Ruta 2 y Ruta 7 – De cuando un trayecto se hace tan bello que se convierte en turistico

Este es Paraguay, mi país de tierra roja, cielo azul y verdes árboles.

Luego del recorrido por la capital tomamos el auto y nos dirigimos a la segunda ciudad más importante del país: Ciudad del Este. Al este del país como dice su nombre, esta particular y ESPECIALÍSIMA ciudad es una de las que conforman la llamada triple frontera, entre Argentina, Paraguay y Brasil. Pero a Ciudad del Este la visitaremos en otro momento.

Ahora recorremos los 320 km que nos llevan de un extremo del país al otro.

Normalmente las rutas principales en otros países están alejadas de las ciudades, pero siendo esta la más importante y teniendo cada pueblo algo en particular, el trayecto de mas de 300km se puede hacer desde 5 horas hasta varios días si tenemos en cuenta todas las «paradas» que podemos hacer en el camino.

Tengo que aclarar que hay otros medios para hacer este viaje. Se puede hacer en avión y también en varias empresas de omnibus. Pero si eligen alguno de estos medios se pierden de la oportunidad de ver y parar todo lo que veremos y pararemos en este post.

Un país que exporta más de 300mil toneladas de carne cada año es un país en el que abundan las vacas y los pastizales. En este trayecto se puede apreciar el porqué del sabor tan particular de la carne paraguaya. Aquí, el asado, barbacoa o como le quieran llamar, forma parte del domingo tradicional en las casas de casi todos los paraguayos y de todos los estratos sociales. La carne vacuna es parte importante del menu en Paraguay.

Como mencioné, en este país los días grises son pocos inclusive en el invierno, que es la época en que estas fotos fueron tomadas, pero normalmente vemors el cielo azul y el sol resplandece. Las temperaturas oscilan entre los 15 y 0 grados. Y no se olviden, que de este lado del mundo el invierno es en Julio y el verano en Enero.

Las fotos van mostrando la diversidad y lo llamativo que puede ser recorrer este trayecto. Al costado de la ruta se puede encontrar desde frutas frescas hasta esculturas hechas de chatarra.

En invierno, la frutilla o fresa es la estrella. En la ciudad de Aregua, a pocos km. de Asunción se celebra el «Festival de la Frutilla» donde además de saborear la fruta, se puede participar del proceso de recolección y además se encuentra a la venta una serie de alimentos y bebidas realizados a base de frutilla. También es en Aregua donde se puede ver todo lo que sea artesanías en cerámica. Lastimosamente para tomar esta ruta hay que hacer un desvió que para el recorrido que muestro aquí, me iba a retrasar demasiado y el tiempo se estaba empezando a nublar.

La casas bien sencillas al costado de la ruta se deben a que este es un país en el que la actividad central es la agricultura y ganadería. Además que, a pesar de haber mencionado que Paraguay en dimension es más grande que Inglaterra o Alemania, no olvidemos que cuenta con solo un poco más de 6 millones de habitantes lo que hace que la población esté repartida de manera dispersa y teniendo en cuenta la economía, también se podría decir que las riquezas están distribuidas de manera dispersa.

En Paraguay los puntos altos se dan en algunos cerros, y casi no se habla de montañas, ya que el más alto tiene poco más de 800 metros y no existen muchos que tengan altura parecida. Un país plano, por decir de cierta manera, regado de ríos y arroyos lo cual hace que al adentrarnos en la selva nos encontremos con interesantes sitios en donde cascadas paradisíacas se encuentren a mano de cualquier ciudadano.

Los «negocios» se encuentran por tramos. Una vez pasado el tramo de frutas no espere encontrarlas más adelante, lo mismo sucede con los dulces, y también con la ‘chipa’. La chipa es una especie de pan realizado con harina de maíz, grasa, queso, huevo, sal, almidón. La verdad que la receta va variando de lugar en lugar y de familia en familia. Si prueba alguna y le parece muy seca, no se preocupe que mas adelante encontrara otra con una textura diferente. Es una de las paradas obligatorias y no puede salir sin probar una. En invierno puede acompañar también con el tradicional ‘Cocido’. El Cocido es una especie de infusion hecha de yerba mate que se toma negro, es decir solo, o mezclado con un poco de leche.

Desde aqui podemos comprobar la planicie del paisaje. De todas formas no se engañe que las rutas están lejos de ser desérticas. Esta es la ruta más utilizada del país y cuenta solo con dos carriles en la mayor parte del recorrido. Llegando a Asuncion y a Ciudad del Este el embotellamiento se hace cada vez más caótico pero eso tendrán que vivirlo por ustedes mismo ya que en esta ocasión elegimos domingo de mañana para viajar y por eso nos pudimos encontrar con esta tranquilidad.

Otro punto gastronómico importante es Frankonia. Un restaurant alemán en el kilómetro 81 que tiene los sandwiches de milanesa más ricos del planeta. No se olvide de parar en este lugar, un lugar limpio y con todo lo necesario para llenar la panza y continuar camino.

Tengo que mencionar que las fotos de este post no se encuentran en el orden real, ya que muchas fueron sacadas en el viaje de ida y otras en el viaje de vuelta.

Existen muchos paradores a lo largo de este trayecto, algunos son mas conocidos que otros, pero lo que todos tienen en común es que se encuentran rodeados de mucho mucho verde.

Otro de los desvios que se puede hacer es a la Cantera de Ypacarai. No cuenta con señalización apropiada pero con un GPS o preguntando va a llegar sin problema. Son solo 15 km de desvío de la ruta y pegada a la calle, encontramos la cantera.

Este lugar por indefenso que parezca ya tomo la vida de muchas personas. Las profundidades de sus aguas no se conocen con precision pero en verano donde las altas temperaturas hacen que todo busquen un lugar para refrescarse hace que sea uno de los sitios más buscados por los lugareños. Muchos avisos se hicieron sobre este lugar advirtiendo de lo peligroso de sus aguas. Actualmente se encuentra clausurado pero teniendo en cuenta la tranquilidad de la zona y lo hermoso del lugar se esta buscando alguna empresa que se encargue de su explotación turística.

Arriba pudimos ver a parejas con sus perros y también personas ejecutando la guitarra. Un lugar mágico donde saliendo poquitos kilómetros nos encontramos con un paisaje completamente diferente y particular.

A pocos kilometros de este lugar se encuentra el Santuario de Schoenstatt Nacional, llamado Tupãrenda que es en idioma guaraní y en castellano significa Casa de Dios. Olvidé mencionar que en Paraguay existen dos lenguas oficiales, castellano y guaraní y a diferencia de otros lugares, aquí la lengua guaraní es una lengua viva que no se encuentra reservada solo para ciertos estratos sociales. El guarani o palabras en guaraní son utilizadas diariamente por todos los paraguayos. El guarani corresponde a la lengua de los habitante nativos de esta zona, los indígenas guaraníes.

El terreno de este santuario es tan amplio que tome una foto de la maqueta para intentar explicar las dimensiones de este lugar.

La iglesia tiene capacidad para más de 1.200 personas y no se sorprenda de encontrarla llena los domingos en horario de misa. Los jardines están lleno de todos los símbolos del movimiento como son la Cruz de la Unidad y muchos otros. Al fondo ya reconocemos la silueta del santuario.

De aqui salimos y vamos a nuestro último o primer destino dependiendo del camino que haya tomado. San Bernardino.

Esa agua que se ve al fondo corresponde al lago de Ypacarai. Este lago inspiro músicas y películas así como muchos poemas. La ciudad de San Bernardino es el punto turístico más visitado en la temporada de verano. Las discotecas y restaurantes abren sucursales en este periodo para aprovechar la afluencia de personas ya que por su corta distancia de Asunción, toda la movida nocturna se traslada a este sitio para los meses más calurosos.

A pesar de ser insoportablemente ruidoso en verano, en invierno es el lugar más tranquilo del mundo. Tanto que es que aquí se encuentra uno de mis sitios favoritos del universo.

San Bernardino tiene mucho más para ofrecer, una infraestructura preparada para el turista, hoteles y restaurantes que funcionan también en temporada baja. Es de mencionar que aquí se instalaron primeramente los inmigrantes alemanes que vinieron a Paraguay. Hace poco se descubrieron indicios de que Greta Garbo, Marlene Dietrich, Joan Crawford y Ramón Novarro estuvieron en 1935 por este lugar. Probablemente atraídos por lo exótico de este punto turístico no fueron los únicos que se sintieron atraídos a este lugar.

Muchas leyendas e historias se pueden escuchar en las calles y también en libros de historiadores que intentan juntar piezas para contar alguna historia. Entre ellas está la que dice que el famoso «Angel de la Muerte», el doctor Joseph Mengele, uno de los criminales nazi más terribles luego de huir de Alemania, pasó por Argentina y luego se instaló en Paraguay, especíificamente en San Bernarndino donde vivió hasta su impune muerte. De nada se tienen muchas pruebas y esta es solo una de las muchas historias que se conocen en el lugar. También se menciona a la hermana del filosofo Nietzsche, Elisabeth y todo lo que su paso por Paraguay conlleva. Pero no ahondaré en historia, pero les doy los tips para que a quien le interese sepa con que empezar a investigar.

Dejando este pedazo de historia de lado vamos a mencionar que también aquí existe un bellísimo hotel, el Hotel del Lago. Recientemente restaurado por historiadores y artistas para no perder detalle en el proceso. Inagurado en 1888, tuvo su esplendor y luego cayó en el olvido para recientemente ser restaurado conforme a las normas de la UNESCO en lo que respecta a patrimonio cultural. Algunos de los notables huéspedes de este hotel fueron el escritor francés Antoine de Saint-Exupery, el presidente francés Charles de Gaulle, el presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt. entre otros muchos artistas paraguayos entre ellos el guitarrista Mangoré.

A pesar del tiempo ya nublado, la tranquilidad de este lugar en particular es excepcional. Sentir que uno está casi flotando en el agua es una de las sensaciones más espectaculares del mundo. Muchos de los hoteles de esta ciudad cuentan con sus propios muelles y también los hay de acceso público. Es sin lugar a dudas un punto muy importante para cualquier turista que pasa por este país.

Antes de terminar quiero aclarar que creo que la magia de todos estos lugares está en la soledad. Muy pocas veces vamos a lugares bellísimos y turísticos y nos encontramos solos. Aquí no hay vendedores de souvenirs, gente ocupando el espacio que queremos fotografiar, no hay que formar colas para entrar ni postales super editadas que nos hacen dudar de que estamos en ese lugar. Paraguay nos ofrece ser PROTAGONISTAS de los lugares que visitamos. Sentir un poco esa aventura que hay veces falta. No es un destino turístico para todos, pero creo que es un destino para muchos que por falta de información y divulgación se pierden la oportunidad de vivir esta experiencia renovadora de «turistear» sin ser «turista». De convertirnos en viajeros, aventureros y porque no, también descubridores.

Con esta imagen de tranquilidad absoluta me despido hasta la proxima semana! No olviden de comentar si tienen alguna duda o pregunta y compartir el link si les ha gustado!

Esta otra es de un día soleado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust