Dublin – (Parte 3) Kilmainham Gaol y más ciudad..

Nuestro día nublado empieza en una de las nuevas zonas que conocemos en la ciudad. Vamos camino a la cárcel más famosa de la ciudad. Una a la que debemos llegar temprano pues las entradas son por orden de llegada y solo hay un cierto numero por día.

Camino a la cárcel

Bueno, antes de eso pasamos por St Audoen’s Church. Una preciosa iglesia al lado de la Christ Church Cathedral.

Vamos a la Christ Church Cathedral, la catedral protestante más antigua de la ciudad. Aquí debemos pagar una entrada, lo mismo en la catedral de San Patricio y en otras iglesias de atractivo turístico lo cual no hicimos y lo que tiende a molestarme pero no voy a ahondar en ese tema. Lo dejamos para la próxima.

Pasamos por la parte trasera del castillo, del cual hablaremos en la próxima y última parte de este paseo por Dublin.

Cuando llegamos a las cercanías de la cárcel vemos la puerta de entrada del Museo de Arte Moderno Irlandes. Esta zona es una zona bastante alejada de la ciudad pero hay varios parques y museos alrededor.

Conseguir entradas

Como les contaba, apenas llegamos, cerca de las 9 (horario de apertura) y los horarios hasta las 11 ya estaban llenos. Los horarios se van llenando de acuerdo a la cantidad de personas que hay esperando para comprar su entrada. Cada tanto una persona se acerca a contar cuantos personas hay en la fila y luego avisa HASTA ESTA PERSONA PODRAN ENTRAR EN EL HORARIO DE LAS XXXX HS. Esto es excelente especialmente para aquellas personas que tiene el resto del día programado. Gracias a que muchas personas no podian darse el lujo de esperar 3 horas para entrar. Nosotros entramos en el horario de las 10:20.

La visita

Una vez dentro la visita es guiada. Nuestro guía fue excelente! nos contó todo lo que debía de haber contado pero la manera en que lo hizo fue fantástica. La gente que nos tocó en el grupo también fue bastante educada. Muchas veces un grupo mal educado puede hacer estragos en una visita guiada. Sean educados cuando estén en grupo, respeten al guía, escuchen, y si no quieren escuchar pues no lo hagan pero no molesten, no hablen fuerte entre si, no se metan en medio de las fotos de otras personas. Civismo ante todo. Será apreciado y agradecido.

Esta cárcel es particularmente importante para la historia de las cárceles. Para los que estudiaron derecho o tienen relación con esta área,  van a estar particularmente fascinados al saber que esta es la cárcel donde se puede ver materialmente el cambio de sistema carcelario.

Particularmente importante para la historia de Irlanda pues muchos personajes importantes de la rebeliones terminaron aquí o fueron ejecutados. Dicen que por la cuestión de que la apertura y clausura de la cárcel coincide casi exactamente con la unión y el rompimiento entre Irlanda y el Reino Unido, pocos lugares tienen más importancia histórica en el nacionalismo moderno irlandés que esta cárcel.

En principio, cada quien con su celda. La parte vieja de la cárcel nos muestra como funcionaba el sistema antiguo. Pasillos con varias puertas y los reclusos en las habitaciones. Con el tiempo empieza a haber una superpoblación de reclusos lo que lleva a construir la parte nueva de la cárcel y con esta un nuevo sistema: el sistema del «ojo que todo lo ve», esto quiere decir un formato de domo esférico donde desde cualquier punto se puede vigilar a todos los reclusos. Estos comparten un espacio común y no se encuentran separados por ningun tipo de parámetros.

Abierta en 1786, fue llamada de la Nueva Cárcel, pues se construyó en la cercanías de una más antigua. Lo que veremos en las siguientes fotos es la primera parte, oscura con pocas ventanas, extremadamente fría y en un país frío no estamos hablando de climatización, si no que dentro era más frío que afuera.

Lo que vemos abajo es el ala nueva. La más famosa pues fue utilizada en varias películas.

Como pueden ver el concepto es totalmente distinto. La iluminación y la disposición de las celdas. Todo es diferente. En 1857 el sistema carcelario sufre un importante cambio y el Kilmainham Gaol tiene todo que ver con esto.

Este concepto se llama de PANOPTICON y fue diseñado por Jeremy Bentham a finales del siglo 18. El nombre viene del latín Pan (Todo) Opticon (ser observado). La idea es que a pesar que una sola persona no puede observar a todas las celdas a la vez,  sí tiene la posibilidad de observarlas rápidamente. El prisionero nunca sabe si esta o no siendo observado por lo que actúa como si lo estuviera siendo.

Este concepto no era solo aplicable al sistema carcelario, sino que también podía haberlo sido en hospitales y escuelas. El Panopticon fue especialmente imitado en los Estados Unidos pero teniendo ejemplos en distintas cárceles en distintos países, pasando por España, Malta, Vietnam, Mexico, Argentina y muchos más.

Como muchas personas que fueron importantes en el proceso de independiencia de Irlanda estuvieron aquí, hay muchas celdas con historias propias. Entre ellas una particular donde podemos ver a través de la mirilla la imagen de una virgen con el Ninho Jesus en sus brazos. Esta fue pintada por Grace Gifford Plunkett. Una artistas irlandesa parte del movimiento revolucionario. Esa capilla que vimos al comienzo es importante para esta historia pues Grace se casó con Joseph Plunkett en ella solo unas horas antes de que Joseph fuera ejecutado un 3 de mayo en consecuencia al Easter Rising, un levantamiento civil muy importante en este periodo del que hablamos. Ella permaneció en la carcel hasta 1923 cuando fue liberada.

La carcel se encuentra en perfecto estado pero no fue siempre así. Durante muchos años fue abandonada y se encontraba en absoluto deterioro. Este PEDAZO DE HISTORIA fue recuperado gracias a que mucha gente tomó el asunto en sus propias manos. Luego hubo apoyo del gobierno y actualmente podemos visitarla y descubrirla cualquier día de la semana. 60 voluntarios en 1960 decidieron recuperar esta joya, hoy todos ellos se encuentran mencionados en placas de agradecimiento.

Esta es la cárcel desocupada más grande de Europa y es considerada por muchos como La Bastilla de Irlanda.

De vuelta al centro de la ciudad

Satisfechos con el recorrido emprendemos camino al mencionado Museo de Arte Moderno.

Como bien saben intentamos no tomar fotografías en los museos, salvo excepciones.

Este museo es gratuito y para los amantes de arte moderno es un deber visitarlo.

De vuelta en la ciudad, damos algunas vueltas  y pasaremos por el puente Ha’penny Bridge.

Este es el Ha’penny bridge, construido en 1816 está hecho de acero y es uno de los mas reconocidos de la ciudad.

Así nos despedimos hasta la próxima! Hasta el lunes!!! No se olviden de suscribir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust