Roma (Parte 3) Las calles de Roma, las fuentes y una caminata nocturna

Roma no es solo el Coliseo, esta llena de fuentes y plazas y ni mencionar iglesias. Aquí recorremos un poco de todos estos monumentos y esculturas que hacen de Roma un lugar tan especial.

Retomamos el recorrido del post anterior y salimos del Vaticano y a unas pocas cuadras, sobre el río Tiber podemos reconocer ya la forma circular de esta gran fortaleza. Llegamos al Castillo Sant’Angelo.

Pueden recordar también que el Castillo se menciona en la famosa novela Angeles y Demonios de Dan Brown.

El puente que esta directamente frente a la fortaleza tiene el mismo nombre que el edificio. El puente se llama Sant’Angelo. A la fortaleza también se la llama Mausoleo de Adriano ya que fue Adriano quien inició su construcción en 135 para utilizarlo como mausoleo pero esto no sucedió. Esta fortaleza se utilizó en algún tiempo como refugio para el Papa luego de construir un corredor fortificado que conectaba la fortaleza con el Vaticano.

Desde la fortaleza se tiene una linda vista de la ciudad pero como todo, hay que abonar entrada. En Roma, en Praga, en Paris, todo se paga.

El ángel que se ve en la punta tiene una historia detrás. En el año 590 una epidemia azotaba la ciudad y el Papa Gregorio I tuvo la visión de el Arcángel Miguel sobre el Castillo de Sant’Angelo que anunciaba el final de la peste, luego se puso una estatua para recordar este evento.

Vamos a continuar recorriendo la ciudad y así viendo como son las calles del centro de la ciudad, las iglesias, las veredas y mucho más.

Y no se sorprendan de ver un Ferrari estacionado en medio de la calle. Sucede.

Por las calles llenas de distintos bares y restaurantes llegamos a una de las plazas más famosas. Campo dei Fiori es fácilmente reconocible por la estatua que luce en el centro.

El nombre significa Campo de Flores, pero no se debe a que se venden flores allí sino que cuando se estableció como plaza esta estaba ubicada en un campo de flores. La verdad es que otros historiadores creen que una mujer se llamaba Flora y era el amor de Pompeyo y esta tenia su casa en este lugar. Cual de las dos es la verdadera no sabemos.

La plaza es muy famosa entre los turistas y Il Forno Campo de’ Fiori tiene una de las pizzas más ricas de Roma, en muchos lugares aparece como LA MAS rica de Roma pero eso ya es subjetivo, lo que sí no pueden dejar de hacer es probarla y sacar sus propias conclusiones.

En el centro la estatua es la de Giordano Bruno, y nos lleva a un tiempo donde utilizaban este lugar para matar y quemar a personas. Giordano Bruno era un astrónomo, filosofo y poeta. Su aporte más importante fueron sus teorías sobre el universo, el sol y los planetas. En 1600, acusado de herejía, Giordano Bruno fue quemado y 300 años después en su honor se instaló esta escultura que lo recuerda.

Continuamos nuestro recorrido caminado y apreciamos los restaurantes montados para la comodidad del turistas. Todos ellos con el menú en varios idiomas, vendedores de souvenirs ubicados en las calles y cientos de grupos de turistas con guías y parlantes. No es difícil de creer que más de 6 millones de turistas visitan esta ciudad cada año. Hay veces se siente que los 6 millones están al mismo tiempo que estamos nosotros.

Un poco más y llegamos a otro destacado punto turístico. La Plaza Navona.

Plaza Navona, construida sobre un antiguo Circo que tenia capacidad para 30.000 personas, hoy reúne tres fuente y pintorescos edificios que le otorgan el titulo de una de las plazas barrocas más bellas del mundo. La fuente más famosa es la que fue esculpida por Bernini en 1650. Se llama «Fuente de los Cuatro Ríos» en italiano Fontana dei Quattro Fiumi y representa los cuatro ríos importantes de la época: El Nilo, el Ganges, el Río de la Plata y el Danubio. Esta ubicada en el centro de la plaza frente a la Iglesia de Santa Agnes. En medio de la fuente un obelisco construido en Egipto a pedido de Domiciano.

La que vemos en la foto de abajo corresponde a la Fuente de Moro, que al igual que la Fuente de Neptuno que esta en el extremo contrario, fueron construidas por Giacomo della Porta.

Actualmente la plaza cuenta con restaurantes en casi todo el perímetro. Muchos artistas callejeros aprovechan la afluencia de turistas y se instalan ofreciendo pinturas, retratos, música en vivo y otras más. A los alrededores muchas tiendas de artesanía y antigüedades nos distraen durante nuestro trayecto a otro punto importante.

Esta es la Fuente de los Cuatro Ríos, prácticamente infotografiable debido a la gran cantidad de gente lo que hace al mismo tiempo que la plaza se sienta con mucha vida.

Cuentan las malas lenguas que algunas de las estatuas hacen un gesto de rechazo debido a que Bernini odiaba a Borromini, quien diseñó la iglesia frente a la cual se encuentra la fuente. Digo malas lenguas porque históricamente la fuente fue construida antes que la iglesia así que esto no puede ser verdad.

La Fuente de Neptuno es para mí la mas bella de las tres y además esta decorada por los alegres colores de los edificios bien tradicionales de atrás.

Llegamos al Panteón y nos encontramos con otro obelisco. Este es el Panteón de Agripa, lleva este nombre porque fue construido por orden de Marco Agripa, yerno del emperador Augusto, esto además va inscripto en las letras que se pueden ver en el pórtico. Más adelante se destruyó en un incendio y fue reconstruido por orden del emperador Adriano en el año 118 y más adelante alrededor del año 600 se consagra como Iglesia cristiana. Ahora descansan los restos mortales de personas como Victor Manuel II y el artista Rafael.

La cantidad de gente esperando para entrar y ver el rayo que entra por el techo hizo que sea imposible verlo con los propios ojos. Esto lo dejamos para la próxima visita.

El panteon y su cúpula se considera por muchos como uno de los edificios más fotogénicos que existe, entre los datos curiosos nos encontramos con que mide lo mismo de altura que de diámetro.

Los pasillos y callejuelas son lindos pero prácticamente inapreciables por el alto flujo de personas caminando por doquier.

Cada imagen, cada pintura, cada fresco tiene muchísima historia. Las fuentes fueron esculpidas, completadas, trasladadas y mucho más. Toda la historia y el arte que aquí se puede apreciar principalmente se refiere a un periodo, amplio, pero lejano en el tiempo pasado. De a ratos nos trasladamos en tiempo y espacio apreciando los detalles.

En muchos lugares encontramos carteles explicativos que nos van contando la historia de los edificios y plazoletas que se encuentran cada tanto.

Casi de golpe y sin previo aviso llegamos a la famosísima Fontana di Trevi. Grande fue mi sorpresa cuando la encontré en medio de una diminuta plaza. Casi tan chica que la fuente parece rebosar en ella. Actualmente se encuentra en refacción y se accede al centro por una pasarela. Nos da una visión mucho mas cercana de las figuras pero sin duda nos deja con la tarea de volver cuando la refacción este terminada.

Una pantalla se instaló en el lugar la cual nos muestra imágenes de como es la fuente en todo su esplendor. Es no menos que simpático el hecho de ver a la famosa fuente en una pantalla estando parado frente a la fuente, pero esto no es lo más simpático de todo.

Estamos frente a la fuente más famosa del barroco, una de las más grandes de Roma con sus 40 metros de ancho pero no es esto lo que atrae millones de turistas al año.

Al igual que con el Pont des Arts es tradición lo que mantiene vigente a este lugar. Esto es fácilmente comprobable teniendo en cuenta que se junta mas de un millón de euros en monedas cada año. Si, un millón de euros. A pesar que no es una suma redonda, se cree que cerca de 3000 euros diarios los cuales cada año aumentan pues aumenta también la cantidad de visitantes.

Eventualmente ladronzuelos armados de palos con punteras con imán se acercan a intentar robar las monedas.

Culpa de libros y películas, cuenta la leyenda que si tiramos una moneda nos aseguramos el regreso a Roma. Otra película habla de tres opciones, con una moneda regresamos, con dos encontramos un italiano y nos enamorados y con tres monedas nos aseguramos el casamiento con este italiano en cuestión.

Por este motivo existe un guardia actualmente que se la pasa gritando a todo aquel que desobedece. Varios carteles también nos advierten de la prohibición de arrojar monedas puesto que el sentido común no es suficiente para observar el daño que puede hacer a el trabajo que esta en proceso. El guardia tiene que cuidar a cada persona pues para cumplir con el mito, arrojan monedas directamente a las esculturas que están en proceso de restauración. A pesar de haber ubicado un lugar especial destinado a las monedas mientras dure este proceso de arreglo, la gente simplemente tiene que cumplir con su capricho y arrojar las monedas cuan grande es la fuente.

A pesar de todo, esta «tradición» es de gran importancia para la organización humanitaria Cáritas, a quien van destinado el dinero que se obtiene producto de las monedas arrojadas a esta fuente.

La restauración esta prácticamente en su totalidad financiada por FENDI como se puede ver en el cartel, esta carga con el gasto de más de 2.500.000 euros para mantener viva a esta maravilla del arte.

Continuamos caminando y ya cayendo la noche las luces se prende y nos cambian un poco el paisaje.

Llegamos a la Fuente de Tritón, obra de Bernini y mi preferida de este viaje. Especialmente a la noche. En la plaza Bernini la vi desde el bus en una de las noches de regreso al hotel y hoy volví para apreciarla.

Producto del tratamiento del agua y la maravillosa iluminación, esta modesta fuente con sus turquesas aguas, el blanco de la piedra que dorada por motivo de las luces nos da una surreal experiencia pues se encuentra «firmada» con las luces de neón del edificio que tiene detrás. Una extraña mezcla de travertino y neón.

Esta fue la primera de las fuentes de Bernini y en su modestia también nos permite disfrutarla mejor pues no es mucha la gente se acerca a esta a pesar de que la tradición dice que arrojando una moneda aquí también nos aseguramos el regreso, pero no hay muchas películas o fotos que refuercen la leyenda. Yo? Agradecida.

Antes de continuar fuimos a la heladería con los helados más ricos del universo. Les aseguro que esta heladería les va a cambiar la vida. Sea el sabor que elijan apenas toque el frío producto sus lenguas van a estar seguros que nunca más podrán superar esta experiencia.

No en vano la fila sale varios metros del negocio. La espera vale la pena.

Recargadas las pilas vamos a los últimos puntos de este recorrido nocturno. Primero? La Plaza de España.

Aquí tenemos otros ejemplo de fuente de poco altura. Esto no es casualidad, las fuentes bajitas se deben a que la presión del agua era poca en el tiempo en que fueron construidas y por ello los diseños se atuvieron a esta condición.

La escalinata de la Piazza di Spagna es famosa en el mundo entero especialmente porque fue utilizada para varios desfiles de alta costura de las marcas renombradas del mundo. Aquí, a pesar de estar llena de gente también esta lleno de vendedores ambulantes que insistentemente ofrecen rosas y artefactos luminosos a cuanta persona se pasea. Toda esta «maquinaria» turística hace que la experiencia romana sea bastante distinta a lo que uno pueda imaginar.

La fuente se llama Fuente de la Barcaza o Fontana della Barcaccia en italiano, esculpida por Bernini y su hijo. La escalinata cuenta con 135 escalones y fue financiada por la embajada de España, que se encuentra arriba, pues quería conectar su edificio con la iglesia Trinitá dei Monti. Ahora entiendo el nombre de la plaza.

A unas pocas cuadras, cuadras con las vidrieras de las marcas más famosas del mundo moda, llegamos a la Piazza dei Popolo o en español, Plaza del Pueblo, es una de las más populares de la ciudad. Aquí hay varios elementos a destacar entre ellos el del obelisco en el medio. Otro obelisco egipcio al que se le llama Obelisco Flaminio.

Este par de iglesias gemelas llevan el nombre de Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto. En medio de ellas tres importantes calles, Via dei Corso, Via dei Babuino y Via di Ripetta. A esta disposición se llama de Tridente.

A los pies del obelisco una fuente de inspiración egipcia. Hay otras fuentes a los costados en donde inclusive una figura de Romulo y Remo junto a la loba son dignas de visitar, pero por la reducida luz y las posibilidades de la cámara quedan para la próxima visita diurna.

Esta no es la fuente original, la fuente original se trasladó a la Piazza Nicosia y aquí se construyó una nueva, la que vemos ahora.

Para no extender el post las explicaciones del monumento llamado despectivamente como «Torta de Bodas» por los menos fanáticos va a ir en el siguiente post. El siguiente es el ultimo de esta serie romana.

Estamos ante el Monumento a Victor Manuel II o Altar de la Patria. A pasitos del Coliseo y del Foro Romano.

A esta hora se pueden ver muchas personas con sus trípodes haciendo fotos de larga exposición.

Aqui se pueden ver esculturas modernas en medio.

Subimos la colina para ir a ver la famosa estatua de la loba Luperca. La estatua que representa la leyenda que da origen a Roma. La que esta en todos los basureros de la ciudad y en los souvenirs y en millones de cosas mas. Me advirtieron que era difícil de encontrar pero no fue hasta que llegue y no la encontré que me di cuenta de que era verdad.

Subimos por una calle muy empinada nos ofrece una preciosa vista del Foro Romano.

Este lugar es increíblemente tranquilo y una vista privilegiada se puede tener desde estos balcones. Es tan tranquilo que pensé que nos equivocamos de camino.

En realidad se puede acceder por aquí o por el lado derecho del Monumento a Victor Manuel II. Por el lado derecho tenemos una escalera, por este lado tenemos una calle.

Llegamos, nos recibe un arbusto en forma de loba. Estamos en el lugar correcto. Ahora solo falta encontrar la estatua de la loba. Pero doy unas vueltas y no la encuentro.

Muchas contradicciones hay sobre esta leyenda, inclusive sobre la estatua motivo por el cual hace pocos años se tuvo que realizar pruebas científicas para determinar en que época fue realizada. Las pruebas dieron como resultado que fue esculpida en la Edad Media.

Para evitar polémica voy a dar la versión más simple posible sobre la leyenda de la fundación de Roma.

Los gemelos Romulo y Remo fueron hijos de dioses, su madre fue castigada por incumplir el voto de virginidad. Por este motivo los pequeños fueron arrojados al río Tiber de donde los rescató la loba Luperca, que tenia su cueva en la colina donde esta el Palatino, y los amamantó. Ambos luego decidieron fundar una ciudad, Romulo quería que fuese a orillas del Tiber y Remo no. Por este motivo, Romulo mató a Remo y luego fundó la ciudad de Roma.

Las discusiones empiezan en la veracidad del mito, los padres de los niños, el origen del nombre de Roma, el motivo del asesinato y muchos otros que puede o no probarse con el paso del tiempo.

Acá esta tan oscuro que es casi imposible fotografiar sin un trípode. A pesar de ser casi las 11 de la noche vemos entrando un grupo de turistas con su respectivo guía. Nada fuera de lo común. Estamos en Roma.

Estamos en la Plaza de Campidoglio que esta en la cima de la Colina Capitolina. Miguel Angel proyectó la plaza y en sus museos está resguardada la escultura original de la loba, afuera, en algún lugar que todavía no encontramos, una replica.

Entre los elementos destacados, una estatua ecuestre de Marco Aurelio en el centro, esta es también una copia, la original esta en el Museo Capitolino al igual que la loba..

Esta escalera es la que corresponde al otro acceso del que les hablaba. En el post de la semana que viene tomaremos una fotografía desde el edificio con techo curvo que se ve en el fondo.

A nuestra salida, en el oscuro callejón por el que entramos, a la derecha, sobre una columna vemos la estatua de Luperca.

Me sorprendió lo poco destacada que está. Un símbolo de Roma casi escondida.

Bajamos por la rampa, miramos de nuevo al Foro Romano y nos dirigimos al Coliseo Romano.

Aun a estas horas los vendedores ambulantes nos continúan ofreciendo souvenirs.

Desde aquí tomamos un tranvía y vamos al barrio más visitado.

Hacemos una pasada nocturna por Trastevere. Pero en el próximo post le cuento sobre este barrio.

Desde Trastevere nos despedimos y les esperamos en la próxima y ultima parte de esta larga pero súper interesante y educativa visita a Roma… Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust