Trier – (Parte 1) La ciudad más antigua del país

Trier (Tréveris en español) es mejor conocida como la ciudad más antigua de Alemania y ese es un título bastante importante tratándose de un país en Europa.

En sus calles principales se ven edificios modernos mezclados con historia romana y un poco de otras épocas. También tiene una fuerte cultura vinícola por lo que en los restaurants vemos vinos recomendados y menciones especiales a sus bodegas medievales.

Apenas salimos del hotel y no vemos mucho de una ciudad medieval, sin embargo se ven detalles muy antiguos en las puertas, paredes y techos. Lo primero que vemos es una muralla antigua y es la que nos llevará al sitio más famoso de la ciudad.

Cual es el sitio más famoso de la ciudad?

Ta-ran! Es la Puerta Negra!

La Puerta Negra

La Puerta Negra es Patrimonio declarado por Unesco. Fue construida cerca de 200 años después de que la ciudad haya sido fundada por Cesar Augusto en el año 16 a.C. Como pueden ver es enorme y se encuentra a la entrada de lo que hoy es la zona peatonal. Llamada también Porta Nigra, fue construida en el siglo II d.C. (año 180 d.C.) y es actualmente la puerta más grande y mejor mantenida del mundo, en lo que corresponde a esta época.

En el siglo XI, el monje Simeón estuvo aquí instalado y luego de su muerte fue enterrado en el sótano. Luego fue convertida en parte en una iglesia y en parte un colegio, el colegio de Simeón. Sin embargo, en 1804, el emperador Napoleón dio la orden de liberar la puerta romana de todas relaciones religiosas.

La Puerta Negra es también fascinante desde el punto de vista arquitectónico. Pues fue construida uniendo cada dos piedras, de manera horizontal, con grapas de hierro moldeadas en plomo.

Se fijan que tiene una forma irregular? De un lado la torre tiene 3 pisos y del otro lado solo dos. El formato original tenia dos torres de 4 pisos, pero esto es lo que quedó luego de tanto tiempo.

La Puerta Negra es tan importante que se encuentra en la moneda de 2 Euros en una de sus ediciones, representando el estado de Rheinland-Pfalz.

IMG_2910

Como podemos ver abajo, el logo de la ciudad es un boceto de la Puerta Negra. La Puerta Negra es una de las 5 puertas que servían de entrada a la ciudad.

Además de ésta, hay otros monumentos en la ciudad declarados Patrimonio y se encuentran listados bajo el titulo de Monumentos Romanos de Tréveris. Muchos de ellos, debido a la lluvia del día en el que llegamos, los vimos de lejos y los fotografiaremos en nuestra próxima visita a la ciudad, cuando tengamos un contacto más cercano con ellos.

Existen termas, murallas, puentes y anfiteatros, todos ellos de la época romana y en su mayoría, en perfecto estado conviviendo con una ciudad de 100.000 habitantes que guarda y protege su historia.

El patrono de la ciudad es San Pedro, con la llave en la mano. Lo veremos en varios lugares y vemos su importancia al ser el símbolo de las tapas de alcantarilla. Ya saben como nos gustan las tapas de alcantarilla.

Recorremos la ciudad

En la ciudad existen todas las facilidades para recorrerla. Como pueden ver en la imagen de abajo, tenemos el trencillo y al fondo vemos el famoso bus hop-on-hop-off. Lo fotografiamos porque es interesante ver cuales son las imágenes que tiene al costado y entre ellas vemos la Puerta Negra y KARL MARX! Así es, Karl Marx es hijo de Tréveris, o Trier en alemán. Ya hablaremos más profundamente sobre este tema. Además, se ve la imagen de la Catedral y la plaza central o Plaza del Marcado (Markplatz) con las casitas y la torre de la Iglesia de San Gangulfo escondida dentro. La torre es la que se ve al fondoooooo en la foto de abajo.

El detalle de negra lo lleva por el color que tiene, como se podrán haber dado cuenta. Esto no tiene ninguna razón en especial más que el paso del tiempo. La piedra arenisca, que es el material utilizado, es bastante porosa por lo que atrapa el polvo y la suciedad. No olvidemos que tiene 1800 años de edad. Dicen que los locales se refieren a ella simplemente como «Porta».

Desde el trencillo podremos tener una idea de como se ve la ciudad. Recordemos que el centro es peatonal por lo que el tren realiza el tour por lo que sería el perímetro del centro.

La ciudad de Trier tuvo como primer nombre Augusta Treveronum y formaba parte de la expansión romana de la época.

Esta torre es parte de la Basilica de Constantino. Se llama La Torre Roja.

Vamos adentrándonos a la ciudad hasta llegar a la plaza de la Catedral.

La Catedral

Llegamos a la plaza que rodea a la Catedral. La Catedral de Trier se encuentra pegada a la Iglesia de Nuestra Señora, la cual es de estilo gótico (temprano). Ambas veremos mejor más adelante en el post cuando entremos a cada una.

La Catedral fue construida en el siglo IV y fue en su momento la iglesia cristiana más grande que existía. Actualmente es Patrimonio de la Humanidad ya que en su interior cuenta con el paso del tiempo de más de 1500 años.

Los edificios que vemos alrededor corresponden a antiguas curias episcopales, también viviendas como es el edificio rosa, que pasó de ser asiento del gobierno prusiano, luego lugar de estadía de emperadores a ser actualmente y recientemente renovado restaurant y salon de eventos. Lleva por nombre el Palacio en la Catedral.

En la imagen de abajo podemos notar la diferencia entre la estructura de una iglesia y otra. La Catedral va hasta la última torre redonda. Lo que vemos más al fondo corresponde a la Iglesia que contiene también dentro a un monasterio.

Esta es la entrada a la Iglesia de Nuestra Señora. Podemos reconocer la entrada gótica con figuras a ambos lados y en el arco.

Al costado, parte del antiguo monasterio.

El edificio que vemos a continuación corresponde a la Sinagoga que fue construida luego de la guerra. Aquí en Trier la historia judía sigue viva con varios monumentos y placas recordatorias de antiguas sinagogas y lugares de importancia histórica. El lugar más antiguo del que se tiene documentación es el Judengasse que veremos más adelante. También se reconstruyeron sinagogas que fueron totalmente destruidas y vandalizadas en los eventos que conocemos como Noche de los Cristales Rotos en Noviembre de 1938. En Trier la comunidad judía era grande y se tienen datos de que los primeros judíos se ubicaron en Trier ya en 1066, y luego continuaron creciendo y haciendo negocios. Sin embargo durante el Holocausto muchos fueron deportados a Polonia y a otros campos de concentración y los demás se escaparon antes de los horrores de la guerra. Los edificios sufrieron destrucciones al comienzo y bombardeados al final de la Segunda Guerra Mundial.

Existe además un cementerio que puede ser visitado previa cita.

La plaza del Mercado

Bajamos del trencito y tomamos la calle que nos lleva de la Puerta Negra a la plaza del mercado o Haupmarkt. Podríamos considerar a esta la calle como la peatonal principal. Sin embargo debido a la lluvia constante no había tanta gente como sería normal en un día soleado.

Llegamos a la plaza y nos vemos rodeados por hermosos edificios de distintas épocas y con preciosos detalles. En su mayoría religiosos debido a la influencia grande la iglesia Catolica en su historia. En Trier los arzobispados y la condición de ser episcopal fue muy importante para establecerla como un centro de comercio en la época. Esta condición fue modificada en varios periodos debido a los cambios políticos, sin embargo sigue siendo sede episcopal y en Trier se encuentra la Universidad Teológica de Trier.

Entre los lugares más importantes a nivel religioso se destaca la Iglesia de San Matías. San Matias apóstol, cuya tumba se encuentra en la Abadía de San Matias en Trier constituye el único apóstol enterrado en Alemania.

Esto sucedió, no porque San Matías haya muerto aquí si no porque alrededor del año 300 d.C., la emperatriz Helena, madre del emperador Constantino, ordenó que los huesos de San Matias apóstol fueran enviados a Trier. Esto es parte del gran trabajo de Constantino I que fue el primer emperador en terminar con la persecución de los cristianos y el encargado de legalizar la cristiandad junto con otras religiones y cultos.

Como mencionamos, muchos de los restaurantes cuentan con bodegas de la edad media, las cuales se encuentran anunciadas en su cartel a la entrada. En este caso vemos «Römischer Weinkeller» que significa «bodega de vinos romana (subterránea)».

La actividad vinícola de la zona es muy importante a nivel económico y cultural. Existen varios tours por viñedos y la posibilidad de probar varios de los vinos de la zona. Los ríos Mosel, Saar y Ruwel son los que alimentan las distintas cepas que se plantan en esta region.

Nosotros vamos camino a la catedral, la vemos desde la plaza como se puede apreciar en la imagen de abajo. Lo que vemos al fondo es la catedral y lo que vemos a la izquierda, el edificio rosa, consiste el antiguo edificio de la Gestapo, actualmente una tienda comercial.

La foto de abajo fue tomada por Javier Cabral.

En el centro de la plaza vemos una fuente de San Pedro. Al fondo reconocemos la torre de la Iglesia de San Gangulfo que mencionamos antes. La fuente data de 1595 y fue luego de que Trier no haya logrado recibir la Inmediación Imperial, una especie de título entregado por el Sacro Imperio Romano Germanico dando el estatus de Estado. A causa de las incomodidades que esta situación generaba en la comunidad, el arzobispo, a modo de gesto conciliador decidió regalar una fuente a la ciudad, la Fuente de San Pedro.

En esta plaza se realizaron varias manifestaciones, entre ellas la más destacada es la del enfrentamiento entre comunistas y nazis durante el Tercer Reich. Hasta hoy día la plaza sigue siendo el lugar elegido para hacer manifestaciones o reuniones con fines de divulgar distintos temas. Como pueden ver por las banderillas de la Union Europea, al momento de nuestra visita una manifestación con este tema como protagonista.

Las cuatro mujeres de la base de la fuente representan a las cuatro virtudes: Justicia, Prudencia, Fortaleza y Templanza.

El edificio más importante de la plaza es el blanco que vemos. Se llama Steipe y actualmente es un restaurante, pero en la antigüedad su importancia era mayor. El nombre Steipe proviene de una palabra del dialecto que significa arcos o soportes de arcos. El Steipe se encuentra directamente frente a la callejuela que fotografiamos más arriba, desde donde se tiene vista de la Catedral. Este edificio construido cerca de 1400 tuvo varios usos, entre ellos el de ayuntamiento. Finalmente fue fuertemente afectada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y reconstruida para apreciarla como la vemos hoy. Está unida al edificio rojo de atrás en el que se encuentra un Museo de Juguetes y entre los cuales existe un salón que puede ser alquilado para eventos privados.

La Catedral en detalles

Finalmente, llegamos a la catedral. En esta imagen es más fácilmente perceptible cual pedazo corresponde a la catedral medieval y cual a la iglesia gótica.

Por dentro, el trabajo artesanal de la madera y el mármol es impactante. Salimos por una e las puerta laterales y nos encontramos en un patio que forma parte del antiguo monasterio. En el jardín se encuentran tumbas de los que fueron obispos o padres. Este patio se conectaba con la Iglesia de Nuestra Señora. También aquí encontramos carteles explicativos de la historia del edificio de la catedral, desde su construcción así como las modificaciones y reconstrucciones a los que se vio afectado.

Lo que más me impacto? el trabajo en madera de estos paneles. Exquisito.

El anexo es una capilla en el que desde lejos la cruz parece flotar dentro. Es allí donde se guarda el Manto Sagrado y el cual se puede ver solamente a través de la magia de internet hasta la próxima exhibición de la cual todavía no existe fecha conocida.

Durante tiempos complicados en el siglo 17, el Manto se guardó en la fortaleza Eherenbreitstein en Koblenz.

En el piso vimos esta puerta de metal con rejillas de las cuales no conozco la función y de la cual tampoco encontré información. Si alguien sabe que nos ayude en los comentarios.

En la cripta se encuentran exhibidas varias reliquias, entre ellas uno de los clavos de la cruz de Jesús y las sandalias de San Andrés. Sin embargo la más importante es el manto de Jesús que fue el utilizado brevemente durante la cruxifixion. También el craneo de la emperatriz Helena, la madre de Constantino I. Fue ella quien trajo desde Tierra Santa tanto la bata como el clavo.

Se habla de que la cristiandad llego a Trier en el año 100 d.C. por un sacerdote enviado por el mismo San Pedro. Luego creció con la llegada de Constantino I, quien construyó esta catedral sobre el palacio de su madre Helena. La construcción empezó en 326 d.C. que coincide con el inicio de la Basílica de San Pedro a modo de celebración del 20 aniversario de su reinado.

Ya en el edad media, el arzobispo tenía también la función de gobernador, de ahí que la iglesia todavía jugaba un papel tan importante en la ciudad.

Volviendo al manto de Jesús, se dice que la primera vez que fue exhibido, en 1512, lo fue solo por 23 días en los cuales recibió más de 100.000 peregrinos. Luego fue exhibida en 1933 por tres semanas en las cuales se acercaron más de dos millones de peregrinos. Luego fue vuelta a exhibir en 1959, posteriormente en 1996 y por ultimo en 2012 por un mes en el que se celebraban los 500 años desde la primera exhibición.

La Igelsia de Nuestra Señora

Entramos a la Iglesia de Nuestra Señora. Con vitrales coloridos y muchas esculturas tanto en las paredes como en el techo. Además, una cúpula de vidrio que nos muestra los vestigios encontrados en el suelo que corresponden a distintas antigüedades del edificio. Sin embargo, se deben abonar 50 centavos para prender la luz.

Con esto vamos despidiéndonos de esta zona tan historica de la ciudad. Esperamos que hayan disfrutado.

Volvemos la próxima semana con la segunda y ultima parte de este post! no olviden suscribirse y así nos acompañan la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust