Mannheim (Parte 2) El castillo con una ventana más que Versalles

A pasos de la famosísima plaza Friederichplatz en Mannheim se encuentra el monumento al primer automóvil del mundo. Creado y patentado por Carl Benz, este vehículo tenía solo 3 ruedas y una alcanzaba una velocidad máxima de 20km/h

Al inicio, Carl Benz experimentaba con la creación del mismo, haciendo trayectos de tan solo 1 o 2 km para probarlo. Un día su esposa, Berta Benz, tomo el automóvil sin su permiso y se dirigió a casa de madre en Pforzheim, a 104 km de distancia. Este recorrido causó un revuelo en las calles ya que era la primera vez que la gente veía un vehículo motorizado. Berta se comunicó por telegrama con Carl luego de un día de viaje para comunicarle su odisea. A su regreso compartió con él los problemas que tuvo con el automóvil, como la necesidad de constante limpieza del tubo de combustible, problemas con la cadena y los frenos entre otras cosas.

La ruta que hizo Berta Benz hoy se puede seguir a través de carteles y se reconoce su importancia en la historia del automóvil ya que gracias a su «escapada», el automóvil tuvo la divulgación necesaria en los medios para animar a Carl Benz a continuar trabajando en él hasta convertirse en lo que conocemos hoy.

La primera foto es de cuando se estaba construyendo el monumento, y la siguiente visita la hice a la noche y lucía así.

En un día nublado, lluvioso y con mucha neblina visité la Torre de Comunicación o Fernmeldeturm, esta torre tiene 212.8 metros de altura y es la infraestructura más alta de la ciudad. Visitada por los turista es el punto predilecto en fechas como año nuevo y día de los enamorados, ya que además, el mirador cuenta con un restaurante con una de las vistas más privilegiadas de la ciudad.

En el centro de Mannheim se cuentean el río Neckar y el Rin lo cual lo hace un punto fluvial muy importante.

En 1994 un helicóptero que regresaba de transferir a un paciente chocó con la parte superior de la torre provocando un accidente donde todos los integrantes murieron instantáneamente. Debido a que la torre fue dañada, se suplantó por una más alta y se dotó de mejor iluminación y los colores rojo y blanco con los que hoy cuenta.

Desde arriba se aprecia la cantidad de verde con el que cuenta la ciudad. Se dice que 2/3 de la ciudad son áreas verdes. Desde aquí se puede confirmar.

El ascensor que nos lleva al mirador sube a 6 metros por segundo.

Y en los ventanales que nos proporcionan una vista de 360 grados se cuentan con carteles que nos explican los edificios que estamos viendo, su importancia y una breve reseña.

Mannheim es famosa por poseer uno de los castillos barrocos más bellos y hermosos de Alemannia. El castillo de la ciudad es sede de la Universidad de Mannheim. Sus dimensiones son gigantescas y los habitantes se jactan de que posee una ventana más que s el Palacio de Versalles en Francia.

Su fachada tiene más de 400 metros y se diseñó para que sea el segundo Palacio Barroco más grande e importante de Europa.

Como mucho en Alemania, el palacio fue severamente dañado en la Segunda Guerra Mundial y su interior, que fue en su tiempo uno de los más aclamados de Europa, tuvo que sufrir varias modificaciones y restauraciones para lucir como lo hace el día de hoy.

Hoy se pueden visitar algunas habitaciones en el interior que se encuentran amobladas y decoradas como en su tiempo, pero como saben no es común el permiso de fotografías dentro de los museos. Pero le aseguro que la visita vale la pena.

Así nos despedimos de Mannheim, su palacio, sus monumentos y sus espacios verdes hacen de esta ciudad uno de los lugares más lindos para pasear y visitar. Hasta la próxima!

4 thoughts on “Mannheim (Parte 2) El castillo con una ventana más que Versalles

  • mayo 13, 2014 en 11:59 am
    Permalink

    Gracias Ga por enseñarme !Me encanta aprender ,conocer y viajar con tu relato .Tiene mucho valor lo que haces Besos!!

    Responder
  • marzo 7, 2016 en 5:57 pm
    Permalink

    Todo es tan maravilloso y mágico en tu manera de describir las ciudades del mundo europeo, que si ya no fuimos, da para escoger la próxima visita segun el interes mayor que uno tenga por una u otra cosa.
    Gracias por darnos estas lecciones llena de valores culturales incalculables que pocas veces uno encuentra facilmente, gracias por llenar mis horas de ocio soñando con cosas bellas. …te sigo y acompaño siempre con todo amor y curiosidad y releo las notas que algun dia en el pasado fueron publicadas y quiero volver a recordar. Besos a todo el equipo…rsss

    Responder
    • marzo 9, 2016 en 4:10 pm
      Permalink

      MUCHISIMASSSS GRACIAS!!!!!! nos llena de alegría de verdad!!!!! muchísimas muchísimas gracias no tenemos suficientes palabras para agradecer! =o******

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust