ciudad durante uno de los festivales de la ciudad. La subida se hace por escaleras y no es apta para claustrofóbicos.

La fila es larga y la entrada se hace por un pasillo subterráneo. Se controla la cantidad de gente que entra debido a los reducidos espacios. Tanto arriba como dentro de las escaleras.

En la foto de abajo podemos ver al fondo a la izquierda la silueta de la Torre del Matrimonio.

Seguimos con fotos sueltas, esta es del puente que nos recibe a la ciudad y aquí se encuentra esta particular Torre de Agua.

Por ultimo antes de terminar, uno de los parque a visitar es el Prinz-Emil-Garten. Construido en 1772 inspirado en al imagen de un parque ingles. El castillo es obra de Johann Martin Schuknecht.

Nos despedimos del post con que? con la experiencia previa y posterior del ultimo partido de la Copa del Mundo de 2014. En la que Alemania salió campeón.

El salon audiovisual de la universidad y la larga fila de personas esperando a ver si podían entrar.

Tradicionalmente, luego de cada partido ganado se dirigen todos al túnel céntrico y continúan con la celebración. Esta final no fue la excepción.

Nos despedimos oficialmente de Darmstad. Si profundizamos es porque este fue nuestro hogar por un año y las excursiones fueron constantes. Espero que hayan disfrutado de esta ciudad y sepan que siempre hay mucho mucho por conocer, es cuestión de mantener los ojos y la mente abierta.

Ah! y les espero el lunes que viene…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust