Madrid (Parte 3) – Estadio del Real Madrid y Parque Retiro

Esta es la imagen que nos muestra lo bellísimo que puede ser un domingo en Parque Retiro. Pero para llegar aquí todavia vamos a recorrer un poco más.

Amaneciendo de uno de los bellísimos días soleados que Madrid tiene para regalar, vamos a la Puerta de Alcalá. Si, aquella que se ve al fondo es la famosísima Puerta de Alcalá. Es una de las 9 puertas que marcaban el ingreso a la ciudad de Madrid en la antigüedad. Esta puerta tiene una particularidad. No tiene el mismo diseño de ambos lados. Cuenta la historia que el rey no se ponía de acuerdo con su esposa en cuanto al diseño se trataba, entonces decidieron tomar ambos diseños y aplicarlos uno en cada lado de la puerta.

Para ver ambos diseños tendrán que visitar el post de Parque Europa de la semana que viene. La puerta se encuentra en medio de una gran avenida, y la fila de personas esperando para tomarse una (varias) fotos es bastante larga. La fila se forma espontáneamente frente a la puerta y también antes de cruzar la calle, ya que por el reducido espacio que hay en el centro, no se puede acumular mucha gente y muchos de los turistas van en grandes grupos, por ello esperan en la acera.

Como mencioné antes, me sorprendió de Madrid, que todas las esculturas y atracciones están en «uso». Es decir que no están protegidas por murallas ni hay que abonar entradas ni nada. Esta formando parte del día a día de las personas y eso es bellísimo.

Mirando la puerta de frente, a la izquierda esta una de las entradas del Parque Retiro.

En las entradas abundan vendedores ambulantes que ofrecen todo tipo de lentes de sol y carteras.

Para comprender mejor, el Parque Retiro tiene 118 hectáreas y un sin fin de entradas. Cada entrada nos acerca a una de las «atracciones» que hay dentro. Elegimos, por conveniencia, la que esta a lado de la Puerta de Alcalá y nos encontramos con el Teatro de Titeres.

El parque existe desde 1630 y desde esa época va «coleccionando» estatuas, monumentos y todo tipo de celebraciones a personajes importantes. Es el lugar predilecto para realizar deportes y para disfrutar del aire libre en un hermoso domingo.

No debe sorprender encontrarse con personajes famosos de la talla de Shakira, ya que este lugar es perfecto para todos y hay también tantas áreas como gustos personales.

Vamos a recorrer las principales.

Este es el punto central del parque, un estanque forma parte del monumento a Alfonso XII que se puede ver al fondo.

Casi al costado vemos El Paseo de las Estatuas. Las mismas fueron hechas, en principio, para adornar el palacio, pero por motivos varios hoy adornar una zona del Parque Retiro. Cada una realizada por un autor diferente nos invita a un viaje en el tiempo recordando a cada uno de los personajes representado.

A solo pasitos, la Fuente de la Alcachofa. Y si, así es el Parque Retiro. Es como caminar en un parque/museo.

Desde aquí la vista lateral del estanque.

Nos adentramos más y llegamos a este espectacular edificio que sirve como galería. El mismo forma parte de la «red» de exposiciones del Museo del Prado. Aquí las exposiciónes son temporales y gratuitas.

Y finalmente llegamos al lugar más fotografiado del Parque Retiro:

El Palacio de Cristal. Un edificio realizado en vidrio con algunas pocas sillas dentro.

Dentro, mi pedazo preferido es este. Una sala dentro del castillo donde cada tanto se cambia el articulo dentro de ella. Hay veces hay un zapato, otras una silla, todo tipo de cosas. La finalidad es meditar al respecto. Para mi fue uno de los lugares mas especiales que visite. La simplicidad del articulo en medio de la nada o en medio de todo, solo o abandonado, en fin, la meditacion es personal y este lugar es perfecto para reflexionar.

El lago artificial y el Palacio de Cristal fueron construidos en 1887. Hoy es un espacio de meditación, tranquilidad. Una especie de santuario en medio del ruido. Aquí hay que mantener la voz baja y respetar el silencio del otro.

Caminamos por el Paseo del Paraguay hasta llegar a uno de los sectores más sorprendentes el Parque: Los Jardines del Retiro. Al fondo, se ve el Casón del Buen Retiro.

Este casón forma hoy parte del Museo del Prado. Antes albergaba al Guernica de Picasso.

Salimos y nos dirigimos al Museo del Prado. A la «central».

En el camino una calle llena de libros usados nos demora por unas horas… lugar maravilloso donde se puede encontrar todo tipo de «tesoros».

Pero tenemos que seguir y así llegamos al Museo de la Reina Sofia. Un museo que forma parte de lo que se llama «Triángulo del Arte». Son 3 museos que no se puede dejar de visitar en Madrid, si uno es amante del arte, las pinturas o la historia. El Museo de la Reina Sofia, correctamente denominado Museo Nacional Centro de Arte de la Reina Sofia, alberga hoy al Guernica como atraccion central y nos muestra lo mejor del arte del siglo XX y contemporáneo. El Museo del Prado con todas las obras más importantes del siglo XVI al XIX es uno de los más grande y visitados del mundo y el Museo Thyssen-Bornemisza donde obras desde El Greco hasta Cezanne nos embelesan y enamoran.

A cuadras del museo llegamos a la Gatoteca. Un lugar muy especial que merece mención. La gatoteca es una fundación que se encarga de recoger gatos y encontrarles un lugar. Tienen un limite de gatos ya que buscan su bienestar por sobre todas las cosas. La casa ofrece tickets, los cuales podemos comprar por hora, semana o mes. El ticket nos permite pasar una hora y media en medio de todos los gatos precioso que viven allí. Podemos conocerlos y enamorarnos y luego adoptarlos. También es un espacio para las personas que no pueden tener mascotas ya que la Gatoteca cuenta con sofas y lugares para traer algún libro y sentarnos a disfrutar de un momento rodeados de peludos.

Un trabajo maravilloso y un espacio UNICO. El lugar es precioso y súper bien decorado y no puedo dejar de mencionar la limpieza del mismo. Ni un aroma gatuno se percibe dentro. Se puede tomar fotos pero, amante de los gatos como soy, las tome solo con el celular para no molestar a los peluditos.

Llegamos luego al Museo del Prado. Es la pinacoteca más espectacular que visite hasta ahora. No solo la disposición de los cuadros sino tambien la carga emocional. El Museo del Prado busca mostrar los mejor de lo mejor de la mejor manera. Y los excesos de «mejor» no son suficientes para describir lo que encontramos aquí.

Todo lo que vimos en infinidad de ocasiones en enciclopedias, en el colegio, en reproducciones, no se compara a la sensación de estar frente al Sorolla que vi toda mi infancia en la tapa de un libro de Isabel Allende.

Un recorrido por la historia se logra de manera impecable en la finísima disposición de las exposiciones.

Esta «entrada» lateral en realidad no se utiliza, pero es una de las mas lindas.

Llegamos a otra de las «entradas» que tampoco se utilizan pero es el lugar donde adquirimos las entradas y mas adelante llegamos a la entrada oficial.

A los pies de la Parroquia San Jeronimo el Real la entrada moderna nos invita a esta experiencia maravillosa . Cabe destacar que es un lugar muy famoso, pero que puede resultar aburrido para todos aquellos que no disfrutan del arte. Hay que tener en cuenta ya que puede ser un generador de discordia y pelea en viajes grupales o familiares. Unos quieren quedarse más y otros solo quiere salir. A pesar de que nadie jamás aceptará públicamente el aburrimiento, esto sucede y hay que tener en cuenta para no generar un desgaste innecesario.

Las fotografias estan prohibidas pero en el hall de entrada todavía se pueden tomar. Aquí una tienda de souvenir nos permite comprar laminas y todo tipo de merchandising todos ellos con altísima calidad y también altísimos precios. Casi siempre van de la mano.

Por cuestión de tiempo y dinero dejamos el Thyssen para la siguiente visita pero antes de continur descansamos un rato en uno de los muchos 100 Montaditos que se encuentran en la ciudad. Creo que olvide mencionar que esta cadena maneja el sistema de monoprecio. Es decir, todos los montaditos tienen el mismo precio.

En el tiempo que visitamos estábamos a semanas de la gran ceremonia que coronaba como rey a Felipe de Borbón luego de la abdicación del rey Juan Carlos. Los actos oficiales iban a tener lugar aquí en el Congreso de los Diputados.

Luego visitamos la famosa Fuente de Cibeles y el Palacio de la Comunicación. A pesar de la belleza de estos a la luz del día, no se compara con la iluminación nocturna. No tengo fotos pero recomiendo visitarlos a la noche. Un bellísimo espectáculo.

Este lugar es el oficial para las celebraciones de los campeonatos del club de fútbol Real Madrid. El elegido por los fanáticos del Atlético de Madrid es la Fuente de Neptuno.

Nos dirigimos a otro interesante lugar, el edificio de la Biblioteca Nacional. Alrededor nos encontramos con esculturas modernas y antiguas, pero la que más llama nuestra atención es la que se encuentra en el centro de la avenida: La de Cristobal Colón.

En la foto de abajo, a la derecha vemos un fragmento del edificio de la Bibilioteca Nacional. La esfera se encuentra dentro de las inmediaciones del Teatro Fernan Gomez Centro Cultural de la Villa. Un sitio que tambien alberga a exposición de artesanos y otras intinerantes.

Frente a este edificio tenemos la rotonda con la estatua de Cristobal Colon en medio, que fue erigida por el aniversario 400 del descubrimiento de América.

Abajo una mirada al edificio de la Biblioteca Nacional.

Para mi esta es una de las imágenes preferidas que tengo de Madrid. No solo por la enorme bandera sino porque me recordó, luego de tanta historia, algo que había olvidado por completo, que Cristobal Colón descubrió America. Es cierto que existen muchas discusiones en cuanto a la utilización de la palabra «descubrió» pero es la mejor forma de exponer este evento tan importante de la historia. Especialmente para una sudamericana como yo.

Aquí me sorprendió encontrar algo totalmente inesperado. Una espectacular obra de Fernando Botero. Se llama La Mujer con Espejo y es una de las 5 esculturas que hay en Madrid. Se encuentra en el paseo de la Castellana, en la Plaza de Colón, frente a las Torres de Colón. Esta es un regalo del escultor luego de hacer una exposición con 21 obras en Madrid y envuelto en la felicidad del éxito que tuvo su exposición regaló a la ciudad esta bellísima obra que hoy podemos visitar en cualquier hora y en cualquier día.

Finalmente vamos al ultimo lugar del recorrido que haremos a modo de galería de fotos. El Santiago Bernabeú es uno de los estadios más visitados del mundo y también uno de los mas modernos. Interactivo y espectacularmente diseñado el recorrido inicia con una panorámica del mismo y luego nos adentramos en el museo donde nos contagiamos de la pasión por el club, finalmente concluimos en la tienda y de allí nos dirigimos a nuestro ultimo punto de visita.

Ese día jugaba España el primer partido de la Copa Mundial 2014, en el estacionamiento se preparaba todo para ver en pantallas gigantes.

Una maqueta del futuro estadio.

Una foto que nos muestra los festejos en La Cibeles cuando Real Madrid se alzó con la «orejona», la copa de la Champions League en su décima ocasión. Una hazaña lograda solo por este equipo hasta ahora.

Visitamos el vestuario de Real Madrid y tambien el mas modesto para visitantes. Simpatico ver a todos abarrotados tomando fotos frente a los lockers de los jugadores pero pasando rapidamente de largo al atravesar el vestuario de visitantes.

Este es el vestuario de visitantes.

A unas cuantas cuadras llegamos a las famosas 4 torres. Las cuatro torres son 4 edificios de distinto diseño pero muy fotografiadas ya que representan al Area de Negocios o Bussines Area de Madrid. La mejor vista se tiene lateralmente ya que desde donde estamos solo se ven dos pues se encuentra un edificio tras otro.

El primer edificio de las 4 torres es el edificio que vemos al fondo el que tiene un cuadrado vacío en la cima y se llama Torre Foster. Pero los más llamativos son los edificios que se encuentran «inclinados». A estos gemelos se los llama Puerta de Europa. En su momento fueron los primeros edificios inclinados que se construyeron en el mundo y fueron inaugurados en 1996.

La torre en el medio se llama Obelisco de la Caja y tambien Obelisco de Calatrava porque es un monumento diseñado por Santiago Calatrava y Caja porque fue un regalo de la Caja Madrid.

Estos son alguno de los edificios que forman parte de las 4 torres.

Con esta imagen unica del skyline de Madrid nos despedimos hasta la próxima visita a esta maravillosa capital que es Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust