San Diego (Parte 2) – Oldtown y un poco de historia

Hoy, para terminar nuestro recorrido por San Diego, con muchas muchas ganas de volver, nos sumergimos en su historia. La primera ciudad de California tiene mucho para contar y les contamos de todo en este post.

Oldtown

El Parque Histórico de la Ciudad Vieja de San Diego mantiene al pueblo viejo como era. Esta zona histórica se encuentra salpicada de restaurantes y tiendas que hacen del paseo uno muy ameno. Este es el parque más visitado de California y sin duda es el sitio turístico más visitado de la ciudad.

Aquí se instaló el primer asentamiento europeo de la Costa Oeste fundado por Gaspar de Portolá y luego la ciudad fue creciendo a mediados de 1830 cuando soldados retirados iban construyendo sus casas alrededor.

La ciudad se mantuvo pequeña inclusive luego de la independencia de Mexico. Cuando en 1850 California se convierte en parte de Estados Unidos, San Diego apenas superaba los 600 habitantes. En 1860, Alonzo Horton propone que la ciudad siga creciendo en otro punto, una zona más cercana al mar que era por donde llegaban los productos y la mercadería. Fue así como este sitio quedo relegado a Pueblo Histórico y la ciudad de San Diego se convirtió en lo que conocemos hoy en la zona donde se encuentra.

Aqui, caminando por las calles nos encontramos con esa pintoresca mezcla entre Mexico y Estados Unidos. Me encanta y no deja de llamar mi atención. La comida? Deliciosa y abundante! Mientras preparaba este post mi estomago comenzó a gritar que quiere volver a San Diego.

Esta es la zona ideal para adquirir souvenirs. Los colores y la variedad es impresionante! Muchos negocios de artesanía nos sirven de introducción a la cultura mexicana que muy pronto visitaremos.

Hay varios tipos de tours que se pueden realizar aquí, los museos son de entrada gratuita y cada uno cuenta un pedazo de la historia. De los cinco edificios históricos el más popular es la Whaley House, la casa ostenta el título de la casa con más fantasmas de Estados Unidos. La verdad es que soy demasiado miedosa como para leer sobre el tema, pero les dejo el dato así ustedes investigan después.

Las casas son de tradicional adobe o madera. Hay tiendas donde hacen caramelos artesanales, infusiones, picantes y también una maravillosa variedad y calidad de productos orgánicos.

Prácticamente cada edificio que se encuentra en esta zona tiene una especie de mini museo dentro. El recorrido puede ser corto o largo dependiendo de cuanto tiempo nos detengamos en cada local.

No es para nada extraña esa sensación de parque temático que se tiene. Cada detalle perfectamente cuidado, los uniformes de las personas que atienden en los negocios, las cajas que protegen los transformadores, los barriles, todo, todo, esta en perfecta armonía.

Entre los interesantes museos nos encontramos con el que nos cuenta la historia de Wells Fargo, como empezó y su relación a la fiebre de oro y los largos viajes que se realizaban de costa a costa, la relación que tenia esta empresa, de más de 150 años de antigüedad, con Mexico y como fue creciendo poco a poco. A pesar que su primera tienda se ubicó en Nueva York, sus orígenes se encuentran directamente relacionados a los de California. Para sentirnos mas ambientados, dentro cuentan con un original carruaje de la época en que todo empezaba. Y un precioso mapa que nos «pinta» como era la situación en ese tiempo.

Con estos detalles nos despedimos de San Diego. Aun nos queda mucho, muchísimo por recorrer pero prometemos volver con más de esta preciosa ciudad! Espero que hayan disfrutado y nos encontramos de nuevo el próximo lunes! No se olviden de subscribir!!

Como saben, coleccionamos imágenes de las tapas de alcantarillas de las distintas ciudades que visitamos. Que me gusto de esta? Que fue hecha en la India. Interesante, verdad?

Deja un comentario en: “San Diego (Parte 2) – Oldtown y un poco de historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust