Aschaffenburg – Una ciudad de transbordo

Hoy visitamos una pequeña ciudad alemana que hace mucho tiempo queríamos visitar.

No tiene algo particularmente famoso o especial, pero es un sitio en donde siempre realizamos el transbordo de trenes. Cada vez que parábamos en Aschaffenburg me preguntaba que había en esta ciudad, así que un día en vez de hacer el transbordo, nos quedamos una horas visitando la ciudad.

Aschaffenburg es una ciudad con cerca de 60.000 habitantes. Se encuentra en un punto estratégico ya que es la última ciudad grande de Baviera antes de cruzar al estado de Hesse en dirección a Frankfurt.

Entre fuentes y arte

Nos llamó la atención la gran cantidad de esculturas y obras de arte que hay en la ciudad.

Según la página oficial existen 17 galerias que abarcan varios estilos artísticos. Podemos inferir que los habitantes de Aschaffenburg disfrutan mucho del arte.

Las fuentes que vemos son obra de Helena Papantonioys. Se llama «Meinungsaustausch an Stadtgraben» que significa algo como: «Intercambio de Opiniones en los cimientos de la ciudad» y es la representación de dos personas conversando y fue instalada en el 2011.

El agua que sale de cada una de ellas es intermitente. Por unos minutos sale de una, luego para, y sale de la otra cabeza.

Había mucha gente en la calle por lo que no queríamos invadir su privacidad. Pero en este fragmento verde de pequeñas plazoletas se pueden encontrar varios bustos y esculturas.

La peatonal

Aschaffenburg fue fuertemente bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que vemos hoy es casi todo nuevo o restaurado.

Se tomaron las medidas para la restauración del castillo y otros edificios históricos.

Sin embargo, muchos edificios lograron rescatar esculturas y las agregaron a sus modernas fachadas.

La Basilica de San Pedro y San Alejandro

Cuando llegamos a ella nos damos cuenta que nos encontramos rodeados de edificios históricos e inclusive vemos un grupo de turistas con su guía.

Berg, Burg und Schloss

Ahora es un excelente momento para explicar algo que pensé que había explicado pero no logro encontrar en ningún post.

Bueno, es así. Se fijaron que muchas ciudades alemanas tienen la terminación «berg» o «burg»?

Bueno, esto se debe a que la palabra BERG en alemán significa «cerro».

Esto quiere decir que siempre que veamos la palabra berg nos encontraremos con algún cerro o que la misma ciudad se encuentra construida en el cerro.

Y que diferencia hay con «burg»?

Pues BURG significa castillo. Y cual es la diferencia con la palabra «Schloss» que también significa castillo?

Bueno, los Burg son tradicionales de la edad media, y en esta época lo principal era la protección. Los Burg fueron construidos con fin de proteger por lo que las ventanas son pequeñas, los muros muy muy gruesos y, casi siempre, se encuentran en algún cerro o altura para tener una mejor vista desde alguna torre y ver desde lejos quien se acerca.

Los Schloss aparecen mayormente después de la edad media, después del siglo 15, y eran castillos residencias, por lo que no necesariamente se encuentran en un cerro, tampoco tienen gruesísimos muros y se pueden ver grandes y multiples ventanas. Además enormes jardines pues la idea del castillo es demostrar la riqueza y poderío de sus habitantes.

Los Burg carecen de jardines y muchos contaban con un gran espacio «vacío» que era utilizado por los habitantes que ante ataques corrían al Burg a refugiarse.

Pero no debemos sorprendernos si encontramos Schloss con aspecto de Burg o con origines en la edad media, debido a que muchos de estos se convirtieron en Schloss con el paso del tiempo.

Una amiga una vez me dijo «podes ver un Schloss en un cerro pero nunca vas a ver un Burg que no está en un cerro», a pesar de que no sirva para el 100% de las circunstancias es un dato que siempre me ayuda a recordar si un sitio era un Schloss o un Burg.

Al costado de la iglesia encontramos un museo que dejamos la visita pendiente para la próxima.

El interior de la iglesia es austero pero se ven muchas de las imágenes recuperadas de los bombardeos.

La Basílica data del siglo 10 por lo que guarda mucha historia y fue testigo de muchos eventos.

El reloj solar

De aquí vamos a otra de las importantes atracciones de la ciudad, el reloj solar.

El reloj solar se encuentra en una plaza diseñada para este fin, pues podemos ver el reloj solar desde la base, al lado de la «manecilla» o subir al mirador de donde podemos tener una vista aérea y una explicación de su funcionamiento. Ademas un pequeño museo que al momento de nuestra visita se encontraba cerrado.

En la imagenes de abajo fíjense en las rayas que hay en el piso, no son simples diseños.

Según la pagina propia del Reloj Solar, esta es obra de un Club privado y fue instalado en el 2003.

Para que tengan una idea del funcionamiento de este reloj, las líneas que salen del centro son las horas.

Las líneas concéntricas, por así decirlo, marcan los meses en el año, empezando con la primera que marca el 21 de Junio y la última el 22 de diciembre. Las que se encuentra entre ellas corresponden a un par de mese, por ejemplo la segunda de abajo es la del 21 de mayo y 21 de Julio.

De las fotos de abajo vemos que estabamos allí cerca del mediodía, cerca del solsticio de verano en el hemisferio norte, el 21 de Junio.

Los relojes solares son más complejos de lo que parecen. Pues hay que tener en cuenta la posición del sol y el funcionamiento de nuestros relojes modernos. Un cartel nos explica lo que corresponde la sombra dependiendo de la época del año en que nos encontramos.

Mis felicitaciones a este Club y ojalá más clubs aportasen este tipo de atracciones a las ciudades. Solo imaginar cuantos niños se han interesado por las ciencias por atracciones como estas.

Les recomiendo agrandar la foto de abajo para ver mejor su funcionamiento.

Nos bajamos y en la imagen de abajo pueden ver la plataforma, a la derecha, sobre donde estábamos mirando el reloj solar que se ve a la izquierda.

Si se encuentran paseando por alguna ciudad alemana, no duden en entrar a la iglesias por más modestas que parezcan. La mayoría tiene fachadas con aspecto sencillo y sin embargo dentro pueden sorprender como es el caso de esta Iglesia de Nuestra Señora.

Como saben, en Alemania, especialmente en Baviera, abundan las cervecerías. Aschaffenburg no es la excepción. La tradicional Schlappeseppel cuenta también con un museo donde nos cuenta su historia que empieza allá en 1631 después de la Guerra de los 30 años.

La imagen de la cerveza es un cojo, y esta imagen tiene relación con el nombre, pues «der lahme Seppel», que significa «el cojo Meppel», que luego fue transformado a Schlappeseppel como el apodo de Joseph Lögler quien luego de quedar cojo se dedicó a hacer cerveza. La palabra Schlappe significa derrota. «Seppel» sin embargo es algo más complicado de traducir. Seppel es una especie de diminutivo de Joseph pero también es el tradicional nombre de marionetas por lo que la combinación de Schlappeseppel es más jocosa y autóctona que otra cosa.

La Schlappeseppel no es una cervecita de barrio. En el 2012 se llevó la medalla de bronce en el Mundial de la Cerveza de San Diego.

La cervecería se encuentra a pocos metro del castillo que es la principal atracción y símbolo de la ciudad.

El Schloss Johannisburg

Como pueden ver aquí nos encontramos con la terminación burg y la palabra Schloss. Esto se debe a que el actual castillo de estilo renacentista que vemos se construyó sobre un antiguo burg medieval.

Cuando entremos verán una torre de un estilo distinto al resto del castillo de color rojizo. Esta es la torre medieval del antiguo Burg.

Antes de entrar damos unas vueltas y podemos ver los senderos, el restaurant, el río al lado del castillo y toda la belleza natural del lugar.

Pueden ver la torre diferente?

El interior del castillo se encuentra abierto al público y cuenta con una galeria de arte y mucha historia. Pero la visita interior también queda para la próxima.

Así vamos terminando el recorrido.

Desde el castillo nos despedimos de este post y esperamos verlos la próxima.

Tenemos una nueva ciudad alemana que visitar! No se olviden de subscribir!

Deja un comentario en: “Aschaffenburg – Una ciudad de transbordo

  • diciembre 22, 2019 en 3:02 pm
    Permalink

    Me encanta la página…sobte todo porque nos muestra esta ciudad de una manera amena y bien explicativa. Felicitaciones…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook IconMeinewanderlust