Colonia y Dusseldorf – Navidad por estas ciudades

Sucedió que en las fechas cercanas a Navidad hicimos una visita a Colonia y a Dusseldorf. Llegamos antes de que amanezca a Dusseldorf lo que nos permitió ver las calles desérticas y disfrutar de las decoraciones de Navidad. Dusseldorf es famosa por sus mostazas; tienen la mostaza más rica del mundo. La marca más conocida es Löwensenf y les juro que después de probar gran parte de las mostazas que hay en mercado alemán, les puedo asegurar que esta es de lejos la mejor.

Dusseldorf es famosa por su altísimo nivel de consumismo y ostentación. Es impresionante la ostentación que hay en esta ciudad, tanto que no parece Alemania. Autos lujosos en las calles, mujeres que parecen acabar de bajar de alguna pasarela, y cientos de bellísimas tiendas de las más prestigiosas marcas. Si usted es amante de este estilo de vida, Dusseldorf es su ciudad, pues combina todo el estilo alemán con el glamour internacional. Un modesto casco antiguo pero una inmensa cantidad de modernos edificios. También conocida por ser el hogar de la comunidad japonesa más grande de Alemania y la tercera más grande de Europa.

La tapa nos recuerda el símbolo de Dusseldorf el Radschläger que son estos niños haciendo la vuelta estrella. El origen es confuso pero existen dos historias: una de ellas es que los niños celebraron una de las victorias en una de la guerras haciendo estas vueltas en el centro de la plaza y otra es que en uno de los grandes casamientos que hubo en la ciudad, una de las ruedas del carruaje se soltó y un niño tomó la rueda y haciendo la vuelta logro hacerla girar hasta llegar a su destino. Esto se debe a que el nombre de esta vuelta en alemán hace referencia a una rueda.

Este simbolo es valorado y apreciado por la ciudad, muchas esculturas en distintos estilos se encuentran esparcidas en la ciudad y los souvenirs llevan este dibujo en sus adornos.

Dusseldorf esta preparada para recibir a todos sus glamourosos visitantes. Cuenta con un centro de exposición que alberga muchas de las más importantes ferias de Europa, un excelente aeropuerto y un espectacular sistema de transporte público.

Otra curiosidad es que a pesar que las ciudades van juntas en este post, es una de las reviladides más conocidas del país. Cercanas en distancia pero diferenciadas en todo lo demás. Ambas celebran enormes carnavales, tienen importantes equipos de fútbol y hasta rivalizan en lo más tradicional de Alemania, la cerveza. Dusseldorf con su tradicional Alt Bier y Colonia con su tradicional Kölsch.

La torre que casi no se ve en la foto de arriba es la torre de TV y en días soleados la vista de la ciudad desde allí promete.

Muchas galerias y museos se encuentran en las calles de Dusseldorf así también como su bellísima costanera y las preciosas y esculturas y fuentes que aparecen en cada rincón.

Hay que destacar que Dusseldorf también es conocida por ser una de las ciudades más inclusivas de Europa. Con rampas de accesos en todas partes, existen mapas y asistencia al turista que nos ayudan a conocer los lugares con accesos especiales.

La gigantesca escultura de abajo es una de las más impresionantes que vi en mi vida. Es el Monumento de los Privilegios, obra de Bert Gerresheim. Nos da un resumen de los 700 años de historia de la ciudad. En alemán el nombre de la escultura es Stadterhebungsmonument.

El caballo de arriba es un basurero. Cuanta delicadeza en Dusseldorf verdad? Hasta la basura esta delicadamente escondida dentro de una escultura.

Tomamos el tren y vamos a Colonia. Colonia es una de las 4 ciudades alemanas que cuenta con más de 1 millón de habitantes. Fuertemente afectada por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, logró reconstruirse y hoy se encuentra entre las más bellas y visitadas del país.

Como vimos en el post de la semana pasada, el carnaval se celebra al costado de la catedral, así como el mercado navideño, bueno, uno de ellos, pues los mercados navideños están siempre esparcidos por toda la ciudad.

Uno de los primeros negocios que vemos es el de 4711, la marca más famosa de AGUA DE COLONIA. El nombre es debido a que fue creada en Colonia. Se hizo muy famosa porque era una fresca y liviana opción contra los complejos aromas de los perfumes franceses.

En realidad 4711 no es la creadora. Esta fábrica aparece más de 100 años luego de la creación de la receta del Agua de Colonia por Johannis Farina. El nombre 4711 se debe a la calle donde estaba ubicada la fábrica y utilizó este debido a que le prohibieron utilizar el nombre del creador, Johannis Farina, un italiano viviendo en Alemania, por motivos que tienen que ver con la compleja historia detrás de la compra y venta de derechos de la receta original. Lo que está claro es que Colonia fue conocida en un tiempo como la «Ciudad de las Fragancias» debido al éxito de su agua de colonia y hoy esta se encuentra protegida, es decir, se reglamentó el titulo de Kölnischer Wasser o Agua de Colonia.

En un resumido recorrido vamos al edificio Kölntriangle a tener una vista 360 de la ciudad antes que oscurezca. El edificio es el que vemos al fondo de la foto de abajo.

Si se fijan la foto de arriba una gran parte de la explanada está cerrada al paso. Esto se debe a que la sala de la Filarmónica se encuentra debabajo y el paso de los peatones afecta la acústica cuando estos se encuentran ensayando o en algún concierto. Por este motivo, se restringe el paso de peatones.

Para llegar al edificio tenemos que atravesar el famoso puente de Colonia. El Hohenzollernbrücke.

Entre los eventos destacados de la ciudad se encuentra el nacimiento de los «Stolpersteine«. Estos cubos de 10x10x10 centímetros, se encuentran en Alemania, Italia, Hungría y Holanda, principalmente en Alemania. Estos cuadros en el piso, como su nombre dicen, tienen el fin de «tropezar» a las personas con la memoria de lo que fue el último domicilio de las millones de personas que murieron en manos del nacionalsocialismo. El proyecto se inicia en 1990 por Gunter Demnig, en Colonia, en el 50 aniversario de la deportación. Mas tarde se esparce por toda Alemania y actualmente una gran disputa existe en Munich ya que las «Stolpersteine» están prohibidas en esta ciudad. Los motivos se deben a que los propios afectados manifestaron su desacuerdo en poner los nombres de sus familiares para que sean pisoteados. Hoy, la cantidad de personas que busca honrar y recordar a los deportados con esta «piedra» es mayor que la que no quiere, por ello están por levantar la prohibición en la ciudad de Munich.

Existe un documental sobre este proyecto, los cubos cuestan alrededor de 95 euros y son apadrinados o donados, actualmente más de 20.000 unidades están instaladas.

Llegamos al puente, utilizado solo por trenes y peatones. Aquí nos encontramos de nuevo con el siempre mencionado «mural de candados del amor». Sobre este tema ya me explayé en innumerables post así que no les molesto de nuevo. Si quieren leer un poco sobre sus orígenes pueden dar click aquí es el post de Frankfurt y vayan hasta la parte que habla del puente.

Aunque no me simpaticen, siempre me parecen simpáticos los grandes esfuerzos que realizan las personas para destacar sus candados de entre los de la multitud. Fijense el que esta atrás del gigante rosado, es un seguro de bicicleta con una plancha de metal con nombres y fechas.

Pero creo que el premio de campeón en rareza se lleva este. Una cabeza con cuernos y un perro que sacando un feto del cráneo.

Cruzamos el puente y ya nos subimos al ultimo piso del edificio. Desde aquí podemos ver toda la ciudad y en los vidrios nos encontramos con la aclaración de los edificios que estamos mirando.

Caminando por el borde del río, vamos a la zona comercial para disfrutar de un poco de Glüwein, el vino tradicional de la época navideña, un vino caliente aromatizado con especias.

La zona comercial peatonal de Colonia es inmensa, pueden pasarse todo el día caminando por sus calles. Entre lo más destacado podemos mencionar el Cono de Helado, obra del escultor Claes Oldenburg. Este artista es conocido por presentar objetos comunes a gran escala. Esta obra representa el consumismo y está ubicada en lo alto de un edificio en la zona comercial, en contraposición de las torres de la catedral de la ciudad.

Antes de despedirnos quiero destacar el interesante pesebre exhibido en la estación de tren. Aclarando que no se ajusta a ninguna escala, presenta la ciudad de colonia devastada por los bombardeos pero como continuaba la vida. Aún en la ruina, en medio de todo, nace el niño Jesus en la Navidad. Un recuerdo del estado anímico y la horrible experiencia y dificultad de los habitantes que pusieron todo de ellos para reconstruir la ciudad luego de la guerra. Como se establece en todo lo referente a la guerra, hay que recordar para que no vuelva a suceder.

Con una imagen del bello atardecer y los candados del amor nos despedimos y les deseamos mucho amor y muchos bellos atardeceres. Hasta la semana que viene!

Deja un comentario en: “Colonia y Dusseldorf – Navidad por estas ciudades

  • agosto 28, 2018 en 10:35 am
    Permalink

    Hola! gracias por la información! si tuvieras que elegir uno de los dos para recibir la nochevieja cual sería? Estamos planificando un viaje del 28 de diciembre al 2 de enero, y no se si alojarnos en Dusseldorf o en Colonia.. O repartir la estancia 2 dias en una ciudad y 3 en otra.. En cuanto a precios Colonia es mas caro, por eso nos tira mas quedarnos en Dusseldorf, pero nos quedan dudas de si vale mas la pena disfrutar colonia en pleno e ir a dusseldorf en tren.. Gracias!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust