Newcastle upon Tyne – (Parte 1) Paseamos por la ciudad de noche

Newcastle es nuestra primera incursión por el norte de Inglaterra y nuestra segunda visita al país en épocas navideñas.

Como fuimos a visitar a amigos para pasar las fiestas la prioridad era pasar en familia y no tanto recorrer la ciudad. Pero nos quedamos encantados con esta zona y prometemos volver para ver el famoso Muro de Adriano y el ángel del norte.

Esta es una ciudad conocida por todos los ingleses. Con sus 300.000 habitantes es considerada una de las más grandes del país y sin dudas la más poblada del norte. Tiene una de las mejores universidades del país, donde inclusive miembros de la realeza han estudiado como es el caso de la Princesa Eugenia que estudió Inglés e Historia del Arte.

Además es de esas ciudades a las que se acude para despedidas de solteros y fin de semanas de locura. Es común ver durante las noches de sábado grupos de chicas y muchachos buscando donde tomar los siguientes tragos. Por este motivo, normalmente «conoces Newcastle?» va acompañada de la respuesta «Si! Las fiestas alli son increíbles!». Según distintos medios, Newcastle es la reina de la noche británica, tercera de Europa, después de Londres y Berlin, y la 7ma en el Mundo. Como este blog no sale de noche, esa vida nocturna la dejamos en estas estadísticas.

Nuestro recorrido principal fue por el centro de la ciudad. A pesar de que esta galeria se concentra en la vista nocturna, también acompaño la vista diurna del mismo lugar porque, como saben, es algo que nos gusta hacer aquí por el blog.

Se puede decir que es una ciudad de contrastes. Tenemos edificios y callejuelas victorianas pero también modernos puentes y galerías de artes moderno. De sus siete puentes, el más antiguo, el Robert Stephenson data del 1840 y el más nuevo, el Gateshead Millennium Bridge, fue inaugurado en el 2001.

Como los fragmentos del Muro de Adriano indican, los romanos se establecieron aquí alla por el año 122, y el establecimiento llevó el nombre de Pons Aelius. Mucho más adelante, en el año 1080, cambia de nombre por el de Newcastle, siendo este el nombre del castillo que vemos en las imágenes de abajo. Fue en su tiempo el castillo o fortaleza más al norte de Inglaterra.

En sus varios años, la ciudad pasó a ser conocida por el comercio de lana pasando luego por una época de minas de carbón lo que le ganó un importante lugar en a Revolucion Industrial. Lo interesante es que actualmente busca ser la Primera Sin Carbon de Inglaterra y se destaca por su compromiso con proyectos medioambientales.

El castillo

Volviendo al castillo, el que dio nombre a la ciudad, vemos que construido en 1080, y lo que queda principalmente ya son construcciones más recientes, de 1168 para ser específico. Lo que vemos arriba, con las ventanitas, es el Black Gate y la torre Castle Keep que es lo que se considera el antiguo Newcastle. En los últimos 200 años este sitio pasó de mano en mano por lo que varios periodos históricos guardan memorias dentro y cuya construcción se ve afectada, es decir podemos ver fragmentos de varias épocas en sus muros. Esto también se debe a que sufrio refacciones, bueno, sufrió no es la palabra correcta. Me alegra mucho ver «pedazos» de historia tan importantes respetados y cuidados. Actualmente, esta abierto todo el año y el recorrido consiste en pasear por los camineros y leer los carteles informativos que nos cuentan sobre su historia.

El black Gate fue el más afectado por el paso del tiempo, en cuando a funcionalidad. Construido en 1240, cuenta con dos habitaciones a los lados. Actualmente una grabación en loop de gente hablando se vuelve un poco tenebrosa, especialmente a la noche. Luego de funcionar como pórtico de entrada pasó a ser la vivienda de un comerciante y más adelante se volvió un asentamiento irregular donde en un punto se «hospedaban» 6 personas. En 1880 empezó el periodo de recuperación y restauración. Gracias a esto lo conocemos como lo vemos ahora.

También se puede subir a lo alto y tener una vista fantástica de la ciudad ya que este se encuentra a orillas del río Tyne.

La catedral de San Nicolás

A poco metros encontramos la Catedral de San Nicolás. La torre es lo más reconocible de esta estructura. Ésta es de 1350 pero está construida sobre ruinas de una aun más antigua que data de 1091. A pesar de que fue construida en el siglo XIII no fue hasta 1882 que se convirtió en catedral.

Desde aquí se caminan poco metros y vemos las torres. Como pueden ver en la imagen de abajo, a la izquierda el Black Keep y un poco más al fondo, con una bandera en la punta, el Newcastle.

El piso de piedras nos da aun más la sensación de que todo se mantiene. Abajo pueden ver los muros con los distintos tipos de ladrillos.

Parados aquí miramos a la derecha y todavía podemos ver claramente la catedral.

En la imagen de abajo pueden ver el circuito de camineros del que les hablaba con los carteles informativos.

En el piso, unos medallones de metal nos indican el camino a seguir. Me recuerdan a los de Edimburgo que nos preparaban para tomar fotografías.

Para bajar al rio seguimos las indicaciones lo cual nos lleva por fragmentos del antiguo muro que rodeaba la ciudad. Con el crecimiento de Newcastle estos muros y las torre de guardia fueron desapareciendo. Aun asi todavía se conservan fragmentos que nos recuerdan como se unía la parte baja con la alta de la ciudad para su mejor protección.

Hmmm Invanders estuvo por aquí al igual que en Estrasburgo. Sobre este artista ya les contamos en uno de nuestros primeros post, por eso siempre que lo «encontramos» nos gusta comentarlo.

El Tyne y el hermoso puente

Llegamos a orillas del río y desde aquí tenemos una maravillosa vista del punte y los modernos edificios. Sinceramente este es mi lugar preferido de la ciudad. El agua tiene un encanto especial y junto con las luces del puente y la luna llena, no puede ser mejor.

El Gateshead Millennium Bridge cuenta con un sistema de iluminación que le cambia el color cada ciertos segundos. El genio detrás de esto es Wilkinson Eyre. Por esta obra ganó premios en el 2002, 2003 y 2005. No tengo una manera fácil de explicar lo que sucede con este puente. Aqui un video para entender mejor. La manera en la que se «levanta» le ganó el apodo de «el puente que parpadea». Es MARAVILLOSO. Además de ser estéticamente precioso, tanto de día como de noche, cuando hace su «magia» no hay alguien que se depcione.

El caminero que vemos a la izquierda se llama de Camino del Muro de Adriano o Hadrian’s Wall Path. Este forma parte de los 135km que corresponden a lo que antiguamente era el Muro de Adriano.

El edificio que se ve a la derecha, al fondo. Es el Baltic Center for Contemporary Art. De este lugar hablaremos en el siguiente post pues lo visitaremos por dentro.

Desde aquí vemos el otro importante puente. El Tyne Bridge. Abierto desde 1928, les traeremos fotos diurnas en el siguiente post.

Por supuesto, el candado no puede faltar. Les contamos sobre los candados hace ya un tiempo.

Antes de irnos no quiero olvidar mencionar el Fenwick. Esta tienda de departamentos que se encuentra en varias ciudades de Inglaterra, incluyendo Londres, tuvo su origen aquí, en esta esquina en Newcastle. Se creó en 1882 y es tan linda por dentro como por fuera debido a que se mantuvieron los elementos originales del edificio.

Y asi, de vuelta al centro de la ciudad, nos despedimos de esta primera parte y prometemos mas Newcastle la próxima semana! No olviden suscribirse!

Ah! y para mantener el post actualizado el 29 de noviembre de 2016 salió la noticia de que luego de tres años de estudios del Heritage Index Project, un proyecto de la RSA la Sociedad Real de Artes, Newcastle tiene el patrimonio vivo más activo después de Londres. Esto basado en edificios, idiomas y muchos elementos más.

Asi que continuamos descubriendo este patrimonio en el siguiente post! No olviden suscribirse!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust