Krakow / Cracovia (Parte 2) Castillos y Dragones

Continuamos nuestro recorrido por Cracovia, y al final de la plaza que veníamos caminando, que se llama Plac Szczepariski, llegamos al Castillo Wawel. Fuera de ser un castillo como los que vemos en los dibujos animados, este se asemeja a una ciudad. Construido sobre una colina en medio de la ciudad es uno de los lugares más visitados de la ciudad, con historias detrás de cada articulo o habitación.

Como verán, requiere al menos tres fotografias para poder apreciar el castillo en su totalidad, bueno, en realidad estamos hablando solo de la entrada. Por dentro es como una pequeña ciudad donde cada habitación cuenta años y años de historia y se podría pasar un día entero fácilmente allí.

El edificio de abajo es el que se encuentra frente a la entrada del castillo, mas adelante podremos apreciar la vista la desde la rampa que nos lleva a la entrada.

Se puede ver varios carritos de golf que ofrecen un tour por los puntos más importantes de la ciudad, ya que teniendo en cuenta las dimensiones de la misma puede ser muy cansado y frustrante intentar hacerlo por uno mismo, teniendo en cuenta que difícilmente comprenderemos los carteles en polaco.

Subimos y podemos disfrutar mejor del parque que veníamos caminando y el edificio que anteriormente vimos de abajo.

Al llegar arriba, y disculpen la repetición, pero como se ve en las fotos, es abrumador el tamaño de las paredes y la altura del edificio. La parte posterior del castillo linda con el río Vístula y es allí donde se puede tener las vistas más lindas de la ciudad.

Cada cúpula, cada pared tiene una historia, sin duda no podría contarlas todas aquí y creo que lo ideal es hacer la visita personalmente. Existe diariamente tours gratuitos en varios idiomas que se pueden encontrar en distintas paginas en internet. Lo que aparece en la foto corresponde a la Catedral de Wawel y es el lugar que servia para las coronaciones de los monarcas.

Hay que destacar que dentro se encuentra también la catedral y en las inmediaciones descansan los restos mortales de los monarcas polacos. El castillo tiene más de mil años de edad y fue la Residencia Real desde la Edad Media.

Antes de bajar hay que conocer la leyenda del Castillo de Wawel. Dice que en tiempos lejanos en la colina vivía un dragón, un malvadisimo dragón que se pasaba comiendo gente y animales. En la desesperación el rey ofrece a su hija al hombre que pueda terminar con el dragón. Aparece allí el zapatero llamado Dratewka que idea un plan, luego de muchos intentos fallidos de grandes caballeros. Su plan consiste en llenar de azufre una oveja y tenderle así una trampa. El dragón come la oveja y sediento se acerca al río Vistula a beber y es allí cuando explota!

Se pueden visitar las Cuevas de Wawel las cuales, según la leyenda, son producto de la explosión del dragón.

Al bajar y emprender camino de regreso a nuestro punto de partida pasamos por la entrada a la Cuevas de Wawel donde una escultura de un dragón nos saluda…

…con fuego!

Cada cierto tiempo fuego sale de la boca del dragón formando parte de las atracciones del lugar. Alrededor abundan los puestos móviles de souvenirs en los cuales se puede encontrar todo tipo de artículos que tienen al dragón como protagonista.

Se puede acceder al castillo desde aquí y viceversa. Existe un pasadizo que al momento de nuestra visita estaba cerrado.

En el camino de regreso pudimos ver un gigantesco huevo de pascuas siendo preparado en una de las elegantes chocolaterías que se encuentran en el casco antiguo.

También un equipo de National Geographic que se preparaba para una filmación desde el aire por lo que parecía. Y allí, en la Plaza del Mercado, entramos a la Basilica de Santa María, la cual como mencionamos en la Parte 1 del post, estaba rebosante de gente.

La iglesia en penumbras no me permitió tomar una foto muy nítida del lugar pero se puede apreciar la belleza de la misma. Aquí también fueron filmadas escenas de la famosísima película La Lista de Schindler ya que la fabrica de Schindler estaba ubicada en Cracovia. También existe una placa conmemorativa ya que San Juan Pablo II fue arzobispo de la ciudad antes de ser Papa.

El retablo que se ve al fondo es en realidad el más grande de europa y se desplega hasta alcanzar los 12 metros de longitud. Fue tallada por Veit Stoss.

Cuando estallo la Segunda Guerra Mundial los polacos escondieron el altar para protegerlo pero un escuadrón Nazi logró ubicarlo. En Nuremberg lo escondieron en el castillo pero unos prisioneros que se encontraban también allí lograron enviar mensajes a Polonia para avisar que allí oculto estaba el altar. A pesar de los fuerte bombardeos que afectaron a Nuremberg el altar sobrevivió. Se trasladó a Polonia de nuevo en 1946 y luego de restauraciones volvió a la basílica en el año 1957.

La foto de bajo corresponde a la parte posterior de la Basilica de Santa María.

Otro edificio HERMOSO es el que corresponde al teatro Juliusz Slowacki. Uno de los edificios más lindos que vi.

Así nos dirigimos a la zona del antiguo Gueto Judio de Cracovia. Alli se puede visitar la antigua fabrica de Schindler como había menciona y una interesante escultura nos recuerda lo sucedido. Este es uno de los cinco guetos judíos que se encontraban en Polonia.

El barrio cerrado era utilizado para separar a las personas aptas para trabajar pero tambien para diseminar odio y terror. Como la cantidad de persona superaba la capacidad del barrio, varias familias vivían en minúsculas habitaciones.

Al momento de estallar la guerra en Cracovia vivían alrededor de 56.000 judíos.

El director de cine Roman Polanski es uno de los sobrevivientes.

Son 33 sillas grandes y 37 más pequeñas que fueron instaladas en el 2005 obra de los arquitectos Piotr Lewicki y Kazimierz Latak.

La escultura tiene como inspiración el momento en que se iniciaba el Gueto y todos debían traer sus muebles a esta plaza. Luego, aquí también eran despojados de todas sus pertenencias y en muchos casos enviados directamente a los campos de exterminio.

Las sillas representan, ademas de la ausencia, cada una, a 1000 víctimas de esta atroz historia. Algunas de las sillas están en la parada de ómnibus y nos recuerdan que cualquiera puede ser una víctima.

Continuamos nuestro recorrido para llegar al Santuario de la Divina Misericordia.

Una moderna Basilica que sorprende por lo diferente de su diseño. Busca representar a un barco y la torre con observatorio representa al mástil.

Nueva, ya que fue inaugurada en el 2002, tambien allí descansan los restos de Santa Faustina desde su beatificación en 1993 y quien fue canonizada en el año 2000.

No tome fotos dentro por el valor espiritual que tiene este lugar para mi, pero es uno de los altares más interesantes que vi en mi vida. San Juan Pablo II era devoto de la Divina Misericordia y fue el que ayudo a divulgarla al mundo entero. A las 3 de la tarde, la hora en que la visitamos y la hora oficial de la Divina Misericordia, se reza la coronilla en distintos idiomas y es muy emocionante escucharla en español.

El edificio contiguo es el convento en donde vivía Santa Faustina. Es el convento de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia.

Subimos a la torre y vemos el, a punto de terminar, el Centro Juan Pablo II. Fue ideado por el cardenal Stanislaw Dziwisz y una vez terminado contará con La Casa de Juan Pablo II dedicada a la vida y actividades del Santo Padre, Un lugar de reuniones para la juventud, Un centro de voluntarios, Una casa para retiros espirituales, Un centro de teologia y filosofia y biblioteca, Salas de conferencias, de exposicon y para la prensa.

Durante su primer visita a Polonia en Mayo del 2006, el Santo Padre Benedicto XVI bendijo la piedra basal del Centro.

Las vistas se pueden apreciar desde la torre que tiene 76 metros de altura y se encuentra a 276 metros sobre el nivel del mar. Cuando el cielo esta despejado se puede observar las montañas Tatra y la ya mencionada cruz en Giewont.

El santuario es visitado anualmente por miles y miles de peregrinos y nos vuelve a mostrar lo importante que es la religión para los polacos.

Con una vista general de la ciudad nos dependimos de este maravilloso lugar y esperamos volver muy pronto a Polonia! Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust