Trier – (Parte 2 ) La casa de Karl Marx

En nuestro último post sobre Trier nos sumergimos en su hijo famoso. Karl Marx.

Independiente de si sus ideas eran buenas, malas, correctas, incorrectas, o cualquier otro adjetivo que vaya acorde, nosotros nos centraremos en la parte histórica de su existencia en la ciudad de Trier.

Camino a la casa de Marx

Vamos desde la Catedral caminando, pasamos por la Basílica de Constantino y un centro comercial Marx. Así es.

Lo que vemos abajo corresponde a la Basílica de Constantino. Otro Patrimonio de la Humanidad que visitaremos en otra ocasion.

En el camino volvemos a pasar por la Torre Roja.

En el piso vemos un ángel azul en el que está inscripto Angel de la Cultura. Este es un proyecto cultural artístico que busca traer unidad, dialogo e igualdad entre religiones. Como pueden ver el ángel es la silueta azul pero si nos centramos en la parte oscura del diseño vemos que consiste en un circulo con siluetas de la Luna del Islam, la Estrella de David y una Cruz Cristiana.

Por más proyectos así!

A pocos metros una BELLISIMA fuente y es sin duda mi preferida de este viaje. Esta fuente fue un regalo de los artesanos a la ciudad. Entregada en 1984 en su aniversario 2000. Les invito a que hagan zoom y observen los miles de detalles de esta preciosa fuente. Se llama Der Handwerkbrunnen y fue realizada por Klaus Appel.

Termas Romanas

A pocos metros vemos este inmenso edificio de vidrio. No es sino una protección a las termas romanas más recientemente descubiertas. Lo fueron durante una excavaciones en 1994.

La plaza en la que se encuentran se llama Viehmarktplatz. Y las lineas y diferencias de color que se ven en suelo en la parte de la plaza (afuera) corresponden al antiguo cardo romano que consistía en la red de calles en la época romana.

La casa de Karl Marx

Desde aqui llegamos a la famosa casa de Karl Marx. Es la casa que vemos con persianas verdes.

La casa de Karl Marx es el sitio turístico más visitado por los visitantes que vienen de China. Aquí se encuentran exhibidas sus obras y también se cuenta en todo el recorrido por la vivienda su historia y la influencia que tuvieron sus escritos en el mundo entero.

Por supuesto también se trata su relación con Engel y el mismo aparece en varias partes de la exhibición.

La casa que visitamos corresponde a la casa en donde nació Karl Marx en 1818, la cual carecía de importancia hasta que el partido Social Demócrata (SPD), uno de los dos partidos más grandes de Alemania, en 1904 quiso comprarla, lográndolo recién y luego de mucho trabajo en el año 1928.

Sin embargo, en 1933 los Nazi vieron la importancia y el simbolismo de esta casa por lo que la confiscaron y la convirtieron en la oficina y lugar de impresión del periódico «Der Stürmer». Luego fue en 1947 cuando se inaugura como museo y en 1983, para el aniversario de los 100 años de su muerte, cerraron previamente por un año para refaccionar y ampliara. Actualmente cuenta con un piso completo donde se habla de la historia del comunismo, los países en donde se instauró y el periodo en el que estuvo vigente, así como su posterior caída.

El recorrido se realiza con audio guía pero notamos varios carteles en chino. Cada año, en total, cerca de 50.000 visitantes se acercan a Trier a visitar la casa de Karl Marx y de estos, un tercio son chinos.

Karl Marx vivió en Trier hasta los 17 años cuando luego va a la universidad. Durante este tiempo, en el colegio en Trier, las ideas del liberalismo ya eran bastante fuertes.

No profundizaremos su historia porque como saben, en este blog damos una introducción a los temas complejos o muy extensos y luego dependiendo de si despierta el interés en cada uno pueden dedicarse a desentrañarlo.

Este es el piso de la historia del comunismo. Como pueden ver en el mapa que se encuentra en el piso se pueden ver los países en color oscuro, corresponden a los cuales fueron comunistas en algún periodo.

Por supuesto, también encontramos un pedazo del muro de Berlin.

La traducción de su obra más importante, El Capital, en varios idiomas.

La visita a este museo requiere de tiempo. Hay mucha información y esta interesantemente explicada. Por supuesto en el museo no se habla de los chismes, como esos que dicen que Karl Marx vivió del dinero de otros durante sus 64 años. Que se pasaba en las tabernas hasta amanecer y dormía durante el dia. Dicen que llevaba una vida aburguesada de clase media alta como la que tanto criticaba. También hablan de que tenia MUY mal aseo personal, y que su famosa barba y gran melena distaban de ser moda de la época y eran un ejemplo de su poco cuidado e higiene personal. Su familia en Trier, su padre abogado se encargó de mantenerlo y luego de dejarle una herencia. La esposa de Marx, Jenny von Westphalen, era hija de un barón prusiano que también aportó a la canasta familiar. Se dice que Marx vivía prestando dinero, tanto de amigos como de usureros comunes y que su salvación fue su fuerte amistad con Engels quien lo mantuvo cuando ya no tenía dinero.

Estos y muchos otros son argumentos en contra que se escuchan sobre la vida de este hombre tan polémico y que genera opiniones tan apasionadas y polarizantes. Los planteamos para despertar el interés en todos y mostrar siempre objetivamente ambas caras de la moneda.

Lo que es innegable es la importancia de Karl Marx en la historia del mundo entero y con esto nos despedimos de este museo para continuar nuestro recorrido por la ciudad.

Recorremos la ciudad

Fotografiamos distintos edificios para mostrar los periodos arquitectónicos pero por sobre todo el excelente estado en el que se encuentran. Los detalles cuidados en lo más mínimo lo que hace que pasear por las calles céntricas de Trier sea todo un deleite para los ojos.

Encontramos en el camino la fuente barroca de San Jorge o Georgebrunnen. Muchos sitios hablan de ser una de las más bellas de Alemania, pero si nos acompañan hace tiempo, recordarán cientos de fuentes que vimos y sin lugar a dudas puedo decir que no existe tal cosa. La fuente más linda del país es la que más te guste y ya.

Esta fuente de estilo rococó fue construida en 1750 por John Seiz quien fue el mismo que construyó el también rococó Palacio Electoral, que visitaremos la próxima, y fue dedicada al príncipe elector Franz Georg von Schörnborn.

Recuerdan que mencionamos la casa roja detrás del Steipe? Pues es ésta, y actualmente guarda al museo del juguete. Fue diseñada por Wolfgang Struppeler y era la vivienda del secretario de la catedral, Johann Polch. La figura que vemos en medio corresponde a San Antonio, el patrón de la casa roja. Y la inscripción en letras amarillas está en latín y dice que Trier es 1300 años más antigua que Roma, lo cual es parte de una leyenda según dicen.

Para entrar a la Iglesia de San Gangulfo tenemos que meternos por el único pasillo que nos lleva adentro. Una vez dentro, una pequeñísima calle nos permite ver la parte trasera de las casas que rodean a esta iglesia. Nos recuerda un poco a la iglesia en Praga que también se encuentra rodeada de edificios.

Los dos últimos pisos fueron agregados cerca del 1500, por donación privada de una viuda de la ciudad, Adelheid von Besselich para sobrepasar en altura a la Catedral. Sin embargo, unos años más tarde la Catedral se encargó de sobrepasarla de nuevo. La iglesia de San Gangulfo es la segunda iglesia más antigua de la ciudad después de la catedral.

Ya terminando el recorrido pasamos por el Judengasse. Un pasillo que nos lleva a lo que en la época medieval era el barrio judío. Con pintorescas casas nos recuerdan la importancia de la comunidad judía para la historia de Trier y que actualmente, aunque pequeña, se mantiene viva.

El último edificio que visitamos es el de los Tres Reyes Magos. Construido en 1230, se destaca de los demás por su interesante diseño y sus coloridos detalles. Se llama la casa de los Tres Reyes Magos porque anteriormente tenía una pintura con ellos en las paredes.

Se identifica a la casa como de estilo gótico temprano. Sin embargo, hay quienes diferencian los estilos de las ventanas entre romano y gótico.

La casa era vivienda de regidores de la ciudad y el estilo arabesco de la pintura dicen que venía de la Sicilia natal del emperador Federico II Hohenstaufen donde había una colonia árabe muy grande de gente que había huido de España.

La vivienda era una torre medieval fortificada que tiene un acceso por escalera de madera que retiraban una vez entrada a la casa. Como pueden ver en la imagen de abajo, hay una «puerta» flotando a modo de ventana. Dicen que esta es una de las cerca de diez torres residenciales que habían en la ciudad.

Actualmente, en su planta baja funciona una cafetería.

Con una imagen de la Porta Nigra nos despedimos…

Llegamos a la estación y vemos mapas pintados en las paredes. Les dejamos imágenes de los mismos y si quieren revisitar Koblenz, aqui les dejamos el link.

Esperamos que hayan disfrutado y les esperamos la próxima semana para visitar una ciudad diferente!

Que tengan una linda semana!

Deja un comentario en: “Trier – (Parte 2 ) La casa de Karl Marx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust