Tromsø (Parte 1) …Más Al Norte Del Mundo

Siempre intento ser objetiva con los post sobre ciudades pero en este caso es imposible. Tromsø representa un sueño cumplido. Ver las auroras boreales era uno de esos deseos que uno tiene que piensa que nunca se van a hacer realidad. Pues se hizo realidad y puedo decir que es una de la experiencias mas extraordinarias que se puede vivir.

Cuando empece el blog lo hice con el fin de dar a conocer lugares diferentes y los más conocidos de forma más real. Acostumbrada a ver fotos ultraeditadas que generaban una especie de «decepción» en la gente cuando veían el lugar en vivo, pensé que el mundo es demasiado hermoso como para ultraeditarlo y que habían ademas otros lugares maravillosos que merecen conocerse a parte de las ciudades más tradicionalmente turísticas. Porque esta introducción? pues quiero decir que hasta hoy, la única experiencia que sobrepasó cualquier photoshop, cualquier edición, cualquier video o foto, es la de las auroras boreales. Es una experiencia que te llena el corazón, que te da cosquillas en la panza. Varias noches después al cerrar mis ojos para dormir podía seguir viendo esas luces bailando.

Bueno, pero mejor les cuento como sucede todo. Primero, les invito a buscar Tromsø en sus mapas.

Fue la primera vez que pude ver una ciudad de nieve. Nieve en todas partes, las calles llenas de nieve. Y el aterrizaje es siempre un poco movido por los fuertes vientos. En ocasiones, el avión debe volver a Oslo por el impedimento a aterrizar a causa del viento.

Para ver las auroras boreales se puede hacer de varias maneras. Una, se toma un bus público y uno va hasta la ultima parada y camina hacia el lugar más oscuro posible para intentar ver las luces en caso de que las haya, y fue esto lo que hicimos la primera noche. El inconveniente? La ultima parada todavía esta muy cerca de la ciudad y la polución lumínica afecta. Segundo, el último bus que vuelve a la ciudad es cerca de la medianoche, y hay veces que las auroras aparecen a las 2am o a las 3am y aunque pueden empezar a aparecer a las 10pm, apenas da una ventana muy pequeña para ver. Pero, el costo es de mas o menos 10% de lo que sale un tour organizado.

La otra manera es tomar un tour organizado, de estos los hay de muchos tipos, en camionetas pequeñas o en buses de 50 personas. Hay de grandes empresas y de particulares. Pero todos oscilan dentro del mismo marco de precios. La diferencia? Salen diariamente por lo que dominan el esquema y buscan y conocen los mejores lugares para ver las auroras por lo que, a pesar de no garantizar pues no esta en sus manos, les aseguro que hacen lo posible para que todos puedan disfrutar de las auroras. Además, cuentan con ropa para nieve y ofrecen chocolate caliente y galletitas cuando la noche se hace ya muy larga. Pero de esto le hablaremos mejor en la segunda parte del post. Y otra manera es alquilar un vehículo y hacerlo solo, pero, para que sea exitoso hay que ser muy suertudo o hay que hacer una organización previa excelente para encontrar los mejores lugares.

Continuando con el recorrido fotografico, salimos a caminar y a ver los lugares que visitaríamos también de día. La catedral, la biblioteca y la vista de la llamada Catedral del Artico que en realidad no es catedral, pero bueno, así se le dice cariñosamente.

Dependiendo de donde vienen les puede sorprender más o menos. Yo soy paraguaya y en mi país la temperatura más baja es de cero grados, durante la noche y no más de dos días. Aquí todo es extremo, la nieve no para de caer por lo cual los techos y las calles se encuentra completamente cubiertos. También el número de horas de luz es muy particular, ya que dependiendo de la época de invierno pueden tener total oscuridad, pero a partir de finales de enero se disfruta de un agregado 5 minutos de sol por día, por lo que a mediados de febrero disfrutamos de cerca de cinco horas de sol. Así tambien, este lugar es famoso por su sol de medianoche en verano, así que repito, aquí todo es extremo.

Algunas de las veredas tienen una especie de calentador lo cual hace que se puede caminar y que la nieve no se vuelva resbalosa. Pero se fijan la calle? Blanca! Así que si deciden manejar en Tromsø tengan en cuenta que será sobre nieve y probablemente también esté nevando.

Llegamos a nuestro primer punto turístico, la Biblioteca Publica Más al Norte del Mundo. Ops: Casi todo lo que vemos en Tromsø tiene el titulo de «más al norte del mundo». Nos encontramos 350km dentro del Circulo Polar Artico y no se porqué pero a mi me sorprende encontrar edificios con arquitectura tan vanguardista en este lugar.

Este edificio era distinto y originalmente un cine, el Fokus Kino. En el 2005 se inaugura la biblioteca la cual es mucho más importante de lo que se piensa, pues con el frío y la oscuridad, es el lugar perfecto para pasar las horas y disfrutar de una bebida caliente. Obra del equipo arquitectónico HRTB AS Arkitekten MNAL, se tuvieron en cuenta las largas horas de sol en verano por lo que el edificio también esta diseñado para ahorrar energía y que la luz entre por las cuatro caras durante las largas horas diurnas de junio y julio.

Continuamos recorriendo la ciudad y llegamos a la catedral. Hoy la vemos de noche, pero les prometo que la verán de día así se puede ver esa diferencia que tanto me gusta mostrar, como cambia por completo un paisaje dependiendo de la luz y de la hora. Como Tromsø es relativamente pequeña varias fotos son repetidas, pero algunas son tomadas cuando está nevando, otras de noche y otras de día.

Frente y alrededor de la catedral, varios cafés y negocios con su peculiar arquitectura embellecen el lugar.

No les enamora la nieve??? De escribir este post me dan unas ganas locas de volver!

Aquí, la catedral. La única catedral luterana de Noruega enteramente hecha en madera. Construida en 1861 de estilo neogótico esta rodeada de lo que fue una vez un cementerio. Algunas de las tumbas más grandes se pueden ver cuando no hay tanta nieve.

El órgano de adentro fue restaurado en el 2003 a su forma original ya que la iglesia sufrió modificaciones a lo largo de los años.

En la foto de arriba se ve como no para de nevar, si se fijan en el cielo se puede ver la nieve cayendo.

El dinero en Noruega es la Corona Noruega o Krone y se ve así, con monedas de varios tamaños y algunas con agujeros en el medio.

Caminamos al punto más importante de la ciudad, el puerto. Desde donde se puede ver la Catedral del Ártico, que es ese edificio triangular. Allí se llega cruzando el puente, que también se puede ver, y es tambien en esa zona donde se puede tomar el teleférico que nos lleva a la punta de la montaña.

Como pueden ver, las nubes y la polución lumínica hacen que sea prácticamente imposible ver las auroras desde aquí. Pero se puede, en ocasiones, cuando la actividad solar es lo suficientemente fuerte.

A la mañana nos paseamos por la ciudad. Nos encontramos con nuestra primera tapa de desagüe. Preciosa por cierto. Si quieren ver más tapas no dejen de visitar nuestro hashtag en Instagram #tapasdemeinewanderlust.

Fíjense en las veredas. Esta ciudad esta perfectamente preparada para el frío. Y tampoco es tanto frío, ya que por ejemplo nosotros salimos de Munich y en Tromsø hacía menos frío. Había más nieve, eso si. Esto se debe a que Tromsø recibe las corrientes cálidas del mar, si nos metemos más dentro del continente las temperaturas van bajando estrepitosamente.

De a ratos todo se nubla y comienza a nevar.

Se acuerdan de la Catedral del Artico? Pues casi no se puede ver de la nieve, y ni que decir la montaña que está detrás.

Ven la casa que está de costado? ese es el museo al que iremos en un rato. No se olviden de la ubicación.

Neva más fuerte aún, pero luego para por completo y sale el sol. En este post volveremos varias veces a este punto para mostrarles como cambia el clima durante el día.

A pocos metros del puerto encontramos la Catedral Católica más al Norte del mundo. Precioso edificio que inició su construcción al mismo tiempo que la catedral luterana y por ello el similar estilo neogótico.

La ciudad de Tromsø cuenta hoy con más de 70.000 habitantes y desde que empezó una de sus mayores fuentes fue y sigue siendo: la pesca. Hoy es la ciudad más al norte con más de 50.000 habitantes.

Es también la pesca uno de los atractivos turísticos marítimos, junto con el avistamiento de ballenas. Para ser de profesión pescador los permisos son costosos pero para el sector turístico existe una especie de permiso especial lo que permite realizar a modo de experiencia.

A Tromsø también se la conoce como la Paris del Norte y muchos se equivocan creyendo que es por lo moderna y concurrida. Al tener una universidad no duden en que se considera ciudad universitaria con sus cerca de 6000 estudiantes, la actividad nocturna no puede faltar con abundantes bares y pubs en el centro de la ciudad. Pero la verdad es que este nombre se lo ganó debido al puerto. Alrededor de 1800 su puerto se volvió uno de lo más movidos de escandinavia y la gente del norte de noruega contaba con todo tipo de novedades por lo que eran aparentemente más «sofisticadas» que la gente del sur ya que aquí llegaban primero las ropas y artículos que la gente fashion de París lucia en la época. Con el tiempo, debido a la apertura de la universidad, la escuela de maestros que migraron al norte para educar a la gente Sami y todos los avances, este apodo fue evolucionando en significado.

Este «peine» gigante? este es la manera que tienen los edificios de avisar que se forman carámbanos, que es el nombre oficial de lo que comúnmente se llama estalactitas de hielo, en la cornisa de los techos. Estos pueden caer y causar accidentes e incluso matar a una persona.

Llegamos al Museo Polar y aquí nos encontramos con una extensa exposición que nos pasea por las distintas épocas de la historia polar así como sus personajes más importantes, la caza, las expediciones polares y todo lo que significa el estilo de vida en el ártico.

Y frente al edificio rojo otra parte de la exhibición que es el edificio turquesa dedicado a Roald Amundsen y es el edificio que veíamos al otro lado del agua, se acuerdan que mencioné más arriba?

Desde esta ancla podemos ver el punto donde estábamos parados anteriormente, ese edificio con cartel luminoso rojo, uno de los hoteles más importantes de la ciudad.

Quien fue Roal Admusen? Pues nacido en Oslo un día decide dejar todo y dedicarse a cazar focas. Pero su mayor logro fue el de las expediciones polares que realizó. Recordado por su valentía entre sus logros se encuentran el hecho de ser el que encabezaba la primera expedición en llegar al Polo Sur y también liderar la expedición que sobrevuela por primera vez el Polo Norte.

De aquí volvemos a pasear por la ciudad, y les muestro otros puntos bajo una luz distinta pues empieza a salir el sol.

Vamos a entrar a la Catedral de Tromsø.

Como ven, empieza a caer la noche, y más tarde tenemos planeado tomar uno de esos buses públicos y así hacer nuestra primera tentativa de ver auroras boreales. Pero antes, como son apenas las dos de la tarde nos vamos a visitar la Cerveceria Más al Norte del Mundo. Esta cervecería tiene tours diarios que nos pasean no solo por la historia de la cervecería y la explicación de la elaboración de la cerveza sino que también nos cuentan un poco sobre la historia de Tromso.

Esperamos en el salón principal donde tienen cervezas de todo el mundo y entre ellas las distintas Macks, ediciones especiales y festivas, y también artículos que pertenecen al pasado y que nos recuerdan un poco que todo aquí tiene historia.

Tengo que destacar lo preciosamente decorado del lugar, este salón se encuentra pegado al bar, que es también el bar mas antiguo de la ciudad.

Como nace la cervecería? Pues en resumen debido al alto contenido alcohólico de lo que se bebía. Debido al frío, el consumo de vodka fue aumentando entre los habitantes y esto derivó en alcoholismo y todos los problemas que conlleva. En 1877, Ludwig Mack, hijo de alemanes, visitó varias veces a su tío en Baviera la capital cervecera alemana, y esto le prendió la lamparilla de empezar su cervecería en su querida Tromsø.

A pesar de que su eslogan dice ser la cervecería más al norte del mundo actualmente no lo es. Por motivos de logística, en el 2012 mudaron la fabrica a la ciudad de Nordkjosbotn y perdieron por 50 metros contra una cervecería en Groenlandia. A pesar de esto, creo que el titulo es debatible pues el maestro cervecero de Mack y sus laboratorios todavía se encuentran en este lugar. El maestro cervecero estudió en la universidad de Frising de la que hablamos dos post atrás.

La empresa sigue siendo una empresa familiar y la persona que nos cuenta todo es descendiente de Ludwig Mack. Muchas cosas cambiaron con el tiempo, cuando la fabrica se encontraba aquí, la cerveza iba directamente por los caños hasta el bar. También cambió la forma de envasar y ahora se utilizan estos globos de plástico lo cual hace más seguro y práctico el traslado y almacenamiento.

El tour es uno de los más completos que tuve la suerte de experimentar. Sinceramente, recomendable.

Nos cuentan también que aquí no hay Ley de Pureza, por lo que Mack importa el lúpulo de distintas partes del mundo para sus distintas cervezas, también lo hace con la cebada y no duda en agregar otros ingredientes a sus recetas para innovar constantemente.

Tambien, al auspiciar una expedición polar celebraron con una cerveza llamada Polar. Resultado? Una demanda de la venezolana Cervecería Polar, por lo que debieron cambiar el nombre.

Los toneles de cobre del laboratorio se pueden ver desde afuera y podemos espiar el peculiar estilo del maestro cervecero. Este, experimenta inspirado por la música que escucha, amante del rock, al crear algún nuevo producto también acompaña con la música que estaba escuchando al momento de realizarlo.

Bueno, salimos a probar algunas cervezas en el bar y de aquí pasamos a Polaria que queda a pocos metros. Un edificio muy especial del que hablaré en el próximo post para no aburrirlos tanto.

En la barra, las cervezas van acompañadas de la información que corresponde a la graduación alcohólica.

Esto es Polaria, lo que parece unos cuadrados caídos uno a lado de otros como piezas de dominó.

De aquí nos aventuramos a ver las auroras, les cuento lo que pasó. Primero, no teníamos mucha idea de a donde ir, así que desde la última parada de bu, caminamos lo máximo que pudimos buscando un punto oscuro, teniendo en cuenta la hora a la que teníamos que regresar a la estación. Todo muy nublado, perdimos las esperanzas.

Luego de 10 minutos de caminar llegamos a esta agua que más tarde descubrimos es una de las entradas del mar pues por aquí abundan los fiordos e instalamos el tripode y esperamos, mientras intentaba probar sacar alguna foto, pues era mi primera vez tomando fotos de la aurora boreal. Había leído muchísimo pero hay que practicar un poco para agarrar la mano. Miramos el cielo y de repente se empieza a ver, tomo una foto y AHI ESTABA! VERDE! no podía creer!! La primera foto: un desastre. En eso una señora nos invita a ver mejor desde el balcón de su casa. Se imaginan vivir en una casa donde podes salir a la noche a ver auroras boreales? Que privilegio!

Cuando salimos al balcón, luego de 5 minutos, había terminado. La actividad fue mínima y nos consideramos afortunados de haber visto lo que vimos. Volvimos a la ciudad y tomamos la decisión de invertir en un tour guiado, vinimos tan lejos, con el fin de ver las auroras boreales que nos pareció lo mejor. Hoy podemos decir que fue una de las mejores decisiones que pudimos haber tomado. En el próximo post les contamos más.

Les dejo con esta foto de las bicicletas en el estacionamiento de la estación de bus. Y no te olvides de subcribir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust