Praga (Parte 4) Barrio Judío y la Iluminación Nocturna de Praga

En este último post nos despedimos de Praga pero todavía queda por ver.

Vamos primero a la Casa Municipal que en realidad es un maravilloso edificio del estilo Art Nouveau donde se presentan conciertos y es una de las experiencias más especiales para los turistas no solo por el concierto en si sino por el hermoso edificio en el que se realiza. También cuenta con una cafetería y ofrece tours para recorrer el edifico y conocer su historia.

La casa Municipal esta ubicada frente al Banco Nacional y a lado de la Torre de Pólvora.

A pasitos llegamos a este edificio de diseño cubista que además de un cafe es también el hogar del Museo Cubista de Praga. La peculiaridad esta en la Madonna Negra que vemos «enjaulada» en uno de los ángulos del edificio y de allí toma el nombre de Casa de la Madonna Negra. Este edificio fue polémico en su momento porque no combinaba con el estilo arquitectónico de la zona pero finalmente hoy se alza como un monumento al cubismo y hoy uno de los edificios más valorados.

Volvemos al centro de la ciudad, al costado del Reloj Astronómico para visitar la exhibición no permanente de Warhol y Dalí.

Desde arriba podemos ver la cantidad de gente que se junta frente al Reloj Astronimico para participar del show y escuchar sus campanadas.

Casi escondida en este pasillo esta la entrada a la iglesia de Nuestra Señora de Tyn. Lo más interesante de esta iglesia es lo escondida que se encuentra. Podemos ver sus torres de lejos pero dimos varias vueltas a la manzana hasta encontrar su entrada.

Desde aquí vamos al Barrio Judio donde para visitar las 5 sinagogas y el cementerio debemos abonar una entrada peroooooo no tuvimos en cuenta que era sábado. En sabbath todo esta cerrado, salvo la tienda de regalos, y por ello debemos dejar este recorrido para la siguiente visita. De todas maneras damos una recorrida rápida y nos damos cuenta que estamos en la zona de todas las tiendas más caras. Prada, Tiffany y otros tienen su local en esta calle. A pasos el puente que nos lleva al funicular que también nos lleva a la Torre Eiffel de Praga y al parque que la rodea.

Seguimos encontrando esculturas de bronce a nuestro paso.

Al fondo podemos ver el gigante metrónomo. Es funcional y tiene 23 metros de alto. Fue instalado en 1991 sobre un antiguo monumento de la Unión Soviética. Hoy ostenta el titulo del Metrónomo Más Grande del Mundo.

No debo dejar de mencionar que entre las sinagogas se encuentra también la sinagoga española la cual cuentan que es la Mas Hermosa del Mundo. Sí, Praga tiene muchos títulos mundiales en distintas áreas.

Tomamos un tranvía que nos lleva a la Casa Danzante. Esta casa es en realidad un edificio. Es objeto de fotos turísticas donde con el dedo indice se hace la ilusión óptica de apretar el edificio por el costado. Esta obra arquitectónica generó todo tipo de polémica en su momento. Ubicada frente al río Moldava su moderno diseño contrastaba con los edificios barrocos y góticos que lo rodean. Fue entonces cuando el presidente checo apoya abiertamente el proyecto y este logra concluirse. Hoy es visitado por gente de todo el mundo e incluido en los recorridos turísticos de la ciudad. No podemos olvidar el crédito al diseñador el arquitecto checo-croata Vlado Milunic.

Volvemos a la plaza de Wenceslao pero en esta ocasión vamos al otro extremo para probar un poco de los platillos típicos que se ofrecen en este sector.

El jamón es delicioso y mirarlo asarse es un show de por sí.

Aquí recorremos la ciudad y sus calles, tranquilamente observamos las extrañas esculturas, los pequeños museos y las tiendas de artículos relacionados al absinto que se encuentran en todas las calles.

Los carteles que corresponden a calles se ven como este pero los que se refieren a plazas o calles más importantes se ven como la fotografía siguiente.

En todas partes podemos ver que se ofrecen entradas a conciertos y teatros pero el edificio más bello a mi parecer es el Rudolfinum. Este edificio con su inmensa sala de conciertos es utilizada por la Orquesta Filarmónica de Praga y es no solo hermoso de día, sino que su iluminación nocturna es espectacular. Se ubica a lado del río Moldova y un puente que nos lleva al casco antiguo. Desde aquí también podemos sentarnos en uno de los bancos que miran al bellísimo Castillo de Praga y se encuentra más bien alejado del ruido turístico de la ciudad.

Para cerrar recorremos todos los lugares que ya vistamos pero los miramos bajo la luz artificial. Un recorrido nocturno por Praga no tiene desperdicios. Altamente recomendado aquí los más destacados puntos.

Esperamos encontrarnos la semana que viene con nuevas ciudades por recorrer y conocer. Praga nos deja un sabor agridulce. Una bella ciudad pero superpoblada por turistas. Especial para una escapada de fin de semana.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust