Ljubljana – (Parte 1) Bellos edificios, bellos detalles, belleza de ciudad

Liubliana. Es así como se pronuncia en esloveno el nombre de la capital de este pequeño país.

Lubjljana es una de esas ciudad poco visitadas pero que sorprende tanto JUSTAMENTE por el hecho de que las redes sociales no están empapeladas con fotos de ella. No sabemos realmente que esperar y eso tiene su magia. Les aseguro que se sorprenderán. Esta ciudad es una bella y acogedora mezcla de varios estilos.

Ljubljiana empieza a aparecer más fuerte en el mapa turístico. Mencionada inclusive en series de televisión como Chef’s Table.

Tal vez aquí en Europa sea mucho más conocida de lo que es en mi natal Sudamérica, por lo que no tenía idea de que esperar de esta ciudad. Cuando la ciudad a la que viajo es absolutamente desconocida para mi, evito ver fotos y buscar demasiada informacion para asi tener el factor sorpresa de mi lado.

Nos encontramos a uno de los lados del río Ljubljanica.

El río Ljubljanica atraviesa la ciudad y nos recuerda que Eslovenia cuenta con maravillas de la naturaleza como son preciosas montañas y una pequeña salida al mar en la parte más cálida del país. Aquí puden notar esa pequeña salida al mar. Además, espectaculares cavernas, pero de eso les contamos en otro post.

Como pueden ver, todo es muy auténtico. En las zonas menos turísticas de la ciudad las paredes se encuentran menos cuidadas pero eso no le quita encanto. Las calles siempre impecables y a nada le falta personalidad. Todo es muy propio. Muy especial.

El Puente del Dragón

Este río que mencionamos recién, permite a la ciudad tener decorada varias partes con hermosos y diferentes puentes. El primero que encontramos en nuestro camino al centro de la ciudad es el Puente del Dragón.

El dragon es el «animal» preferido de Eslovenia. Muchas de sus historias se ven relacionadas a este ser mitológico.

La ciudad es bastante pequeña comparando con otras capitales europeas. Cerca de 250.000 de los 2 millones que tiene el país conforma el numero de habitantes de esta capital. Esta es de esas ciudades compactas donde el centro histórico y las atracciones turísticas se encuentran en un radio de un máximo de 15 minutos caminando, según indica el mapa que nos ofrecieron en el hostel donde nos hospedamos.

La primera foto del post es un lado del puente, y lo que vemos en la foto de abajo es el otro lado. El puente que se ve más adelante es uno que visitaremos en un momento.

La relación de los dragones con la capital eslovena es que existe una leyenda que habla de que el héroe griego Jason salvó a una joven virgen que se encontraba atrapada por el dragón. También dice la leyenda que cuando una joven virgen cruza el puente, los dragones mueven la cola.

El puente fue construido en 1900 y terminado en 1901. Es uno de los mejores de exponentes del art nouveau de la ciudad pero no el único, como podrán ver más adelante. Ah si, tengo que ser sincera. Si nos siguen hace tiempo saben que el art nouveau tiene un lugar especial en mi corazón. El art deco también, pero en segundo lugar. Ya que estamos en este tema, les invito a leer al menos el concepto del art noveau, y ver estos ejemplos que visitamos. Esta es una ciudad donde, especialmente en una zona particular, los edificios en este estilo se encuentran en IMPECABLE estado y es tal que al pisar la vereda de esa calle parece que nos transportamos a otro tiempo.

Este puente no es la excepción. Obra de Jurij Zaninovic, pueden observar el trabajo de cada uno de los detalles. Este es un puente protegido por su importancia histórica y por su valor artístico.

Fue construido luego de que el antiguo puente de madera que aquí se ubicaba, fuera dañado por un terremoto. Ese puente se llamaba Puente del Carnicero.

Según el cartel, este es el 3er arco más largo de los puentes europeos. Es utilizado para paso peatonal y de vehículos.

Los carteles que indican números y nombres de calle. Saben que siempre les tomo una foto junto con las tapas de alcantarilla.

La capital verde de Europa

Mientras caminábamos por el otro lado de la calle pudimos ver como la limpieza de esta ciudad se destacaba en cada rincón. Y no nos encontrábamos en lo más céntrico. Los bancos impecablemente pintados. Las calles impecablemente barridas. Basureros con bolsas en todas partes. Fue así que descubrimos que no era casualidad. Esta ciudad es considerada la CAPITAL VERDE DE EUROPA del 2016. Un justo premio que se ganó en el año en que la visitamos.

Este honor se concedió en base a cuan rápido se dió el cambio de la ciudad. En menos de una década pasaron de ser una ciudad más, con tráfico, polución y todo lo demás, a ser la capital verde de Europa. La gente dejó sus autos y pasó a utilizar bicicletas, el sistema de calefacción se cambió, el agua es potable sin necesidad de tratamientos. Además de todo esto, sus espacios verdes y la cantidad de hectáreas por habitantes es superior a la de muchos países. Con el premio de capital verde también se incrementaron los programas para mantener y mejorar el cambio ecológico. La verdad? la ciudad parece una maqueta. Debido a que hay muy pocas personas en las calles, las aceras amplias e impecables, los edificios perfectamente mantenidos, la limpieza es excepcional, sin dudas, la capital más limpia que tuve la oportunidad de conocer.

Desde donde estamos parados podemos ver las vías del funicular que llevan al Castillo de Eslovenia. Este castillo es donde se cree que todavía vive el dragón, guiño guiño.

El Puente del Carnicero

Luego de caminar un par de minutos llegamos al Puente del Carnicero, que lleva el mismo nombre de aquel que se había caído. La idea de hacer un puente con este nombre en este lugar apareció allá por 1930 pero fue solo en el 2010 cuando se pudo llevar a cabo e inaugurar este lugar. Este puente de peatones fue también el elegido por la gente para ser el depositario de los candados del amor. Tema que siempre me llama la atención y que pueden ver mencionado en uno de mis más antiguos posts.

Este puente esta adornado con motivos de carnicería, obviamente. Varios artistas fueron partícipes, pues no solo son estos elementos en las barandas, sino también hay una estatua de Prometheus y otra de Satyr.

El puente tiene los lados de paneles de vidrio. El estilo de las barandas es bastante moderno. Las esculturas son excelentes. Sin duda uno de mis puentes preferidos.

El artista Jakov Brdar trabajó en las esculturas y el arquitecto Jože Plecnik en el diseño del puente.

Continuamos nuestro camino y nos encontramos en lo que más tarde será un mercado. Es al costado de la Catedral de San Nicolás. Nosotros estabamos recorriendo bastante temprano asi que no nos sorprendimos de que todo esté en fase de preparación.

El casco histórico

Quiero destacar que nos encontramos en el casco histórico de la ciudad y si miran alrededor, arriba, los techos, todos son auténticos, es decir, no vemos edificios modernos en medio, lo cual es bastante especial y encantador.

El ayuntamiento y alrededores es el lugar perfecto para caminar y probar un poco de ese sabor esloveno. Además del mercado al costado de la catedral, chocolaterias, cafeterías y muchas tiendas donde encontramos con que distraernos. Aquí específicamente en el antiguo ayuntamiento, donde los carteles nos comentan acerca del flamante premio de Capital Verde de Europa, y se encuentra además la oficina de turismo.

El triple Puente

Desde aquí vamos al famoso TRIPLE PUENTE, el que divide la ciudad antigua de la ciudad nueva. Bueno, creo que la manera más positiva es decir que UNE el casco antiguo con la zona más moderna de la ciudad.

Esta foto que ven abajo corresponde al triple puente. Creo que sería mas interesante fotografiarlos desde arriba para que sea más facil comprender su diseño.

El edificio naranja que vemos al fondo corresponde a la Iglesia de la Anunciación.

La iglesia data de 1669 pero estuvieron otros edificios más antiguos en el lugar en que ella se encuentra actualmente.

Con su estilo barroco, contrasta con la cuadra de edificios de estilo art nouveau que veremos más adelante. Pero como pueden ver, esta plaza se encuentra en impecable estado así como toda la ciudad.

Es un poco surreal este puente, pues parados aquí vemos aparecerse personas en bicicletas y caminando desde casi todas direcciones.

En 1842 este puente era solo UN puente, luego para evitar su deterioro se agregaron las dos partes laterales en 1932. La ultima renovación fue en 1992 y se convirtió en únicamente peatonal en el 2007.

Es el puente más famoso de la ciudad y sin lugar a dudas uno de los más particulares que vi hasta ahora.

Esta estatua es del poeta esloveno Dr. France Preseren. La plaza lleva su nombre y los edificios que le rodean son considerados los mejores del siglo XX.

El de abajo se llama Hauptmann House, construido en 1873 fue uno de los pocos en sobrevivir al terremoto de 1895. Fue remodelada en partes en 1904 con elementos de otro estilo arquitectónico. Bellísimo adorno a esta ya bella plaza.

Les comenté que a pesar de que hay mucha gente en las calles no es abrumador? Esta es una PRECIOSA ciudad, y sé que utilicé este adjetivo ya varias veces pero la verdad que no se como describir mas que preciosa. No es fácil encontrar un lugar tan elegante y distinguido pero a la vez tan tan auténtico. Los edificios bien cuidados y mantenidos, lo que habla de un respeto por la historia encantador.

Bueno, mejor seguimos recorriendo.

El pasillo arquitectónico

A solo unos pasos nos encontramos con el primero de los muchos edificios que quería ver. El «pasillo arquitectónico» por llamarlo de alguna manera. Galerija Emporium nos marca la entrada a una calle de detalles maravillosos. Vemos ejemplos del barroco conviviendo en absoluta armonía con el art nouveau, el art deco y otros estilos que tendremos la oportunidad de saborear.

La Galerija Emporium, desde 1903 como dice en su propia fachada, fue desde ese año una tienda por departamentos. Es además una de las más exclusivas con artículos de diseñadores internacionales como Versace, McQueen y otros. Además, tienen un piso completo donde tienen artículos de artistas y diseñadores eslovenos. Aww, el respeto por el arte aquí, me conquista en cada cuadra.

El que ven abajo, es el Grand Hotel Union. Inaugurado en 1905 fue el más moderno en su tiempo. Fue re decorado en varias oportunidades pero continua teniendo todos los elementos que la hacen especial.

No encontré manera de fotografiar esta calle de forma que se pueda ver de verdad o sentir lo que es caminar en ella. Como pueden ver, limpísima. Pero los edificios a los costados… no podía parar de admirar los miles de detalles. Esta cuadra se merece un par de horas de observación, degustación, apreciación.

La Vurnik House

La de abajo es la Vurnik House. Perdón la foto de beso, nuestro proyecto fotográfico que pueden visitar aquí. En esta ciudad me pasó que en dos oportunidades olvidé tomar una foto distinta para el blog, asi que esperen una parecida en la siguiente parte de este post.

Este es uno de los edificios más famosos de la ciudad. Pueden ver como se diferencia de sus hermanos del art nouveau. Este edificio fue diseñado por Ivan Vurnik, y construido en 1932. Se considera el mejor exponente del estilo arquitectónico esloveno.

De aquí vamos a la zona más moderna de la ciudad. Primero parando en una plaza «cualquiera» por decir de alguna manera.

Una plazoleta en medio del camino que nos invitó a descansar. Así como la ven, con almohadones, ceniceros y toda esas obras de arte. Así, casualmente.

Frente al Hotel Union no conseguí ninguna información al respecto, no sé que artista la realizo ni desde que año está allí. Olvide tomar una foto al cartel, asi que si se pasan por allí me hacen el favor de tomar alguna foto de alguna placa y así me sacan de esta ignorancia.

Desde algunas calles se ven las montañas. Fíjense al fondo en la foto de abajo.

Por favor miren la amplitud de las veredas. El lujo de las paradas de bus. LA LIMPIEZA!

La parte moderna de la ciudad

El de abajo es el Neboticnik. El rascacielos más famoso de la ciudad. Cuando se inauguró en 1933 fue el noveno más alto de Europa. Hoy, hay planes de restaurarlo y dejarlo reluciente pues es un edificio histórico que forma parte del skyline de la ciudad. Además se puede visitar sus pisos superiores y tener una vista completa de la ciudad.

Banka Slovenije, otro edificio histórico mantenido y protegido por el estado además de encontrarse en funcionamiento.

Llegamos a otro interesante edificio frente a una de las más importantes plazas de la ciudad. Este es el edificio del Parlamento Esloveno. Su nombre oficial es Edificio de Asamblea Nacional. Fue construido por Vino Glanz en 1959.

Lo principal? La escultura de 5 columnas de la entrada. Karel Putrih y Zdenko Kalin fueron los artistas autores de esta obra que muestra personas en situaciones cotidianas personificando la paz, alegría, familia y más.

Las puertas son de roble y las esculturas en granito.

Frente, la Plaza de la Republica. Por primera vez encuentro una plaza de concreto tan grande como es esta. En este día caluroso era particularmente incómoda. Pero su verdadera importancia histórica es que, ademas de ser la más grande de la ciudad, fue aquí donde se declaró la Independencia de la entonces, Yugoslavia, el 26 de Junio de 1991.

Fue utilizada como estacionamiento por mucho tiempo hasta que en el 2014 decidieron convertirla en lo que vemos hoy.

Abajo vemos el monumento a la revolución de los artistas Drago Tršarja y Vladimir Braco. Pesa 19 toneladas y es uno de los más grandes del país.

Los grandes edificio que vemos atrás son el TR2 y TR3, una corresponde a un banco y la otra a una empresa privada.

Frente a este interesante parque de concreto hay uno verde llamado Monumento a Janeza Vajkarda Valvasorja y una estatua del mismo en el medio. Conocido simplemente como Valvasor, fue un noble esloveno, historiador y matemático, miembro del Royal Society de Londres, que falleció en 1693.

En los alrededores de esta plaza se encuentran los museos de la ciudad. Las cuales voy a mencionar para no extender en demasía el post. Los museos son en su mayoría recientemente renovados y merecen la visita.

Museo Nacional de Eslovenia.

Museo de Arte Moderno.

La Embajada de Estados Unidos. Cosa que no suelo fotografiar pero esa casa tiene valor histórico y su historia se puede leer en una placa en los portones. Además, su estilo poco estadounidense me hizo creer que se trataba de la embajada alemana.

Esta es la embajada alemana. Y se encuentra a solo unos cuantos metros de la anterior.

Bueno, con este primer recorrido me despido y les espero en la siguiente parte para despedirnos de esta capital! No olviden suscribirse y compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust