Oktoberfest en Munich – El Oktoberfest original y más grande del mundo

El Oktoberfest es la fiesta más grande de Alemania.

El Oktoberfest original es el que se realiza en Munich. Empieza el fin de semana después del 15 de Septiembre y continua por 15 días hasta completar 3 fines de semana. Las fotos corresponden a la edición del 2013 que fue la edición numero 180, pero si quieren ver fotos en tiempo real de la edición 2014 pueden seguir mi cuenta en instagram @meinewanderlust

Cuando fui en el 2013 mi viaje empezó en Frankfurt y fueron 5 trenes (y 5 horas de viaje) hasta llegar a Munich. Lo más interesante fue ver como la cantidad de gente vestida con ropas típicas fue aumentando a medida que nos acercábamos a Munich.

Esta ropa es característica del estado de Baviera, en alemán Bayern. La ropa de las mujeres de llama Drindl y de los hombres Lederhosen.

La fiesta del Oktoberfest se caracteriza por el hecho de que mas de la mitad de las personas usan el atuendo típico en sus diferentes variantes. Estan a la venta en todos los alrededores y se puede diferenciar a los Bávaros por el hecho de que sus ropas son mucho más elaboradas ya que los mismos la utilizan a lo largo del año en distintas ocasiones, no solo en el Oktoberfest y tampoco a modo de disfraz. Ellos son muy orgullosos de sus tradiciones y por ello no debe sorprender encontrar gente en cualquier día vistiendo estos trajes para ir a cenar o al shopping.

Desde la estacion principal de trenes se puede ir caminando hasta el sitio o tomar cualquiera de estos carritos que nos llevan hasta el Theresienwiese que es el nombre del sitio donde se celebra. En el camino y a lo largo de los días, la mayor atracción es ver a las personas, de todas edades, vestidas con los atuendos típicos. Además, hace pocos años, ya tambien las mujeres incorporaron el uso del lederhose en versiones más sensuales como ser shorts o enterizos.

Para comprender el sistema, el Oktoberfest es una especie de feria, son tiendas que están ubicadas una a lado de otra a ambos lados de una calle peatonal, en ellas se sirve comidas típicas y la «cerveza oktoberfest». La entrada es libre y para ordenar cerveza uno debe estar sentado en una mesa. La cerveza no debe beberse fuera de la tienda y tampoco esta permitido llevarse las manijas. Se pueden comprar pero, debe guardar el ticket en caso de que un policía se acerque a preguntar.

Al otro lado de las tiendas esta la zona de juegos donde se encuentra todo tipo de entretenimientos, montañas rusas y juegos para niños y adultos.

La de abajo son tradicionales galletas de jengibre, las mismas se ven también en navidad, y llevan mensajes como «Te amo», «mi tesoro», «sos mío» y frases por el estilo. Se regalan y luego uno lo usa colgado por el cuello. Las hay de distintos tamaños y en navidad los mensajes también varían, ya que se hace mención a los abuelos y padres en ellos. Las galletitas de Oktoberfest se encuentran también escritas en Bayrisch que es el dialecto de la zona. Estas galletitas también son reproducidas en gomitas, accesorios femeninos como prendedores y todo tipo de bijouterie. Es un símbolo del Oktoberfest.

En la zona de juegos se puede encontrar todo tipo de comida, desde los famosos chorizos alemanes, pasando por golosinas y bebidas dulces.

Al ingresar a las tiendas nos damos cuenta que son mucho más grande de lo que parecen por fuera. La tienda más grande es la Hofbräu, allí caben más de 10.000 invitados. Las tiendas o carpas como se suele decir, están divididas en dos, las mesas de adentro y las mesas de afuera. A las de afuera se la llama Biergarten y adentro es, bueno, adentro.

Cada tienda tiene colores característicos, una banda especifica y muchas de ellas son famosas por los chefs que trabajan en ellas. Cada una es reconocida por algo en particular, algunas son las mas buscadas por los turistas fiesteros, otras son mas pequeñas pero con menú mas gourmet, algunas abren hasta más tarde y otras tienen música más divertida.

En el Oktoberfest la unica medida de cerveza es la de un litro. A esto se le llama Maß (pronunciado Mass). La palabra proviene de una unidad de medida de Bayern que equivalía a 1.06 litros, lo cual fue redondeado en 1 litro y hoy se refiere a la enorme manija de un litro en la que se sirve cerveza.

Dentro, muchos pasan el día entero y por ello no es raro ver gente jugando a las cartas o utilizando métodos para pasar el tiempo.

Hay muchos guardias y el lugar es muy seguro. Oficialmente esta prohibido subir a las sillas pero eso no impide que muchos lo hagan, lo cual hace que no puedan reclamar en caso de que les ocurra algún accidente.

Si las personas se encuentran muy ebrias se las saca de las tiendas, por ello, dentro hay un ambiente de permanente alegría. Cualquiera se acerca a saludar y nadie es extraño a la hora de brindar con un enérgico PROST!. Prost es alemán para SALUD!

Dentro y fuera hay vendedores ambulantes de sombreros de todo tipo, brezeln gigantes, que son los de la foto de abajo, una especie de pan horneado con sal con la forma tradicional la cual es original de Baviera, a este Brezeln se lo llama BAYERISCH BREZELN. Al Oktoberfest en Bayerisch, el dialecto local, se denomina WEISN.

Cada cierto tiempo algún personaje decide beber los 1 litro de una sola tomada, al suceder esto todos a su alrededor acompañan la hazaña con un HEY! HEY! HEY! y en caso de que sobre liquido, debe tirárselo sobre la cabeza. Esto, beber un litro de una sola tomada, también esta prohibido, por lo cual uno debe atenerse a la posibilidad de ser echado de la tienda.

Las mesas se pueden reservar, y para los días especiales, las mismas se encuentran reservadas ya con muchos meses de antelación. A pesar de ello, no es imposible encontrar asiento, especialmente llegando a los últimos días de celebración. A lo largo de los 15 días hay todo tipo de actividades, como son: conciertos, desfiles, shows y mucho más.

Otra de las atracciones in situ es la de las mozas y mozos con las manijas. Las manijas son de un vidrio muy grueso y sumado al litro de cerveza pueden sobrepasar los 1 kilo. Las mujeres pueden llegar a sostener hasta 17 y los hombres hasta 25, por eso no es raro encontrar una cantidad interesante de turistas tomando fotografías en los puntos de distribución de cervezas.

Al pasar el día, ya que las puertas se abren a las 10am y cierran en su mayoría a las 10pm, se empiezan a encontrar víctimas del alcohol en toda la zona. Los locales disfrutan del Oktoberfest en el horario del mediodía y luego se dirigen a sus hogares buscando escaparse del caos. Los restos de basuras y cervezas «digeridas» se encuentran a cada paso. A pesar que son, en su mayoría, respetuosos en su estado de ebriedad, es un ambiente poco agradable y el cual no recomiendo en caso de no formar parte de la «fiesta».

Algo que llamó mi atención es que, no solo no se dejan meter bebidas ni botellas dentro del recinto (por raciones obvias) sino tampoco aerosoles y por este motivo a la entrada se puede ver un conjunto interesante de desodorantes.

Para ir cerrando, no puedo olvidar mencionar que las cervezas servidas en las tiendas son recetas especiales, certificadas y exclusivas del Oktoberfest. Estas tienen una graduación alcohólica de 6% y debe ser fabricada dentro del perímetro de la ciudad de Munich. De esta bebida se toman alrededor de 7 millones de litro cada año entre los 6 millones de visitantes que asisten a la fiesta.

El Oktoberfest inicia en 1810 como una celebración a las bodas del príncipe Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia, dado el éxito de la misma, se continuo con las celebración año tras año. A pesar de esto, el Oktoberfest fue cancelado en diversas ocasiones por diversos motivos, en más de 20 ocasiones, razones como epidemias o guerras fueron circunstancias que impidieron su celebración.

Hace muchos años, el Oktoberfest dejo de celebrarse en octubre y pasó a iniciar en septiembre debido al excesivo frío, lo cual dificultaba su desarrollo. Hoy, a pesar de abundar días nublados y lluvias dispersas, las temperaturas son ideales para los trajes típicos y las frescas cervezas.

Afuera de las tiendas se encuentran contenedores que son diariamente llenados con kilos y kilos de vidrios rotos, los cuales son también causantes de muchas heridas. Cada año, la Cruz Roja atienda alrededor de 7 mil personas que acuden por exceso de alcohol (mas o menos 600) pero en su mayoría son víctimas de vidrios rotos que sufren cortaduras y lastimaduras de todo tipo.

El año 2013, solo en venta de cerveza, se recaudo 90 millones de dólares. Se consumieron 330.000 chorizos y mas de 500.000 pollos.

Sin duda es una fiesta que se continuará celebrando.

Luego de tanta fiesta, la organización emite los números de los ítems que han sido encontrados, el año 2013 la lista fue la siguiente:

1 Segway

2 Anillos de Bodas

400 juegos de llaves

320 celulares

50 camarás fotográficas

300 bolsos de mujer

520 billeteras

940 ropas

35 sombrillas

1065 documentos de identidad y pasaportes

Antes de cerrar el blog, hay que destacar que a la entrada del Oktoberfest hay un monumento, este monumento esta lleno de flores y gente que viene a visitarlo.

Esto se debe a que en 1980 hubo un atentado en este mismo lugar durante el Oktoberfest, el 29 de septiembre, allí murieron 13 personas y hubieron 200 heridos. La bomba fue colocada por un miembro de una organización neonazi y murió también en el acto. Me parece bueno destacar ya que con el paso del tiempo olvidamos lo que significan y hasta donde pueden llegar este tipo de pensamiento. No Olvidar significa tener presente para que nunca vuelva a pasar.

Así me despido, con esta ultima foto en donde mi marido y yo aparecemos porque olvide tomar una foto sin nosotros dentro, pero bueno, de paso nos conocen y nos saludan si nos encuentran por ahí…

Hasta la próxima!!! Prost!!!

Deja un comentario en: “Oktoberfest en Munich – El Oktoberfest original y más grande del mundo

  • diciembre 10, 2014 en 7:01 am
    Permalink

    Me ha encantado, todo súper bien explicado y las fotos muy bonitas!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust