Bratislava (Parte 2) Castillo de Bratislava y las estatuas más famosas

Empieza un nuevo dia y los colores de los edificios se hacen más bellos y el contraste entre cuidado y descuidado, arte y abandono da un aire de misterio, autenticidad y belleza que es difícil de explicar.

Las esculturas y obras de arte no se quedan fuera de este constante contraste que nos sorprende en cada esquina. Abajo vemos un oso poco convencional pero al fondo un busto absolutamente tradicional. Me encanta esta ciudad!

Se acuerdan de esta plaza? una de las ultimas fotos del post anterior. A la noche casi no se notaba que uno de los edificios estaba en refacción. La «magia» de la luz solar.

Detrás de la plaza central encontramos este edificio rosado que corresponde al Primaciálny Palac. Palacio que sirvió de residencia presidencial hasta 1996 cuando esta se trasladó al Palacio Grassalkovich. Construido en 1778 en estilo neo clásico es famoso por su Salon de Espejos.

Continuamos observando los detalles de la ciudad.

Volvemos a la plaza principal (habiamos ido en busca de la estatua del «paparazzi» pero la quitaron cuando cerró el restaurant llamado Paparazzi que era dueño de la estatua. Según leímos, puede ser que vuelvan a colocarla pero por ahora no está).

Hablamos de este personaje en el post anterior. Un soldado francés se queda en la ciudad al enamorarse de una mujer. Inmortalizado hoy en esta estatua.

Las tapas de desagües son una de las osas que colecciono, si quieren ver mas pueden ir a Instagram y seguir el hashtag #tapasdemeinewanderlust

Volvemos al punto donde encontramos a Cumil, este personaje que se ve en la esquina izquierda de la foto de abajo.

Cumil es el nombre de esta partícular escultura. Aparece amenudo en los listados de «esculturas extrañas del mundo». Es hoy un símbolo de la ciudad y a pesar de haber sido instalada en 1997 y arrollada 2 veces por automovilistas desatentos, hoy, con su propio cartel de atención, es visitada y fotografiada por curiosos y turistas. En todas partes leemos sobre el hecho de que «nadie sabe si trabaja o esta mirando por debajo de las faldas» pero no conseguí encontrar información sobre la autoriza de esta obra.

Frente al teatro nacional casi desapercibido encontramos este fragmento de fortaleza.

Estas piezas encontramos instaladas en el piso frente a una galería de arte. Frente a la galería de arte esta iglesia. Pero continuamos deambulando por la ciudad mientras nos dirigimos al castillo de Bratislava.

Este es el Punto Cero o Km Cero de la ciudad. Nos da información comparativa de distancia. Lo más cercano a mi país fue Buenos Aires.

A lado del este portal encontramos lo que es «el edificio más angosto de Europa del Este». Hoy, un nada espectacular negocio de Kebabs.

Caminamos hasta este puentecito al que muchos sitios se refieren como el «Puente de San Carlos de Bratislava» haciendo referencia al de Praga (pueden leer sobre Praga aquí). La verdad es que el puente en nada se asemeja al mencionado y tampoco encontramos agua abajo, lo que no impidió a los «enamorados» de utilizar candados del amor y arrojar las llaves al pasto.

Vamos al castillo, pasamos de nuevo por la Catedral y podemos tener una mejor vista de la corona. Aquí emprendemos un largo y empinado trayecto hasta el castillo, pero regado de maravillosas vistas de la ciudad.

Vemos a lo lejos lo que llaman de muchas maneras, cambio varias veces de nombre hasta que actualmente lleva el nombre de Most SNP que es la abreviación de Most Slovenského národného povstania. Este puente es único en el mundo y fue en su tiempo llamada de «la obra del siglo». Construido en 1972 es comúnmente llamado de puente UFO (OVNI en ingles) o Puente Nuevo el cual fue su nombre oficial durante un tiempo hasta que volvió al originario Most SNP.

Tiene 430 metros de largo y fue diseñado por A. Tesar, J. Lacko e I. Slamen. Esta hecho de acero y sumado al hecho de que es un puente colgante con único pilón, es único en Europa y uno de los únicos 2 de su tipo en el mundo.

La «Nave Extraterrestre» es en realidad un restaurante al que se accede por un ascensor y se encuentra a casi 90 metros de altura.

Vamos subiendo y tenemos una vista directa de la punta de la torre de la catedral donde volvemos a apreciar la corona.

Llegamos finalmente al castillo, desde aquí tenemos una espectacular vista de la ciudad.

Nos sorprende que, a pesar de haber leído al respecto, el castillo es tan nuevo como dicen. Se construyó en el siglo X pero sufrió varias reconstrucciones. Tantas, que actualmente se encuentra en refacción. Dentro, alberga al Museo Nacional de Eslovaquia.

Como la lente no nos permite una «panorámica» les muestro en tres fotos un poco de la vista que se tiene desde arriba.

Reconocen el puente del fondo? Es cerca de Eurovea.

Recorremos un poco alrededor, vemos el futuro del castillo y las ruinas antiguas. La foto de abajo es el mirador, al costado izquierdo podemos ver parte de la pared blanca del castillo.

Encontramos el futuro proyecto. Quedará precioso!

Las limas que se ven en la foto de a abajo se plantaron intencionalmente para celebrar la Ley Constitucional Checoslovaca el 30 de Octubre de 1968.

Entramos al castillo pero todo estaba cerrado así que solo pudimos ver el patio interior.

Bajamos de nuevo para terminar nuestro recorrido.

Pasamos de nuevo por la catedral.

Y a pocos pasos encontramos este famoso personaje. En una de las paredes, un hombrecito desnudo. Muchas son las historias al respecto. Algunos dicen que fue hecha por un hombre harto de la «curiosidad» de su vecino que constantemente miraba lo que sucedía a lado. Otros dicen que era un hombre curioso que olvido que estaba desnudo y salió a mirar cuando pasaba la gente para las fiestas de coronación. Estoy segura que hay mas version pero la verdad es que nadie sabe verdaderamente el motivo.

Ya terminando el recorrido, pueden ver el Teatro Nacional al fondo, pasamos por otra de las estatuas. La de Pavol Országh Hviezdoslav, el representante de la literatura eslovaca.

Con esta imagen, la cual también fue la última nuestra, nos despedimos de Bratislava y esperamos volver a otros puntos de Eslovaquia para conocer más. Sin duda lo que más disfrute de esta ciudad es el hecho de que todavía se siente tranquilidad y autenticidad en las calles. Además, como saben, lo que más disfruto es de «descubrir» lugares que nunca vi siquiera en fotos, y Bratislava sin duda me ofreció eso. Espero que hayan disfrutado!

Les esperamos en el proximo post!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust