Darmstadt (Parte 1) – La ciudad de la colonia de artistas y cuna de la ultima zarina de Rusia

Esta ciudad a pesar de no ser muy famosa a los ojos de los turistas, tiene mucho que ofrecer. Viviendo aquí fui coleccionando una serie de fotografías que hace que tenga que seccionar en varias partes el post para no aburrir a los lectores.

Para ubicarnos geograficamente, Darmstadt es una ciudad que se encuentra en el estado de Hesse, a 30km al sur de Frankfurt. Por lo que es común ver el cielo adornado de aviones ya que se encuentra en la ruta a uno de los aeropuertos más transitados de Europa.

Una de las primeras bondades de Darmstadt (que también se encuentran en otras ciudades en Alemania) es la existencia de tranvías. En vez de recorrer la ciudad subterráneamente, podemos ir de un lugar a otro disfrutando del paseo y de los paisajes de la ciudad. Estos tranvías también forman parte de la postal de Darmstadt ya que tienen colores característicos (naranja, azul y blanco) que lo hacen fácil de reconocer en las fotografías de la ciudad.

Esta serie de fotos fue tomada en el periodo entre agosto y enero. No, no elegí los días nublados, sino que la mayoría de los días lucen así. Siendo enero todavía no ha llegado la nieve, pero una vez que llegue prometo un post intentando reproducir las mismas fotos pero con la ciudad cubierta de nieve.

La ciudad mantiene mucha arquitectura alemana por sobre todo las calles y veredas. No es una ciudad muy grande pero es muy populosa y los alquileres son altos ya que está constituida en un alto porcentaje por estudiantes. Al investigar un poco podemos ver que saltan como las principales instituciones en Darmstadt: la Universidad Técnica y la Universidad de Ciencias Aplicadas, ambas con mucho reconocimiento a nivel internacional. Ademas de las universidades esta la Central Espacial Europea o Centro de Operaciones Espaciales de la Agencia Espacial Europea – ESOC, la cual hay que reservar visita con 6 meses de antelacion (los lanzamientos se realizan desde Guayana Francesa) y el laboratorio farmacéutico Merck.

Como toda ciudad alemana, cuenta con una plaza central donde podemos disfrutar de las peatonales llenas de negocios y cafés donde también se encuentra la parada central de tranvías, las iglesias mas representativas y la postal mas famosa de la ciudad.

Para comprenden mejor la importancia de la ciudad de Darmstadt tenemos que ir un poco atrás en la historia. Hay que tener en cuenta que en tiempos del Sacro Imperio Romano Germánico, el Gran Ducado de Hesse-Darmstadt era un Estado Independiente y la capital de este estado era: Darmstadt. Luego de la Primera Guerra Mundial la monarquía fue abolida y con ella el Ducado pasó a llamarse Estado Popular de Hesse.

La plaza central se llama Luisenplatz por ello el shopping que se encuentra allí se llama Luisencenter y una de las calles es Luisenstrasse. Todo esto entorno a la columna mas famosa de la ciudad que se encuentra en el centro mismo de la plaza y que sostiene en lo alto una estatua de Ludwig I. Quien era Ludwig I? Fue el Gran Duque de Hesse y de allí la importancia para la ciudad.

Al ser una ciudad universitaria, por llamarla de alguna manera, las bicicletas y estacionamiento para ellas están en toda la ciudad. Mas de la mitad de la población esta constituida por estudiantes y teniendo en cuenta que las universidades son instituciones técnicas, se dice que hay 8 hombres por cada mujer, lo cual es fácilmente comprobable en los bares y actividades nocturnas.

La columna de Ludwig I, con sus 33 metros de altura, se habilita para subir una vez al año, el primer sábado de verano, pero esto todavía tengo que comprobar. Ubicada en el centro de la ciudad dicen que la vista desde arriba es interesante y vale la pena la larga fila que se debe formar para subir.

Volviendo un poco a la historia, se puede reconocer la ausencia de edificios netamente alemanes. Esto se debe a que Darmstadt recibió el 11 de Septiembre del año 1944 un bombardeo británico que destruyo 75% de la ciudad. Esto llevó a que los edificios construidos post-guerra sean de sencillos en arquitectura pero los edificios históricos fueron reconstruidos en sus estilos originales. Lo que no es poco importante teniendo en cuenta que esta era la capital del ducado y en ella cohexistian varias familias en sus respectivas residencias y jardines los cuales, son hoy, puntos turísticos de la ciudad.

En el centro de la ciudad podemos encontrar el antiguo Rathaus. Como había explicado en el spot anterior, Rathaus es el ayuntamiento o municipalidad que en la mayoría de la ciudad consiste en un edificio muy importante arquitectónicamente y constituye parte importante de la plaza principal o del paisaje de cada ciudad.

Teniendo en cuenta toda la historia que se concentra en esta pequeña ciudad, decidí fragmentar el post. Pero es inevitable un poco de historia para comprender mejor el lugar a donde vamos a ir. En tiempos del zar de Rusia, el ducado de Hesse era ya interesante. El Zar Nicolas II (si, el padre de Anastasia y último zar de Rusia) buscaba esposa y, a pesar de ser aconsejado de que eligiera a una mujer de Francia, por cuestiones políticas, éste eligió a Alix de Hesse, nieta de la Reina Victoria de Reino Unido e hija del duque de Hesse, que luego pasó a llevar el titulo de Emperatriz y cambió su nombre a Alexandra de Rusia al recibirlo de la Iglesia Rusa Ortodoxa, de la cual pasó también a formar parte. La que posteriormente la canonizó como mártir. Su historia es muy interesante y teniendo en cuenta el ámbito situacional en el que vivió y murió les recomiendo una lectura más profunda, no se arrepentirán.

Este lugar se llama Matildenhöhe, höhe significa altura en alemán y el mismo se encuentra en el lugar más alto de la ciudad. La capilla Rusa Ortodoxa fue construida por el Zar y la Zarina para que tuviesen una capilla cerca cuando visitasen la ciudad. Este lugar es además de extrema importancia histórica ya que no sufrió daño alguno ante los bombardeos que afectaron a la ciudad (más de 34). Lo que vemos aquí es total y absolutamente original.

Se dice que Darmstadt es como la «hija culta» de Alemania. De esta ciudad salieron premios Nobel, artistas reconocidos a nivel mundial, investigadores, grupos de Jazz y un sinnúmero de personajes destacados de la historia y del arte. En la ciudad los centros de Jazz son espectaculares, además de tener el Jazzinstitut de Darmstadt que guarda la colección publica de jazz mas grande de Europa que se constituye de libros, discos, fotografías y demás artículos relacionados. La ciudad cuenta con un teatro en donde se presentan obras de variedades y hasta cuenta con su propia orquesta de música clásica. También hay una serie de galerías de arte y centro de exposición y conferencia, sin olvidar que es sede de editoriales y periódicos. Además el museo de Hesse tiene la colección de obras de época mas grande de Europa, la cual todavía no pude visitar puesto que el edificio se encuentra en refacción y permanecerá cerrado hasta finales de este año. Es inevitable respirar cultura, en cada rincón nos recibe una escultura maravillosa o alguna demostración artística que nos habla a su manera.

Alrededor del año 1903, el entonces Duque Ernesto Luis de Hesse, hermano de la entonces zarina Alexandra de Rusia, decide iniciar una revolución cultural y escoge la zona de Matldenhöhe para ello. Alrededor instala varios parque y, en resumen, establece una comunidad de artistas que construyen sus «particulares» viviendas alrededor y pasan a vivir en el lugar. Los mismos se mantienen bajo un salario convenido con el duque y trabajan y vivían del y para el arte.

Para dirigir este movimiento, se convoca a Josef Olbrich, quien no solo diseña su vivienda, sino que diseña los parques de los alrededores, la vajilla, los uniformes de los meseros, los jardines, la distribución del terreno y todo lo que fuere posible. Hoy su vivienda es la mas visitada en el lugar, con una característica entrada semicircular que da la bienvenida con dos enormes estatuas a la entrada.

Esta ex-vivienda es utilizada hoy como taller de los artistas que hoy día realizan cursos y exposiciones. Se encuentra detrás de la Capilla Rusa Ortodoxa.

Cuesta imaginar hoy dia vivir con bestiales estatuas a la entrada de nuestras viviendas, pero, eran otros tiempos.

Es maravilloso sentarse en el parque y disfrutar de la belleza alrededor, la capilla, los edificios, que nos transportan a un tiempo en donde no existían los celulares ni las cámaras y donde disfrutar del aire libre era la máxima actividad y esto iba constantemente adornado con jardines esculturas y estatuas que disfrutamos hoy en día.

Probablemente se pregunten por la torre que aparece al fondo. Esta torre se llama Hochzeitsturm o Torre del Matrimonio. Tiene 48 metros de altura y fue inaugurada en 1908.

Fue el regalo de Olbrich para celebrar el segundo matrimonio del duque. Hoy en día todavía es utilizada para celebrar casamientos civiles y es uno de los mayores símbolos de Darmstadt. El artista buscó representar una mano que busca tocar el cielo y es por ello que la torre es también conocida como «La torre de los cinco dedos».

La actual tienda de obsequios y souvenirs no escapa a la arquitectura Jugendstil que es el Art Nouveau de Alemania. A metros, cruzando un puente, nos encontramos con el Rosenhöhe, que es un jardín de rosas pero que solo vale la pena visitar en primavera, lo que no coincidió con mi visita así que las fotos pueden verlas en otro lugar ya que no consideré necesario ponerlas aquí.

Para ir cerrando este post, les presento mas abajo el edificio Waldspirale.

Waldspirale significa en alemán Bosque en Espiral. Es complicado mostrar en fotos, pero luego de recorrer las ciudades alemanas nos damos cuenta que los edificios modernos y, la arquitectura en general, no se destaca por los colores ni por la originalidad en los mismos. Todo parece gris y predeterminado.

Walspirale aparece entre los grises edificios como una bomba de color y alegría. Lo primero que uno piensa es «Aquí quiero vivir». El edificio tiene forma de espiral y la terraza es un jardín. En fotos aéreas es mas visible esta realidad pero, por motivos obvios, no cuento con una fotografía aérea.

El edificio comienza en el piso 1 con un piso y termina con el piso 12. La verdad es que es confuso contar los pisos ya que el artista jugo con las lineas y colores dando una sensación de que las ventanas están todas torcidas.

A pesar de no estar torcidas, cabe destacar que las ventanas son distintas unos de otras, y no se encuentran dos iguales una junto a la otra.

Este edificio fue construido en 1990 pero terminado en su totalidad en el año 2000, por lo cual, todavía no constituye un icono en la arquitectura pero creo que es solo cuestión de tiempo.

Esta maravillosa creación fue diseño del artista austriaco Friedensreich Hundertwasser y planeado e implementado por el arquitecto Heinz Springmann. Tiene un total de 104 departamentos, un área de juegos en el centro y un pequeñísimo lago artificial. En el ultimo piso también un cafe y un bar.

Asi me despido en este post, a pesar de haberse extendido en información, es imposible maravillarse con esta ciudad sin conocer un poco de la historia que forma parte de ella y que se respira en cada rincón.

Nos vemos en la Segunda Parte de Darmstadt y me despido con mi foto preferida. La misma fue tomada en el jardín que se encuentra frente a la Torre del Matrimonio. Hasta la próxima!

3 thoughts on “Darmstadt (Parte 1) – La ciudad de la colonia de artistas y cuna de la ultima zarina de Rusia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust