Hamburgo – (Parte 2) Puerto, mar y el Elba

Buen lunes a todos! Luego del musical en la Parte 1, el circuito nos lleva a la parte mas portuaria de la ciudad.

Un atardecer que nos regala azules en el cielo, hace de todo este paisaje uno aún más bonito.

Cabe destacar, que si nos hubiesemos dirigido hacia la derecha, en vez de la izquierda como lo hicimos, llegaríamos al mercado de pescados, uno de los sitios más concurridos donde se puede comer pescado fresco y visitar el mercado de pulgas. Estos no se encuentran abiertos 24 horas ni 365 días por lo que hay tener cuidado para poder coincidir.

Nostros iremos hacia la izquierda. En la foto de arriba vemos en el foooondo el Elbphilarmonie, más cerca nuestro un centro comercial y al costado a la izquierda, un pedacito del Elbtunnel. Ya hablaremos de cada uno de ellos. Solo para que tengan una idea de lo que estamos haciendo.

Como pueden ver nos encontramos en una pasarela que se conecta con las plataformas del puerto a trvés de puentes.

Para entender mejor, hay que mirar un mapa. Marcando Elbtunnel van a tener luego una idea de lo que estamos hablando. Yo les espero…

El Elbtunnel

Bueno, ahora que sabemos donde estamos, vamos a hablar del Elbtunnel.

El Elbtunnel se llama así porque el río que tenemos entre donde estamos y a donde queremos llegar cruzado el tunel es el Elba. Actualmente su valor histórico y turístico sigue vigente y ya ha sobrepasado sus 100 años de vida. Por eso a este se llama el viejo Elbtunnel, pues existe un Nuevo Elbtunnel que fue inaugurado en 1975 y también se encuentra en funcionamiento.

El viejo túnel fue inaugurado en 1911. Con 24 metros de profundidad tenía capacidad para vehículos y personas. Fue el primer túnel de este tipo del continente europeo. Y a pesar que actualmente se utiliza más con fines turísticos, el mismo sigue descendiendo autos y motos en sus particulares ascensores pero por cuestiones de practicidad, casi no es utilizado para este fin.

La distancia que recorre hasta Steinwerder? más de 400 metros, 426,50 para ser exactos.

Y el túnel también puede ser alquilado para eventos. Fue utilizado como set de filmación y por supuesto, en una ciudad tan artística, para exposiciones.

Los adornos que vemos, son originales pues a pesar de haber sido afectado por bombardeos, los adornos se salvaron y son los originales los que podemos apreciar hoy.

Al salir vemos una de las muchas torres de Hamburgo, las cuales son visibles desde los barcos que se acercan a la ciudad. El más famoso es el faro de la iglesia St. Michaelis y también el más alto por lo que es el primero en ser visto.

Pero el que vemos abajo es una torre de Reloj. Hay una torre de estas en ambos extremos de un centro comercial ubicado enfrente a varios de los puentes hasta los muelles como pueden ver en la foto siguiente donde pueden reconocer la base de la misma al costado derecho de la imagen.

Recorremos el puerto

Subimos a una plataforma que queda en una de las salidas del metro, desde donde podemos mirar a la izquierda, que es hacia donde nos dirigimos. Al fondo, el Elbphilarmonie.

Esta es la salida del metro Landungsbrücke y el puente se encuentra INFESTADO por candados del amor.

Caminar por estas calles tiene su encanto. No es un tradicional sucio puerto. Es un paisaje bellísimo con aire fresco que corre de lado a lado. En invierno particularmente frío, pero me imagino los días de primavera y otoño deben ser muy lindos por aquí.

Como mencionamos ya un millón de veces, Hamburgo es un Puerto. Por ello, las ofertas turísticas de esta temática son infinitas. Además de poder tomar paseos en barco, llegar en un crucero, o comprar artículos de navegación también se pueden visitar museos flotantes.

Un ejemplo es el Rickmer Rickmers, del que no hablaremos porque no visitamos y planeamos visitarlo en nuestra próxima visita.

Estando aqui tomo una foto hacia atrás para que se vea mejor la torre de la que hablamos. Si miramos más abajo se puede ver la plataforma desde donde miramos a la izquierda y el contraste de estos con los modernos edificios del fondo.

Continuamos caminando y vamos por debajo de las vías del tren. Desde aquí volveremos a acercarnos al agua cruzando la calle hacia la derecha.

La foto de arriba la tomé luego de haber cruzado, pues quería mostrar como se ven las vías del tren y al fondo, vemos la punta del faro de San Miguel.

El barco que vemos en la imagen de arriba es el Cap San Diego. Otro barco museo que espera nuestra visita en este inmenso lugar que es Hamburgo.

Elbphilarmonie

Y finalmente nos vamos acercando al Elbphilarmonie.

Tal vez, en unos años cuando alguien lea este post no entienda porque hablábamos tanto de este sitio. Ojalá cuando eso recuerde actualizar la entrada. Pero la verdad es que TODO era Elbphilarmonie cuando visitamos Hamburgo. Esto se debe a que la inauguración se encontraba solo a pocos días de distancia. Había propagandas que nos anunciaban este evento no solo en Hamburgo si no que también las vimos en Bremen y en Berlin.

La filarmonica sobre el Elba, de allí su nombre, es uno de los edificios más fantásticos que se hayan construido en este tiempo. Fue fuente de innumerables discusiones y polémicas de toda idole. Por su alto costo económico, por sus retrasos, por su aspecto, por el hecho de formar parte del polémico HafenCity, y por muchos otros que habrán sucedido en reuniones sociales y familiares como sucede con proyectos de esta envergadura.

Pero porque tanto? Que lo hace tan especial. Pues esta filarmónica, se considera la filarmónica perfecta. Y no se debe a su espectacular diseño (dicen que por dentro es aun más espectacular no se imaginan las ganas que tengo de ver las escaleras de las que hablan que tienen algo de Escher según dicen), no por los más de 800 millones de dólares que tuvo como precio. Si no por la perfección del Auditorio.

Construido con 10.000 paneles individuales estos son producto de algoritmos utilizados por Herzog y De Meuron, los genios detrás de esta obra, para asegurar de que la acústica sea perfecta. Cada panel fue diseñado individualmente. Y aunque estos sean bellos, la belleza no era el fin principal. Sino el sonido. Yasuhisa Toyota es el especialista en acústica que trabajó de cerca para la finalización de este Auditorio pues a pesar de no ser la belleza el fin principal, sí fue uno de los elementos que se fusionaron a la perfección. Acústica y belleza es la ecuación que nos dio de producto esta filarmónica.

Sin embargo, el auditorio con más de 2000 asientos no es lo único que se encuentra dentro de este inmenso edificio. Dentro existe el estacionamiento en la base de “ladrillo”, que era un antiguo depósito y que a pesar de dañado, sobrevivió a las guerras y bombardeos. También salas de ensayo, departamentos privados, un Hotel y más salones de eventos en distintos tamaños, además del ya mencionado Auditorio principal con capacidad para más de 2000 personas.

Los arquitectos suizos fueron también responsables del Tate Modern y del Estadio Olímpico de Beijing. Y este proyecto que demoró más de diez años en concluirse, es la joya más “brillante” de Hamburgo en este momento. Pueden encontrar información sobre este edificio en varios lugares y por supuesto, en caso que estén por la ciudad, pueden anotarse a uno de los tours guiados en los que se puede apreciar mejor esta obra de arte.

Speicherstadt

Continuamos caminando y escondiéndonos de la lluvia que no termina. Y nos metemos a la zona llamada Speicherstadt. Conocida también como el barrio de depósitos y almacenes más grande del mundo.

Cuando hablamos de almacenes nos referimos a lugares de almacenamiento. Desde 1883, esta zona ha sido testigo de cambios políticos y específicamente, reglamentaciones aduaneras. Ha visto ver a sus habitantes cambiar de estilo y de ocupación, pero lo principal es que sobrevivió a los bombardeos y hoy, parte de HafenCity, es considerada Patrimonio Historico de la Humanidad por la UNESCO y por supuesto como zona histórica de la ciudad.

Para completar el ambiente de navegación e historia portuaria, también en esta zona se encuentran varios museos como es el caso del famosísimo Miniaturwunderland, que nada tiene que ver con el tema, pero también el Museo Aduanero Alemán y el Museo Speicherstadt donde nos explican como el cacao, te y café eran algunos de los muchísimos elementos que se almacenaban en estos preciosos edificios.

Los mismos se encuentran conectados por pasarelas y puentes que cruzan los distintos canales. Los edificios tienen nombres como Columbus y Vespucci, y desde aquí podemos ver parte del Elbphilarmonie.

Un ambiente misterioso y, en este lluvioso día, oscuro, nos encanta mientras caminamos en medio de estas inmensas e interminables paredes de ladrillo rojo. Esperamos visitar el museo la próxima y entender y explicar mejor la historia de todo este barrio.

Con un mapa que nos ayuda a entender mejor donde nos encontramos, nos despedimos de este post para adentrarnos al Miniatur Wunderland que visitaremos la semana que viene. Les esperamos! No se olviden de subscribir!

4 thoughts on “Hamburgo – (Parte 2) Puerto, mar y el Elba

  • agosto 21, 2017 en 3:05 pm
    Permalink

    Siempre transportandonos a lugares maravillosos y acrescentando cultura e informaciones preciosas a nuestro acervo. Me gustaria mucho conocer esta ciudad y talvez lo incluya en mi programación 2019 pues la de 2018 ya esta cubierta con las dicas obtenidas de este site….abrazos y que continuen siempre con el amor que tienen por este lindo trabajo….

    Responder
  • agosto 21, 2017 en 3:08 pm
    Permalink

    meinewanderlust …Siempre transportandonos a lugares maravillosos y acrescentando cultura e informaciones preciosas a nuestro acervo. Me gustaria mucho conocer esta ciudad y talvez lo incluya en mi programación 2019 pues la de 2018 ya esta cubierta con las dicas obtenidas de este site….abrazos y que continuen siempre con el amor que tienen por este lindo trabajo….

    Responder
    • septiembre 3, 2017 en 3:59 pm
      Permalink

      Muchas gracias!! que sigan disfrutando!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook IconMeinewanderlust