Edimburgo – (Parte 3) La parte nueva de la ciudad

Para cerrar nuestro recorrido no podíamos dejar de visitar la parte nueva de la ciudad. Edimburgo es de esas ciudades en las que su parte nueva es tan encantadora como su parte vieja. Distinta, pero encantadora y, no me canso de decir, auténtica.

Escribir este post es muy difícil porque por un lado siento que debo mucha informacion, a pesar que en ninguna ciudad es posible recorrer todo lo que uno quiere, en Edimburgo siento especialmente la necesidad de volver. Les prometo que volveremos y les contamos todo sobre los lugares que en esta ocasión solo vimos por fuera, como la Galeria Nacional de Escocia.

Bajando a la ciudad nueva

A medida que vamos bajando nos damos cuenta de como va cambiando al arquitectura. Les muestro también un poco de las muchas escaleras que hay en la ciudad.

Eso que vemos al fondo es el Monumento Scott. El monumento al escritor Sir Walter Scott más grande del mundo.

Este viaje lo realizamos unos días antes de navidad por lo que pudimos ver el mercado navideño.

Mapa del centro

Algo que disfruto mucho son de las maquetas de bronce preparadas para videntes y no videntes. En estas maquetas podemos tener una idea general de lo que recorrimos o vamos a recorrer. Aquí es clara la diferencia que hay en el terreno de la ciudad. También podemos ver claramente, a la derecha la avenida principal, la famosa George Street y la calle entre el castillo y los edificios es Princes Street. Princes Street es la calle donde se encuentran las tiendas mas importantes, el hotel Balmoral y la estación de tren. El mercado navideño es en Princes Street Garden que es un jardín entre el palacio y la famosa calle como pueden ver en la maqueta. La calle a la izquierda que linda con lo que se ven como parque es Queen Street. Todas paralelas entre sí.

Rose Street es una calle peatonal que se encuentra en medio de Princes y George y una de las más concurridas. Y lleva el nombre Rose (flor rosa) por el emblema de Inglaterra y existe una calle paralela que se llama Thistle (flor Cardo), debido al emblema de Escocia. Entonces tenemos la calle Princesa, reina y George (por el rey George III) y en medio las calles con los emblemas de Inglaterra y Escocia. Interesante.

Rose Street es famosa por la cantidad de bares que tiene. Dicen que existe el «Desafío Rose Street» que consiste en tomar un «pint» (un vaso de cerveza) en cada bar y ver como se termina la calle.

Debida a la deferencia de altura donde sea que estemos es fácil ubicarnos pues tenemos de referencia el castillo o el monumento de Scott como pueden ver en las fotos más abajo.

Edificios hermosos

La imagen de arriba corresponde a The Dome. Este edificio fue construido para ser el Banco Comercial de Escocia que luego se fusionó con otro que más tarde se volvió a fusionar con otro convirtiéndose finalmente en el Banco Real de Escocia. Lo impactante de este edificio es que actualmente es un restaurant/club nocturno y según las fotos, es absolutamente bello por dentro, así como es por fuera. Como les decimos, dejamos la visita para la próxima.

Jenners es el shopping más famoso de la ciudad. Asi como Harrods en Londres, Lafayette en Paris, así también Edimburgo tiene su «tienda pro departamentos». A pesar de que muchos critican el hecho de ir a los shoppings yo creo que es siempre interesante, especialmente para poder ver las diferencias entre uno y otro país. También, suele suceder que las tiendas se encuentran en edificios preciosos como es el caso de Jenners. En las fotos de abajo pueden ver el inmenso árbol de navidad que se encuentra en el medio.

De aquí caminamos a otro bello edificio. El Banco Real de Escocia. Este junto con The Dome y otros, son edificios protegidos y referidos como Categoría A. Este edificio lleva el nombre de Dundas House pues era la mansión de la familia Dundas. Fue construido en 1771. Lo más famoso de este edifico son las estrellas que se encuentran en su domo.

Ya casi terminamos nuestro recorrido y así nos dirigimos al Hotel Balmoral. Como les conté en el otro post, aquí se escribio el último libro de Harry Potter y desde entonces la suite se llama J.K. Rowling Suite y la mesada de mármol se protegió con un libro y pasar la noche allí cuesta cerca de mil libras. El edificio se inauguró en 1902. Fue diseñado por el arquitecto William Hamilton Beattie y es un icono de la ciudad. Además, el reloj es famoso por permanecer siempre tres minutos adelantado supuestamente para que los peatones no pierdan sus trenes ya que la estación de tren se encuentra debajo de esta calle. Esto solo no sucede el día de año nuevo que es cuando el reloj está en la hora exacta. El edificio es INMENSO.

Como les voy a contar muy superficialmente, Escocia es muy famosa por sus clanes. Los clanes son las familias y la organización social del país. Los clanes se identifican con varios elementos de los cuales el más famoso es el tartan. El tartan es ese «estampado» que se ven en los «kilts» que son las «polleras» escocesas. Cada clan tiene un diseño diferente que le identifica. Estos es parte del esquema de orgullo e identidad que baña el país. Por supuesto que con los clanes se escuchan muchísimas historias de odio, venganza y enemistades que se llevan por años y años. De todas formas, todo esto aporta al tesoro cultural del país. Existen oficinas donde uno puede rastrear a sus ancestros como el que vemos frente al hotel Balmoral, la oficina Nacional de Registros .

A lado del hotel Balmoral encontramos el Waverly Gate, también llamado edificio Microsoft en varios sitios. Probablemente se debe a que fue el primer inquilino del edificio. Este es un edificio que mantuvo todo su aspecto exterior pero por dentro es uno de los más modernos y ecológicos del país. Utiliza agua para mejorar la climatización dentro y tiene en cuenta aspectos como el hecho de que al estar tan cerca de la estación de tren, las personas utilizan menos combustible para llegar a la oficina. Interesante. Como pueden ver abajo en el cartel, Microsoft es solo UNA de las oficinas.

North Bridge y la estación de trenes

De aquí cruzamos el punte, el North Bridge y nos dirigimos a la estación que se encuentra debajo. El North Bridge no es el puente más famoso de la ciudad. El más famoso es el Forth Bridge, un puente de trenes que fue declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El problema es que éste se encontraba en refacciones cuando visitamos la ciudad, así que, queda como pendiente.

Las barandas del puente son de color celeste y rojo por lo que es facilmnte identificable. En la foto de abajo se puede ver el techo de la estación.

Abajo pueden entender mejor lo que les explicaba. El edificio que se ve al fondo a la izquierda (miren el reloj) es el Balmoral. El de la derecha es el Waverly Gate y luego vemos el puente y debajo el techo de la estación de tren.

Y es de aquí donde nos despedimos de esta ciudad. Capital de Escocia y a partir de nuestra visita, una de nuestras ciudades preferidas. Les esperamos el proximo lunes y les contamos sobre otras zonas de Escocia. Hasta la Proxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust